Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

María y Antonio, los nombres más comunes en Almería

Eva de la Torre
Periodista

Los usos y costumbres en cuanto a los nombres de pila de los almerienses se mantienen casi inalterables y aquellos más tradicionales siguen siendo los más frecuentes. Así, María y Antonio encabezan las preferencias, de forma que 34 de cada mil mujeres y 41 de cada mil hombres tienen ese nombre en la provincia, según la información publicada por el Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía, con datos a 1 de enero de este año. En los siguientes puestos aparecen María del Carmen, Carmen, Isabel, María Dolores, Dolores y María del Mar; en el caso de las chicas. Entre los hombres, son Francisco, José, Manuel, Juan, José Antonio y Miguel los que ocupan los primeros puestos. En el lado opuesto de la lista, como los menos frecuentes aparecen los nombre de Noelia, Natalia y Sara; para las mujeres; e Iván, Enrique y Salvador, para los hombres.

Los apellidos más frecuentes

Como en otras ocasiones, lo que despierta más interés de este informe es el reparto de los nombres por municipios, revelando la tendencia existente en los distintos territorios a la hora de bautizar a los niños. En cuanto al reparto de los nombres de mujer dentro de la provincia, si María aparece en todas las comarcas casi por igual, las ‘Carmenes’ se concentran en municipios como Tabernas, Pechina, Gádor o Fondón, sin que sea mayoritario en ningún pueblo costero, como cabría esperar. En la capital, al igual que, por ejemplo, en Adra, triunfa Mari Carmen; mientras que Encarnación arrasa en Berja y María Dolores lo hace en Dalías.

En cuanto al reparto de los nombres masculinos, además de los ‘Antonios’ que hay por todo el territorio, se concentra muchos ‘Franciscos’ por el Poniente, como en El Ejido, y algunos municipios del Levante como Antas o Turre y en el de Albox y Taberno, en el Almanzora. Rafael es el nombre más común en Tabernas y Juan lo es en Huércal-Overa, Oria o Sorbas. Respecto al conjunto de Andalucía, si bien Antonio, al igual que en Almería, es el más común entre los hombres, entre las mujeres no hay coincidencia y es y María del Carmen el nombre que más abunda en el conjunto de la comunidad autónoma.

En cuanto a la distribución geográfica, Antonio es el nombre más utilizado por los hombres residentes en las provincias orientales y Manuel en las provincias más al oeste. En el caso de las mujeres, María del Carmen es el más utilizado en cuatro provincias (Cádiz, Córdoba, Granada, Sevilla) y María en las otras cuatro (Almería, Huelva, Jaén y Málaga).

Entre los nombres emergentes hay varios perfiles diferenciados. Por un lado están las abreviaturas o adaptaciones de nombres ya existentes como Lola, Leo o Alex. Otros nombres con un gran crecimiento en los últimos años son Alma, Jimena, Triana, Valeria y, sobre todo, Hugo. También han idos escalando puestos nombres extranjeros o adaptaciones al castellano como Noa, Dylan, Thiago, Enzo, Izan o Salma, así como los de origen vasco como Iker, Leire o Aitana.

El informe también recoge los apellidos que dominan en las provincias andaluzas y, en el caso de Almería, son muy, muy castellanos. El más común de todos es García seguido muy de cerca de López, esto, si se contabilizan todos, independientemente de si van de primer o de segundo apellido. Pero si tenemos en cuenta su posición, en Almería el primer apellido más común es López, mientras que García es el aparece como segundo apellido con más frecuencia.

Tras estos dos acaparadores, los más abundantes son  Martínez, Fernández, Sánchez y Rodríguez, seguidos de Pérez. Como se aprecia, los seis primeros puestos los ocupan apellidos de origen castellano, todo ello derivado de la colonización de ciudadanos de las Castillas tras la expulsión de los moriscos. En cuanto a su distribución geográfica, los García ocupan la capital, Níjar, el Levante, así como extensas zonas del interior. Los López se encuentran más distribuidos y, los Martínez dominan los pueblos del norte de la provincia. En el lado opuesto, nos encontramos con que Belmonte, Amador, Garrido y Manzano son los apellidos menos frecuentes.

En lo referente al conjunto de Andalucía, la evolución de los apellidos tiene un  comportamiento más estable en el tiempo y en el espacio. Así, el más utilizado y extendido continua siendo García, al igual que en la provincia almeriense.