Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz


Miguel Sánchez Bujaldón, Enfermero del Año

María Medina
Periodista

Miguel Sánchez Bujaldón es un enfermero vocacional. Su vocación es, además, apasionada si se trata de enfermería en Salud Mental. Lleva 35 de sus 57 años dedicado a la atención de pacientes de Salud Mental en Almería y 17 de ellos como docente en la Facultad de Ciencias de la Salud de la UAL. Acaba de ser reconocido como “enfermero del año” (2016) por sus propios compañeros. El reconocimiento, otorgado por el Colegio  Oficial de Enfermería de Almería, se entrega coincidiendo con la fiesta del patrón de enfermería, que este año se celebrará el 10 de marzo.

Miguel Sánchez Bujaldón, Enfermero del Año

Los colegiados han respaldado la propuesta de Miguel Sánchez Bujaldón, nacido en Los Gallardos, de forma “masiva”, apunta la presidenta del Colegio, Mari Carmen del Pozo. Fue precisamente ella, señala el galardonado, quien le trasladó la noticia de su reconocimiento. “No me lo esperaba y me hace mucha ilusión”, dice, a la par que hace cábalas sobre cómo puede se que tanta gente se haya acordado de él para este galardón. “He dado clases en la Universidad a muchos enfermeros. Creo que esa es la clave para que me hayan votado”, razona. Lo que es seguro, y todos reconocen en el marco del colegio de enfermería, es que “Miguel es muy querido por todos”.

Él, agradecido, prefiere hablar de la Unidad de Rehabilitación de Salud Mental en la que trabaja. Se reconoce “orgulloso” de haber participado, de alguna manera, en la “reforma” que se ha desarrollado en esta área sanitaria, Una reforma que ha vivido “en primera persona” y que, fundamentalmente, “ha sacado a los enfermos de los psiquiátricos y les ha dado las herramientas necesarias para que desarrollen un proyecto de vida elegido libremente por ellos mismos. Tienen el mismo derecho que cualquiera”, dice.

Y en esta labor está Sánchez Bujaldón, que apuesta por la normalización de los pacientes de Salud Mental y por una sociedad sin estigma. Su forma de ver la enfermería, comenta, es “más del modelo humanista” y ese aspecto le llevó, entre 1987 y 1989 a cursar la especialidad enfermera en Salud Mental. Una de las primeras especialidades en desarrollarse por las propias especificidades de la atención sanitaria en este ámbito.

Y una especialidad que hace que los profesionales estén “aún más motivados”, si cabe, a la hora de desarrollar su trabajo. Un trabajo que, además, “redundará en un aumento de la calidad de los cuidados que se prestan a los pacientes de Salud Mental y a sus familiares”. No se cansa, Sánchez Bujaldón, de recordar que en la rehabilitación y la recuperación van “en el mismo barco, profesionales, usuarios y familiares”.

Confía, además, en una administración sanitaria “más receptiva” de cara al desarrollo de las especialidades enfermeras. No se explica cómo, hasta la fecha, la administración realice un esfuerzo para formar especialistas y después no revierta ese gasto en unas plazas adecuadas a cada una de las especialidades. Con las ventajas que esto, dice, supondría a la hora de mejorar los cuidados. Sánchez Bujaldón sólo se “alejó” de Salud Mental por poco más de un año, que fue el tiempo que estuvo dedicado profesionalmente a la gestión de calidad en el Complejo Hospitalario Torrecárdenas.

Sin bata blanca Volvió después de ese impass a la Bola Azul, y siempre se ha mantenido al pie del cañón en Salud Mental, donde acostumbra a trabajar sin bata blanca, al igual que el resto de sus compañeros de unidad. “Tratamos de romper barreras entre el sanitario y el paciente”, insiste. De hecho, en las unidades de rehabilitación y de recuperación, las puertas “están siempre abiertas”.

El Colegio Oficial de Enfermería de Almería ya ha empezado a preparar el programa de actos para conmemorar su patrón. Será el 10 de marzo y, además de entregar el galardón al ‘Enfermero del año’, que ha recaído en Miguel Sánchez Bujaldón; los colegiados nombrarán colegiados de honoríficos y “premiarán” el trabajo de los enfermeros que cumplen 25 años de colegiación, además de a quienes se han jubilado a lo largo del último año. 

Los actos centrales de la fiesta se centrarán, como en años anteriores, en la sede del órgano colegial en la avenida Pablo Iglesias de la capital. Este año, además, los enfermeros almerienses pondrán en valor el Congreso Internacional de la Enfermería que se va a celebrar en España y en el que van a participar, al menos, media docena de almerienses.