Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz


Lo que le espera a Susana Díaz

José-Tomás Cruz Varela
Articulista

Huelga la encuesta de Sigma Dos para pronosticar el desastre que le espera a Susana Díaz, suponiendo que llegue a presentar su candidatura, toda una osadía, a las primarias del PSOE para optar a la Secretaria General.  Imaginarla como candidata a unas elecciones generales resultaría esperpéntico. Su indecisión actual no obedece a ninguna estrategia en concreto, sino a un justificado terror reverencial a fracasar rotundamente en base a su personal ambigüedad, carencia de preparación  y manifiestas limitaciones.

Susana Díaz

Efectivamente la actuación anterior de Pedro Sánchez resultó detestable, pero aún así, tras su período de reflexión posterior, le sitúan a años luz de la citada Díaz y, algo menos, del simplón Patxi López, cargado de ilusión y buenas intenciones para nada más. Sin la menor duda, hasta hora, Sánchez es el candidato con mayores posibilidades, aunque lo suyo sería que apareciesen otros nombres con mayor preparación distintas características que los hay dentro de la formación.

Si a las reflexiones anteriores sobre doña Susana se le añade su desastrosa y nula gestión a cargo de la Comunidad Andaluza refrendada por un inadmisible desempleo y despilfarro económico, la opción de su candidatura constituirá un error garrafal. Lo suyo sería el haber aprovechado el reciente sondeo de opinión para preguntar a los andaluces que cualidades adornan y le encuentran a su regidora para seguir manteniéndola como presidenta de la Comunidad. Andalucía demanda a voces otro tipo de liderazgo que se ocupe y preocupe de sus grandes problemas, repudiando el repugnante populismo y clientelismo con el que conviven.

Ante tal panorama, Pedro Sánchez ha modificado su estrategia, bajo el pleno convencimiento de que el PSOE necesita una política de izquierda más agresiva y perfectamente definida y mantenida, erigiéndose en responsable de la oposición y previo un baño de humildad si pretende aspirar al Gobierno de la Nación en el futuro.

Sus apariciones públicas cada vez son más reiterativas y hueras de propuestas políticas concretas y eficaces

Retornando a la crítica situación de la presidenta actual, continúa navegando en la nada porque nada aporta. Sus apariciones públicas cada vez son más reiterativas y hueras de propuestas políticas concretas y eficaces. Su escaso prestigio va de mal en peor por diversos motivos, entre los que destaca y con razón las aceradas críticas sobre la Sanidad pública, unido a la difusión en todos los medios sobre el agujero  de los 4.700 millones de euros por su más que cuestionable administración.

Hay quienes opinan que quizá aproveche unos días antes al 25 de marzo, fecha en que se presentará la Conferencia Política del Congreso para dar el paso, si bien se encuentra sumida en un mar de dudas por su temor e inseguridad para ejercer de Secretaria General del PSOE y lo que ello representa, con el agravante de que deberá decidir si abandona o no la presidencia de la Junta, pudiendo suceder que pierda ambos cargos….

La incomprensible postura sobre su presentación a las primarias no beneficia a nadie y si generando inestabilidad entre sus propios militantes. Los socialistas necesitan con urgencia un partido cohesionado, organizado y fortalecido en todos los aspectos, lo que indefectiblemente repercutirá en la mejora de nuestra democracia.

Convendría insistir en que en estas primarias se trata de elegir un cargo de gran responsabilidad a nivel nacional, de un partido centenario que ha gobernado más años nuestro país desde que se implantó la democracia...¡Tiempo al tiempo!