Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz


Se han empeñado en que Galasa salte por los aires y lo conseguirán

Juan Torrijos
Periodista

Me cuesta trabajo entender lo que viene ocurriendo en la empresa pública de aguas Galasa. La izquierda almeriense, que fue la que la creó y la hizo la joya de la corona, ahora la quiere mandar por el sumidero. La culpa para ellos, más que evidente, el capitalismo que defiende el equipo del PP en la Diputación. Y pueblos del PP que están con la izquierda: echar a Galasa por la tubería, ¿qué defienden o esperan de la empresa? Podrían decir desde el Partido Popular que es una operación política de Adela Segura en contra de Gabriel Amat si no fuera por algunos pueblos comandados por alcaldes populares, pero al estar estos en la misma acera de los socialistas, andan callados como muertos.

¿En liquidación? (Foto: Actualidad Almanzora)

Lo único real es que entre los dos grandes partidos, PP y PSOE, se pueden cargar una empresa pública. Que lo haga la derecha parece lo lógico, que lo produzca la izquierda ya no lo es tanto. Los pueblos tendrán que adjudicar su servicio de agua, y esos caerán, casi con toda seguridad, en manos de empresas privadas. Por cierto, ¿pagarán comisiones estas empresas a los políticos que les adjudiquen el servicio? Es la pregunta que nos hacemos cuando vemos la corrupción galopante que se vive entre nuestra clase política.

Dicen los socialistas que el ¡ay, de Galasa! hay que achacarlo a los populares de la calle Navarro Rodrigo. La posición de algunos pueblos del Almanzora-Levante almeriense con alcaldes populares así lo dan a entender. O Javier Aureliano les hace cambiar de opinión y posición o van a dejar a la Diputación a los pies de los caballos socialistas.

"Los dos hombres más importantes del PP, Gabriel Amat y Javier Aureliano, se ven envueltos en lo que puede ser la desaparición de la empresa pública de agua más importante de la provincia"

En momentos tan tensos para el PP y con un congreso provincial a la vuelta de la esquina, los dos hombres más importantes del partido, Gabriel Amat y Javier Aureliano, se ven envueltos en lo que puede ser la desaparición de la empresa pública de agua más importante de la provincia. No es buen aval para las dos personas que quieren seguir mandando en el primer partido de la provincia. Si no logran evitar la caída de Galasa, ¿les ven ustedes con capacidad para mantener el crecimiento futuro de esta provincia?

El fastidio de la historia es que venimos escribiendo de ella desde hace años. Va a ser vedad que todo lo que tocan los políticos al final se hunde, y los paganinis, como siempre que andan en medio ellos: los bolsillos de los ciudadanos.