Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz


El Corte Inglés busca una salida para su tienda de El Ejido

Juan Folío
@opinionalmeria

El Corte Inglés cerrará este mes de febrero el ejercicio económico de 2016, en el que ha conseguido salvar los muebles con un incremento del 34% de los beneficios netos, aun cuando la cifra de ventas evolucionó más lánguidamente y registró un mínimo aumento del 4,3% sobre 2015, según un amplio informe que publica El Confidencial, firmado por José Antonio Navas y Agustín Marco. La razón principal de esta situación, que impide al grupo recuperar los niveles anteriores a la crisis, reside en el lastre de alrededor de una cuarta parte de centros comerciales que registran cifras constantes de pérdidas y cuya solución natural pasa necesariamente por medidas drásticas, como pueda ser la venta o, en su defecto, el cierre definitivo y la consiguiente liquidación del negocio. Uno de esos centros es el de Ele Ejido, abierto en 2010.

Corte Inglés de El Ejido


La tabla de salvación que maneja El Corte Inglés en este tipo de instalaciones edificadas sobre amplias extensiones de superficie pasa por replicar, según El Confidencial, un nuevo modelo de 'outlet', apoyado en el prestigio indudable de la propia marca, que ayuda a mantener la tendencia de moda en colecciones que ya se han pasado de temporada. De este modo, los estrategas del negocio tratan de obtener una segunda oportunidad para el ciclo del producto, en tanto que los jefes del cuartel general en Hermosilla confían en dar nueva vida a casi una veintena de centros que, de otra manera, tendrían que ser definitivamente descatalogados de la extensa huella comercial con que la empresa vertebra España. En juego hay miles de puestos de trabajo.

De los 21 centros de El Corté Inglés que se encuentran en pérdidas, seis están en Andalucía. Son, además de el de El Ejido, abierto en 2010, los centros de Bahía Málaga (2005), Costa Mijas (2006), Algeciras (2002), Bahía San Fernando (1992) y San Juan de Aznalfarache (1993).