Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz


Las 62 empresas almerienses de la 'Lista Montoro'

Emilio Ruiz

La Agencia Tributaria ha hecho pública la lista de los 4.549 contribuyentes españoles que a fecha 31 de diciembre del año pasado tienen deudas fiscales superiores al millón de euros. El importe total de deudas con la Hacienda Pública alcanza los 15.400 millones, una buena parte de los cuales corresponden a contribuyentes almerienses.

La relación de deudores nos ofrece una agradable sorpresa por partida doble. A nivel general, porque la cifra se ha rebajado en algo más de un 2 por ciento respecto a la del anterior y, respecto a la primera lista de 2015, el número de integrantes se ha reducido en torno a un 20 por ciento. A nivel particular, el que afecta a las empresas almerienses, hay que destacar el importante número de las mismas que ha abandonado la tan denostada lista de morosos, lo que quiere decir que han regularizado su situación fiscal, bien saldando la totalidad de la deuda o bien estableciendo acuerdos periódicos de pagos.
Las 62 empresas. Para una mejor lectura, pinche sobre el gráfico (Gráfico: La Voz de Almería)

Entre las empresas almerienses que han abandonado la ‘Lista Montoro’ y, por tanto, ha dejado de aparecer en la misma está Adra-Ejido Promociones, una empresa inmobiliaria que en el boom del ladrillo operaba en la zona de Adra y que el año pasado debía a la Hacienda Pública 1.024.473,14 euros. Igual camino han seguido las empresas de Huércal-Overa Mar Espín y Almerovera y las de El Ejido Aruka-Sur y la hortofrutícola Cehorpa.  De Roquetas de Mar han desaparecido de la lista las empresas Cheparius Construcciones y Corporación Industrial Playa, una de las empresas de Miguel Rifá, que debía 1.362.989,58 euros. La empresa de Macael Mármoles Tocho también ha regularizado su situación con Hacienda, igual que las almerienses Carver Almeriense, Aljibes de Jairán Compañía Almeriense de Desarrollos Inmibiliarios, Comunidad de Regantes Rambla Morales, Gestión Town-Planning Almería, Gestora de Viviendas Hábitat, Manubahi y Surtial.

La mayoría de empresas almerienses que aparecían el año pasado en la ‘Lista Montoro’ vuelven a aparecer este año. Muchas de ellas, lejos de reducir su deuda, la han incrementado. Significativos son los casos de empresas como Obrascampo, que debe 14.616.094,88 euros a la Hacienda Pública, cantidad a la que hay que sumar los 1.192.601,39 euros de su filial Obrascampo Almanzora. Miguel Rifá vuelve a aparecer por partida triple: con Hotel Almería (8.896.563,54 euros), con Sudafricana de Hoteles (5.842.431,09 euros) y con Predios del Sureste. Se da la circunstancia de que esta última empresa acumula la mayor deuda con Hacienda de entre los deudores almerienses, exactamente 27.521.041,89 euros.

La promotora inmobiliaria con importantes promociones en La Vega de Acá Staig, propiedad de los hermanos Díaz, no solo ha reducido su deuda en el último año, sino que la ha aumentado al pasar de 8.255.013,22 euros a 8.294.238,39 euros. El salto más cuantitativo en incremento de deuda lo ha dado la empresa de Turre Promociones y Servicios Integrados Turrre, que el año 2015 debía algo más de seis millones de euros y a final de 2016 debía 11.344.267,28 euros. En sentido contrario, la empresa de Roquetas de Mar Esbamar, la empresa que dirige José Martín Escudero, ha reducido su deuda de 4,39 millones a justamente la mitad, 2,19 millones.

Las empresas provinciales que este año se han incorporado a la ‘Lista Montoro’ son la almeriense dirigida por Antonio Góngora Castillo Grupo Inmobiliario Prourbal-Poniente, que alcanza una deuda de 3.957.305,58 euros; Hormigones Domingo Giménez, con algo más de un millón, y la promotora de Turre Vegapro, con importantes promociones en Vera y Garrucha, que tiene una deuda de 2.607.619,43 euros.

Independientemente de estas empresas almerienses que tienen deudas con Hacienda, son varias las empresas que se encuentran en la misma situación y que han operado en la provincia de Almería pero su domicilio social está en otro lugar. El caso más significativo es el de Key Mare, una empresa que en el boom de la construcción llegaba a vender anualmente 600 viviendas, principalmente en la playa de Vera. Su deuda alcanza la cantidad de 2.059.029,89 euros, a los que hay que sumar la deuda de su filial Key Mur, de 1.714.248,06 euros.