Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz


¡Guapa, guapa y guapa!

Emilio Ruiz

Que la sociedad es profundamente machista, eso nadie lo niega. Que se ha avanzado bastante en los últimos años, eso, tampoco. Que aún queda mucho por hacer, pues igualmente. Pero hoy quiero detenerme en el concepto del micromachismo que con tanto acierto ha estudiado el psicoterapeuta Luis Bonino. Los micromachismos, dice, son manifestaciones sutiles, que a menudo nos pasan totalmente inadvertidas, de machismo. “Es la facilidad con que se camuflan estos micromachismos donde reside su peligro, porque genera un daño invisible hacia el sexo femenino y hacia todo aquel que no se adecue al rol de género que socialmente se le ha asignado”. ¿Es micromachismo un piropo? “Los piropos siempre son una actitud violenta, aunque sean muy encantadores”, opina Bonino.

Inés Plaza

¿Y a cuento de qué viene esto? Pues viene a cuento de algo que acabo de ver en el Facebook de la concejala de Almería Inés Plaza. Inés es una política inquieta y preparada políticamente y académicamente. La mujer ha decidido cambiar su foto de Facebook para colocar otra más institucional, más identificada con su labor municipal (al fondo aparece la imagen corporativa del Ayuntamiento). ¿Qué reacción ha producido este cambio en el grupo de seguidores de Plaza? Pues ésa es la cuestión: ni uno solo de los comentarios destaca su labor política, sino exclusivamente su aspecto físico. Veamos algunos ejemplos de estos comentarios:

Ani Palma Córdoba: “Guapísima”. María Luisa Seoane Rosa: “Muy guapa”. Estefanía Martín: “Bella”. Mar Bono: “¡Guapísima!”. Carmen Mari Torres Cañadas: “¡Preciosa!”. Antonia Martínez Guirao: “Estás guapísima”. María Cayetana Vicente Arcos: “¡Qué bonita eres!”. José Luis Martínez Martínez; “Guapísima, Inés”. John Smith: “Guapa, Inés”. Sali Iribarne Sánchez: “Te pasas de guapa”. Felipe López Redondo: “Espléndida”. María Dolores Soler Ortega: “Guapísima, mi niña”. Baldomero García Mañueco: “¿Dónde vas tan guapa?”. María José Carmona García: “¡Guapaaaa!”. Encarni Arcos Vicente: “Qué guapa...”. Mónica Hernández Cubillo: “¡Guapísima mi Inés! Clara Inés Rodríguez Foruria: “Qué guapísima. Un besico”. Carmen del Castillo: “¡Muy guapa!”. Jesús Vara Hernández: “¡Guapa!” María Jesús Vicente Arcos: “Guapaaaa”. Carmen Carmona García: “Estás guapísima”. Trinidad Cabeo Rodríguez: “¡Muy guapa!”.

"Mientras los ‘amigos’ de Inés destacan su aspecto físico, ninguno de Juan Carlos se entretiene en ese particular"

¿Este abanico de piropos al aspecto físico de Inés Plaza hubiera sido el mismo si en vez de concejala fuera concejal? Creo que no. He hecho un ejercicio de comprobación. He ido a ver las reacciones que se produjeron el día que su jefe de grupo, Juan Carlos Pérez Navas, cambió la foto de su perfil. Juzgue el lector: Luis Pérez: “Un político ejemplar”. Mar Díaz: “Enhorabuena”. Blanca Estela Muñoz Castillo: “Felicitaciones, don Juan Carlos, se lo merece eso y mucho más”. Carmen Soler Moreno: “¡Adelante y a seguir luchando!”. Mercedes Martín Salmerón: “Enhorabuena, compañero, un abrazo”. Blanca Estela Muñoz Castillo: “Siempre don Juan Carlos, sabemos que es el mejor político, porque velará por los intereses de los almerienses”.

