Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz


La disolución del IEA

Kayros
Periodista


En estos tiempos en que ya no nos extraña casi nada, me entero de que se ha iniciado el procedimiento para la disolución del Instituto de Estudios Almerienses (IEA) ¡Con lo que costó montar este artefacto jurídico-cultural! ¡Y con los frutos que ha dado al relato del saber almeriense! Poco más o menos ahí estaban representadas todas las mentes que pintaban algo en esta provincia desde la cultura.

Sede del IEA

Es verdad que últimamente aparecería como una institución desdibujada ya fuera por el cansancio y el envejecimiento del personal, ya fuera por la injerencia de los partidos políticos. El caso es que el IEA parece haberse arrepentido de ser lo que era volviendo de nuevo al cajón de sastre de la Diputación cuando estamos discutiendo a nivel nacional la utilidad o no de las Diputaciones como formatos administrativos de otro tiempo.

Yo estuve hace años al servicio del Consejo Editorial y allí aprendí que no todo se publicaba así porque sí. Había que hilar fino, calibrar el estado de la investigación. Someter los textos a la critica del especialista. Votar su aceptación en el Consejo lo que no era fácil porque, como saben, había dos teorías sobre política cultural. Unos miembros partían del hecho de que se publicase lo netamente almeriense, mientras que otros defendían el valor de la cultura sin barreras. Aquí estaba la dificultad de escoger porque aparecía siempre ese prejuicio localista de que lo bueno es lo nuestro aunque fuese un cacharro viejo o una fuente seca de los tiempos de Maricastaña.

"La cultura resulta cara para los que no tienen escrúpulos en gastarse mil euros en una botella vino, sobre todo cuando esos mil euros proceden del erario público"

No quiero ni pensar lo que puede pasar ahora cuando pasemos a depender de la Diputación como si fuéramos un museo etnográfico o una fiesta de moros y cristianos. Quiero pensar que llegamos a estas estrecheces porque no hay dinero en los presupuestos. Si lo analizan bien siempre pasa lo mismo. La cultura resulta cara para los que no tienen escrúpulos en gastarse mil euros en una botella vino, sobre todo cuando esos mil euros proceden del erario público. Como dice el portavoz socialista Juan Antonio Lorenzo el Gobierno de España nos debe mucho dinero y muchas inversiones. Lorenzo afirma, además, que se está robando el futuro de los almerienses en connivencia con los responsables políticos del PP.