Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz


La última carta a Juan Goytisolo desde ‘su’ Chanca

Asociación de Vecinos La Traíña
La Chanca a mucha honra

➨ Una semana antes de su triste fallecimiento, Juan Goytisolo recibió una última carta desde La Chanca, su “ínsula solidaria” en Almería. En ella, los vecinos de La Traíña trataban de insuflarle ánimo con la autenticidad que sedujo al escritor hace más de medio siglo.

Querido amigo Juan, siempre te recordamos con emoción y cariño. Aquí en el barrio nos preguntan por ti y te desean (como te deseamos) una buena salud. También las niñas y los niños, con su alegría que todo lo llena, abrazándonos, nos dicen que esos abrazos son para ti, que te abracemos. Nos preguntan por su vecino Juan, a quien están agradecidos con el alma. Ya sabes el cariño y el encanto natural que tienen. Ellos son el mundo bien hecho (ahí, como tú dices, “en su ínsula solidaria”). Una mirada de vez en cuando a sus sentimientos limpios nos enseñan otros caminos para la armonía de la tierra. Que la gente mayor frecuente más la Escuela, que por allí se muestran todas las sendas posibles para el abrazo y la fraternidad. Y en nuestro barrio tus semillas dieron su fruto exuberante y soleado. Nuestro empeño es que tu magnífico legado literario sea conocido, con mayor hondura, también aquí, en tu lugar de pescadores.

Juan Goytisolo, en La Chanca

Una maestra, que es un torbellino de creación, Aurora Bolívar, ha impulsado en el Colegio de La Chanca una Asociación Infantil. ¡No puedes imaginar las conferencias que preparan los niños y niñas, la fuerza, la gracia y claridad de ideas que tienen!  Tenemos que contarte que el libro La Chanca, un cambio revolucionario, escrito por Pepe Criado, con tu bellísimo prólogo, va abriéndose paso por muchos lugares del país. Además de las presentaciones en La Chanca y Almería, hemos estado en Granada, Madrid, en Barcelona –con cinco presentaciones, una de ellas en la Universidad de Bellaterra- y hace muy poco ha sido fantástica la de Marinaleda. El trabajo de La Chanca, nos dicen, muestra que las transformaciones cuestan mucho esfuerzo, pero que son posibles. Todo ello a pesar de los silencios de los medios, que tratan de ocultar el vigor de los pobres y hasta dónde puede llegar la gente humilde, cuando se empeña –de manera terca- en mejorar su realidad.

Juan, este año es el 40 aniversario de La Traíña, y queremos tener para ti y para nuestro querido y recordado José Ángel Valente un gesto sencillo y hondo de agradecimiento. Y que las lectoras y lectores se adentren en vuestro árbol fascinante. Mucho nos gustaría tenerte entre nosotros, y que disfrutaras de tu hermosa gente de La Chanca; aunque sabemos que tienes que cuidarte mucho. Ojalá que tu salud mejore cada día más. Te deseamos siempre lo mejor, con un abrazo fuerte, muy fuerte, amigo nuestro.