Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz


Significados reales del ‘desbloqueo’

José Fernández
Periodista


No hacía falta ser un consumado adivino o un pronosticador infalible como para acertar, tal como escribía ayer, que el término “desbloqueo” iba a florecer, como alegre precursor de la primavera, en los titulares que reflejasen la esperada y mediática entrevista de trabajo entre el alcalde de Almería y la presidenta de la Junta de Andalucía. Es decir, que no pretendo tomar crédito como clarividente ni como visionario.

"Conozco el modo en que la prensa se abizcocha y enternece con presencia viva de esa fuerza de la naturaleza trianera que es Susana Díaz"

Es que ya he vivido esta situación varias veces en el transcurso de los años y conozco, por tanto, el modo en que la prensa se abizcocha y enternece con presencia viva de esa fuerza de la naturaleza trianera que es Susana Díaz, y cómo se orilla, quizás como homenaje a su hermoso barrio, la precaución informativa de sostener los compromisos con plazos contantes y sonantes, de modo que no queden como promesas vacías perfumadas, eso sí, de altas torres y aires de naranjales, como escribió Lorca del Guadalquivir sevillano.

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, con el alcalde de Almería, Ramón Fernández-Pacheco

Pero volvamos al desbloqueo mágico de los problemas pendientes. Hagamos el ejercicio de no pensar en lo que se abrirá sino en lo que estaba y sigue cerrado. ¿Se bloquean las cosas de manera involuntaria? Todo lo contario. Nada se bloquea por iniciativa propia, sino porque alguien decide bloquear algo. Fijémonos en los significados del término “bloquear”: “interceptar, obstruir o cerrar el paso./ impedir el funcionamiento normal de algo./ dificultar, entorpecer la realización de un proceso”. Gracias a la Real Academia, se comprende mejor el alcance de la acción que ha mantenido la Junta de Andalucía con Almería en muchas cuestiones que, hace 48 horas y gracias al anuncio de la presidenta Díaz, se van a desbloquear.

Y ojalá sea así, pero uno ha vivido ya demasiadas jornadas de pirotecnia en las portadas como para deslumbrarme por el nuevo anuncio de una nueva merced. De que tengamos que estar muy agradecidos por el reinicio de las obras de un hospital que debería estar funcionando desde 2011 ya hablaré otro día, si consigo superar la pereza que me produce pensarlo.