Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

La Libertad de Prensa es desengrasante

Jose Fernández
Periodista

Créanme que les retribuyo nada más que con mi inquebrantable afecto, pero ni la más cara agencia de comunicación resultaría más eficaz a la hora de promocionar mis columnas que la joint-venture que han establecido la concejal socialista Inés Plaza y la comunista Amalia Román, instaladas desde hace unos días en el empeño de dar a conocer mis opiniones hasta el infinito y más allá. Mi agradecimiento por ello.

Desengrasante

Ahora, mi pareja de propagandistas favoritas quiere que el mundo entero lea y relea mi reciente artículo publicado en La Voz de Almería sobre la carrera de la mujer y la letra reguetonera con la que intenté glosar (empeño inabarcable) el alcance de sus sesudas críticas al evento deportivo. Por si no lo han leído, luego volveré a colgarlo en mis redes sociales. Pero no nos desviemos. Dicen las señoras que yo no puedo opinar a título personal porque trabajo como asesor de comunicación del Grupo Municipal del PP. ¿Acaso publiqué la columna en un órgano oficial del Ayuntamiento? Es decir, que según estas dos campeonas de la libertad de expresión, debo anular mi capacidad de emitir juicios o valoraciones en todas partes: en el periódico que me ofrece su espacio como columnista, en mis propias redes sociales personales y no sé ya si hasta cuando esté con amigos. “Nos quieren calladas”, que dicen las feministas.

"Si lo que se dice me gusta o favorece, eso es libertad de expresión. Si no es así, debe ser prohibido o censurado"

Hay que entender que el concepto de la libertad de prensa funciona, para algunos y algunas, de un modo muy simple: si lo que se dice me gusta o favorece, eso es libertad de expresión. Si no es así, debe ser prohibido o censurado. ¿Y eso es así para todos? Pues no. La prohibición de las campeonísimas de la igualdad es sólo para mí. En La Voz de Almería escriben funcionarios de la Junta, ex alcaldes del PSOE y también asesores de comunicación del PSOE e IU. Jamás me leerán o escucharán exigiendo que sus voces sean censuradas, por mucho que digan de mí lo que a veces dicen. La libertad de prensa es el desengrasante de la democracia, señoras mías. Para lo demás están los tribunales ordinarios de Justicia.