Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz


Indalecio, a lo suyo

Miguel Ángel Sánchez
Director de Radio Actualidad

Indalecio Modesto, concejal de Ciudadanos en Cuevas del Almanzora y, merced a su papel bisagra en la Corporación -8 PP y 8 PSOE-, representante municipal en el Consorcio de Basuras, optó el viernes por abstenerse en la votación de nuevo presidente, facilitando que el PP siguiese al frente de este organismo que se ocupa de los residuos urbanos de 160.000 personas en más de 40 pueblos. La controversia surge porque Indalecio se había comprometido la tarde antes de la votación con el candidato del PSOE, el alcalde de Arboleas, al cual le estrechó la mano entre los aplausos de los componentes de las dos delegaciones negociadoras.

El acuerdo se respaldó con un documento firmado del que se hicieron tres copias. Dos se las quedó Indalo y la otra el regidor de Arboleas, que requerido en un aparte por Indalecio acabó dándosela también porque el cuevano esgrimió que faltaba la firma de la coordinadora provincial de Ciudadanos, sin cuya rúbrica el documento no tenía validez.

Indalecio Modesto

Total, que el PSOE no tiene la prueba del acuerdo aunque testigos los hay suficientes como para saber que el compromiso fue adquirido. La abstención, que sorprendiendo a todos a nadie cogió realmente por sorpresa, se justifica en que no le propusieron para vicepresidente, extremo que no estaba recogido en el acuerdo. Pero Indalo echa mano a otro pacto anterior tomado por las direcciones de los dos partidos en Sevilla en el que, según él, sí se contemplaba le plaza de número dos para Ciudadanos, es decir, para él mismo. Ese documento no lo ha visto nadie y, si existe, lo guarda también el concejal a buen recaudo junto a los tres ya citados.

Como es normal, en los pasillos de la política de la comarca se ha formado un buen revuelo que puede dar con los huesos de Indalo en el grupo de los no adscritos expulsado por su partido –eso esperan el resto de sus compañeros en la comarca-, lo que truncaría lo que para muchos es la segunda parte de la obra: una moción de censura que presentaría el PP en Cuevas con el voto de Indalecio. Tenemos por delante unos días interesantes contemplando el movimiento de los actores.

En conclusión, las correctas relaciones de Indalecio con el PSOE –al que aupó a la alcaldía de Cuevas- parecen llegar a su fin, una vez que ha decidido situarse más cerca del PP en contra de la opinión de su partido tanto en Sevilla como en Almería y la comarca. Él defiende que lo hecho, bien hecho está. Queda pendiente saber si 'Indalo I el Codiciado', se ha convertido en codicioso.