Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

El PITA, ignorado

Armando García
Periodista

Ahora que cunde la sensación de que el Gobierno de España no tiene a Almería entre sus prioridades de inversión después de saberse que el dinero de nuestro Corredor Mediterráneo se ha ido a otra parte salen a la luz nuevos detalles que justifican ese regomello colectivo con el que los almerienses miramos a las altas instancias de Madrid. Cualquier visitante ocasional de nuestra tierra que tenga a bien atravesarla longitudinalmente siguiendo el itinerario de la Autovía del Mediterráneo pasará por delante del PITA sin saber que es un parque tecnológico.

PITA

Nada lo indica. Ni señal ni indicación alguna en los paneles informativos de la autovía que hagan pensar que allí al lado hay una tecnópolis que tiene previsto acoger a 255 empresas y dar empleo a 12.400 personas cuando esté a plena ocupación. Hasta el momento, la única información que reciben los que circulen por la Autovía del Mediterráneo cuando se aproximan al PITA es que pueden ir a la barriada almeriense de El Alquián, pero ni rastro de 'tecnópolis' ni de 'parque tecnológico' en las señalizaciones de esta importante vía de comunicación.

"En otros sitios de España y de Andalucía, los parques tecnológicos se anuncian en las carreteras con el mismo interés que los hospitales y que las bases militares"

Es cierto que los gestores del PITA intentaron hace años compensar esta desinformación colocando un gran panel informativo en primera línea de su perímetro, pero su alcance es limitado. En otros sitios de España y de Andalucía, los parques tecnológicos se anuncian en las carreteras con el mismo interés que los hospitales y que las bases militares. No es de recibo que la única tecnópolis almeriense, inaugurada en 2011 pero parida en 2002, sea condenada a la ignorancia por nuestros mandatarios.

Cualquier foráneo que llegue por estas tierras y desde la autovía pose un momento la vista en la urbanización del PITA no verá más allá de un gran edificio blanco con el rótulo de una entidad financiera, otros edificios que no están suficientemente identificados a tanta distancia y algunas construcciones aledañas que pueden evocar al visitante la imagen típica de un polígono industrial.

Que en tantos años ninguna administración haya corregido esta ausencia de señalética en la A7 es una grave falta de respeto a uno de los escasos catalizadores provinciales de la innovación y el emprendimiento como es el PITA, cuya sociedad gestora está participada por la Junta de Andalucía, la comunidad universitaria e importantes entidades financieras, entre otros. ¿De verdad nadie se ha dado cuenta?