Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz


Lamentable estado de la calle Ronda del Oeste de El Ejido

Tomás Elorrieta
Secretario General del PSOE de El Ejido

El PSOE de El Ejido, ante las reiteradas quejas que ha recibido de vecinos de la calle Ronda del Oeste, en Ejido Norte, ha constatado la presencia de solares convertidos en vertederos, así como de parques y zonas urbanizadas en las que se acumulan los desechos de todo tipo por falta de limpieza y mantenimiento. Ante esta situación, pedimos al equipo de Gobierno que tenga en cuenta a los vecinos de este entorno y solucione este problema.

Una calle abandonada

En nuestra visita a la calle Ronda del Oeste nos ha sorprendido el grado de abandono en el que está esta zona, y la patente desidia del Ayuntamiento. Hay solares que se están utilizando como vertederos de escombros de obras y de todo tipo de material de desecho. Y hay otros, uno de ellos de titularidad municipal, según los vecinos, que se están utilizando como talleres clandestinos, en los que se realizan pequeñas reparaciones en vehículos para después tirar por allí todo lo que sobra.

Los residentes en esta calle denuncian también problemas de inseguridad diversos, como intentos de ocupación de viviendas, incluso estando sus propietarios dentro, conductores de coches realizando maniobras peligrosas, motoristas que convierten los solares en pistas de motocross, jóvenes que realizan botellón con la música a todo volumen… Todo esto se completa con un problema de higiene y mantenimiento que, según nos han asegurado, ha derivado en la aparición de ratas y culebras. Y es que a simple vista se ve que los árboles y las aceras de esta zona del municipio no están incluidos en el programa de mantenimiento de DUE, y a consecuencia de ello en algunas zonas la hierba de las aceras ha crecido tanto que podría llamarse arbusto.

Otro de los problemas de la zona es que el camino rural que pasa por detrás de las viviendas se ha desmoronado a consecuencia de las lluvias, y ahora, cada vez que llueve, el agua, en lugar de terminar en un descampado como sucedía antes, va directa a la calle, llenándola de barro y haciéndola impracticable.

Los vecinos, según nos han contado, han registrado ya veinticinco instancias en el Ayuntamiento para exponer todos los problemas que tienen. Y están también cansados de llamar a la Policía Local cada vez que advierten alguna irregularidad. Pero lo peor no es que ellos estén cansados, sino que la Policía Local también está cansada de acudir a sus llamadas por falta de recursos para poder actuar.

A nosotros nos entristece profundamente ver que un desarrollo urbanístico como ese, que podría tener mucho futuro porque su ubicación es muy buena, está abandonado a su suerte. Por eso, pedimos al concejal de Obras Públicas que se dé una vuelta por allí con su jefe de área y resuelva los problemas de mantenimiento, limpieza y pluviales que padece la zona, y al responsable de la Policía Local, que analice la situación en la que se encuentra este barrio para ver qué medidas se pueden tomar para resolver los problemas de inseguridad que se están generando allí.