Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz


García Lorca multa a la presidenta de Amigos de la Alcazaba

Juan Torrijos
Periodista

Jamás pensé que Andrés García Lorca llegara a multar a una asociación como Amigos de la Alcazaba, y todo por una pacífica manifestación en el paraje del Chuche. No se cortó el tráfico en ningún momento, no se tomó por asalto la vía pública, unas cien personas se acercaron a donde ellos entienden que se ha cometido un atropello contra la cultura de los almerienses, y con una pancarta desplegada en la zona exigían la toma de conciencia por parte de la Administración competente. A esa concentración unieron una foto que repartieron en los medios de comunicación. Y vuelta a casa. ¿Alguien puede pensar que se estaba cometiendo un delito?

¡Multada! (Foto: Amigos de la Alcazaba)

Sí, aquellos viejos gobernadores civiles que se creían dueños de las calles, de las haciendas y hasta de los pensamientos de los ciudadanos. Aquellos viejos gobernadores que prohibían y multaban si no te vestías como ellos y sus normas querían. Aquellos viejos gobernadores que cuando se reunían más de cuatro ciudadanos creían que ya estaban hablando y mal del Gobierno. ¡Qué pena, Andrés! Doscientos euros de multa a la presidenta de Amigos de la Alcazaba, María Teresa Pérez, es la contestación del Gobierno a la manifestación comentada. Y todo, según el Gobierno Civil (habrá que volver a llamarlos así), porque no se pidió permiso para llevar a cabo la citada concentración.

Don Andrés, ¿cuando los sindicatos se manifiestan en la calle, delante de sus oficinas, en protesta por la muerte de un trabajador, le han pedido a usted el obligado permiso para ello? Llevan también su pancarta de protesta. ¿Cuando los políticos salen a las calles en sus minutos de silencio a protestar por lo que crean oportuno, le han pedido a usted el obligado permiso? Cierto que aquí no salen con pancartas, no son capaces de ponerse de acuerdo entre ellos. Lamentable que la contestación a la concentración del Chuche haya sido una multa a la presidenta de una Asociación que lucha por defender algo tan grande como es el patrimonio de los almerienses, empezando por la Alcazaba, ese monumento que tienen abandonado los políticos de ayer y de hoy, los rojos y los azules.

He hablado con algunos socios y no les va a doblegar, don Andrés. Puede seguir poniéndoles multas. Ellos seguirán levantando sus voces y sus pancartas contra ustedes, unos políticos que están más por multar que por defender.