Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

En la provincia de Almería nace el 6 % más de niños que niñas

Emilio Ruiz
www.emilioruiz.ez

Si los datos del Movimiento Natural de la Población revelados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), referidos al primer semestre de 2016, son ciertos, y lo son, los almerienses varones tendremos un problema en el futuro: no habrá mujeres para todos nosotros, pues cada vez son más los niños que nacen que las niñas que nacen. No sé si esto, dicho así, es una frivolidad, pero la realidad es la que es: en el primer semestre de 2016 han venido al mundo 3.644 almerienses, de los cuales 1.874 son del género masculino y solamente 1.770 son del género femenino. Es decir, en tan solo seis meses han nacido más de cien niños que niñas almerienses. O dicho de otro modo, han nacido el 6 % menos de niñas que de niños. No existen razones para pensar que esta situación se vea alterada en el segundo semestre del año.

Sevilla y Almería lideran los saldos vegetativos positivos de Andalucía

Las estadísticas proporcionadas por el INE ofrecen algunos datos curiosos en los que posiblemente nunca habíamos reparado. El de la falta de equidad entre niños y niñas no es precisamente un dato novedoso, pues precisamente, a lo largo del año del 2015, ya se produjo esta circunstancia. Nacieron 4.100 niños frente a solo 3.837 niñas, una diferencia que porcentualmente se asemeja a la realidad conocida de los primeros seis meses del año pasado. Como dato curioso hay que referirse, por ejemplo, al periodo del año en el que no nacen más niños que niñas. Ese periodo suele coincidir con los primeros meses. En el primer semestre de 2016 solamente durante el mes de febrero nacieron más niñas que niños. El año anterior esta circunstancia se dio en el mes de enero. ¿Qué explicación científica habría que dar a eso? La verdad es que, desde este lugar, ninguna, porque no la tenemos. Lo que sí tenemos es una explicación sobre las razones por las que prácticamente en todo el mundo los nacimientos de varones superan a los de las hembras. Se la ofrecemos en el recuadro que acompaña a este texto.

En Andalucía ha habido más nacimientos que defunciones en el primer semestre de 2016 gracias al tirón de Sevilla y Almería

La primavera, la sangre altera. Otro dato curioso. Durante el primer semestre de 2016, el mes con mayor número de nacimientos en la provincia de Almería ha sido el de enero, con 679 nacidos y tan solo nueve niños más que niñas. Se puede afirmar sin grandes márgenes de error que el mes de mayor fertilidad de las almerienses fue el mes de abril, en plena primavera. El mes de menos nacimientos ha sido mayo, con 554 criaturas venidas a este mundo.

Saldo vegetativo positivo. En el periodo de tiempo que estamos analizando, frente a 3.644 nacimientos producidos en la provincia de Almería, los fallecimientos solamente fueron 2.614 El saldo vegetativo positivo, de 1.030 personas, que se está produciendo en nuestra provincia no tiene igual reflejo en la mayoría del resto de las provincias españolas, en las que durante los seis primeros meses del año los fallecimientos han superado a los nacimientos. En relación con su volumen de población, la provincia de Almería ha sido la que ha tenido el mayor crecimiento vegetativo de Andalucía. En números absolutos Almería se sitúa solo por detrás de Sevilla. El crecimiento vegetativo de Andalucía viene a ser el equivalente al producido en estas dos provincias. Córdoba, Huelva y Jaén han tenido saldo vegetativo negativo. En este periodo de tiempo en Almería solo murió un niño antes de cumplir las 24 horas de vida.

Mientras en el mes de enero de 2016 hubo en Almería solo 55 matrimonios, en junio hubo 252

Casi nadie quiere casarse en enero. Durante el primer semestre de 2016 se han producido en la provincia de Almería 871 matrimonios. Siguiendo con los datos curiosos, ahí va otro: el mes de menos matrimonios es el de enero. Parece lógico: tras el empacho de las Navidades y encarar la cuesta de enero, a ver quién es el guapo y la guapa que toman una decisión de tanta trascendencia. A partir de enero, las parejas almerienses se van animando para formalizar su relación. Si en enero el número de matrimonios de parejas almerienses fue de solo 55, en febrero –a pesar de que es un mes de menos días que el anterior- fueron 92. Durante los meses sucesivos, los matrimonios fueron aumentando de esta forma: marzo, 105; abril; 182; mayo, 185, y junio, 252.

En España hay más muertes que nacimientos

Contrariamente a lo que ocurre en la provincia de Almería, en España se producen más muertes que nacimientos. La población española se reduce a un ritmo de 72 personas al día. Entre enero y junio de 2016 el país ha perdido 12.998 habitantes. Solo han nacido 195.555 niños, frente a 208.553 muertes. En Andalucía, la población ha crecido durante el primer semestre del año 2016, puesto que han nacido más personas de las que han fallecido, de manera que el saldo vegetativo -diferencia entre nacidos y fallecido- es positivo en 2.309 personas. Ha habido 37.795 nacimientos, un 3,6 por ciento menos que en el mismo período de 2015, mientras que en este período se han registrado 35.486 defunciones, un 9,3 por ciento menos que en los primeros seis meses de 2015. En Andalucía la edad media de maternidad es de 31,37 años y la esperanza de vida es de 81,4 años, por debajo de la media nacional, que es de 82,71 años. El INE no ofrece este dato provincializado.

¿Por qué nacen más niños que niñas?

Que nacen más niños que niñas en un hecho incuestionable, y no solo en Almería o en el resto de Andalucía o de España, sino en todo el mundo. Por cada 100 varones nacen 107 hembras. ¿Y eso a qué se debe? Según diversos estudios, entre ellos uno muy solvente de la Academia Nacional de Ciencia de Estados Unidos (PNAS), las razones hay que buscarlas en el desarrollo del embarazo. En el momento de la concepción la relación es de 50-50, pero está demostrado que hay más abortos –naturales o no- de hembras que de varones. Hay, pues, que erradicar la idea, porque no se ha podido demostrar, como defienden diversos expertos, de que se conciben más niños que niñas.

Hay tantos embarazos de varones como de mujeres, decimos, pero, sin embargo, los embriones masculinos son genéticamente más aparatosos. Está científicamente demostrado que en las primeras semanas tras la fecundación se tiende a perder más embriones masculinos. Posteriormente, en las siguientes semanas, entre la 10 y la 15, la cifra de embriones femeninos que se pierden supera a la de varones, y hacia el final del embarazo mueren más varones que mujeres. En conjunto sobreviven más embriones masculinos todo el embarazo, lo que conduce a que la tasa de natalidad de hombres sea superior a la de mujeres.