Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz


Con la carrera se montó la gosadera

José Fernández
Periodista


Continúa el episodio de padecimiento sobrevenido de la concejal socialista Inés Plaza, que a pesar de no estar presente en la Carrera de la Mujer por la Igualdad, ha sido víctima de soponcios de toda índole. Apunto el dato por si resulta del interés científico de alguien. Ahora, a su conocida molestia por los regalos entregados por los patrocinadores de la carrera, se añade otro síntoma inquietante: también lo pasó mal porque en la megafonía ambiental sonó reguetón.

Inés Plaza

Para doña Inés, ese género es inapropiado “por machista” (sic.) Y aunque podría compartir el análisis, más inapropiado es meterse con la legión de seguidores de este estilo, que no perdonan ni una. Así que, en aras a la utilidad pública de esta columna, brindo a la edil una letra reguetonera, libre de copyright, para que pueda trasladar su mensaje con más “flow”:

Escúchame Ramón
atiende mi explicación
me resulta irritante
que tú des desengrasante
a la mujer participante.
Y mi protesta te formulo
porque eres papichulo.
No me pondré zapatillas
si a la hembra así humillas.
Prefiero mis tacones
para hacer declaraciones
y así no me resbalo
criticando tu regalo.
Escucha ya, Ramón
debes pedir perdón
por tu apuesta imprudente
de donar un detergente.
Ningún papi me domina
porque esta mami te fulmina.
A mí me gusta la gasolina
me gusta la gasolina.
Ya tú sabes, papi, que esta mami no frota
y mi voz así te azota.
Te doy duro, te doy duro
y te tumbo sobre el piso
tu política censuro
y haz caso de mi aviso.
Susana me lo regaló
Perez Navas me lo confirmó
Vícar ya repicó
que del PSOE somos tú y yo.
Y un arroz con habichuelas
de la Chanca somos tú y yo.
La cosa está divina
el detergente no elimina
la prepotencia masculina
y me sube la bilirrubina.
Amalia me lo confirmó
a su manera, despelucada
un vallenato
desesperado
con un Mini que me lleva a todos lados.
Y no me gusta y no me mola
el reguetón
en la gramola
por machista y abusón.
Con la carrera
con la carrera
se formó la gosadera.