La disparidad de reacciones es evidente. Mientras los ‘amigos’ de Inés destacan su aspecto físico, ninguno de Juan Carlos se entretiene en ese particular. ¿Será porque el portavoz socialista es físicamente poco agraciado? No, es por ese micromachismo que nos invade y que tanto nos cuesta desterrar.

Reseña comentada de la antología “Más allá del sur”, de Poetas del Sur

Antonio
García Vargas

El libro Más allá del sur —primera Antología del colectivo almeriense Poetas del Sur— nace del entusiasmo y se nota. 30 poetas manifiestamente disímiles se unen para grabar, en indeleble letra impresa, la huella de su paso por el colectivo Poetas del sur en sus distintas realizaciones y facetas. Del abrazo resultante nace esta antología, libro inmenso como un océano, con olas que a distintas alturas remansan finalmente a la orilla de una poesía sin artificios, complejos o ataduras, salvo las del afecto y la camaradería. Estos 30 autores despliegan ante el lector tanto encantos como amarguras en una línea personal que les acerca a través del virtuosismo del verso, unas veces por la rima, otras por el ritmo; siempre por el lenguaje en sus giros y circunvoluciones.

Más allá del sur

Prólogo del libro:
La presentación o prólogo del libro corre a cargo de José Jesús de Bustos Tovar que, aunque dice no ser poeta, demuestra a través de su análisis de conjunto que sí lo es en potencia. Cuando aclara que se escribe fundamentalmente para comunicar con otro, es decir, para convertir el yo subjetivo en un yo múltiple, ya nos está expresando el trasfondo de toda esencia literaria en general y poética en particular. Su humanidad, por tanto, así como su conocimiento del tema, quedan enmarcados en lo que es y debe ser el trasunto de la actividad del poeta y todo cuanto hay y debe haber siempre en el entorno poético. La palabra poética —nos dice— es palabra asociada, es decir, la voz que requiere de otra voz para comenzar a tener sentido, y tras esto poco resta por decir porque lo abarca casi todo; el poeta es en esencia —nos viene a decir— un transmisor, transcriptor o traductor de aquello que no ve el ojo normal porque solo está al alcance de la acusada sensibilidad del poeta. Y, sobre todo, la voz que habla en el verso es siempre la voz que le llega del interior de las cosas, no la suya propia. Es por ello que el poeta tiene la obligación de mostrarlo, compartirlo y hacer partícipe al mundo del hallazgo en el singular lenguaje de la Poiesis. Todo un lujo haber contado con su excelente prólogo, José Jesús.

Poetas que intervienen en la obra:
La voz poética que aparece en primer lugar (páginas 21-26) es la de Diego Alonso Cánovas, un enamorado del formato tradicional de la poesía clásica, sobre todo del soneto, con las que conforma sus maravillosas recreaciones del devenir contemporáneo. Logra unir dos mundos aparentemente opuestos sin apenas despeinarse y lo hace con singular maestría y un gracejo muy personal. No sé si carne somos del destino / ilusos ignorantes del programa / que mueve nuestros hilos y que inflama / de vanos espejismos el camino, del poema: ¿Destino o libre albedrío?.

Interviene después (páginas 27-32) Alfonso Berlanga Reyes. Nos presenta el autor un largo poema de más de 100 versitos heptasílabos en cuanto a la forma y totalmente libres en su manera de mostrar los demás contenidos los cuales, unas veces cáusticos, otras un tanto nostálgicos, arañan la superficie del papel intentando quizá decapitar al monstruo de las angustias: Y tengo que sentir / tu voz atormentada / y todas las crueldades / vividas en tu nombre.  La noche a veces —pienso— es un verso sensible en la voz del poeta.

Seguidamente interviene Julián Borao con un único poema (páginas 35-36). Nos ofrece Julián unos versos que desbordan, diría, la máscara de las formas, como un pequeño grito que se repite a oscuras en la sorda nostalgia de múltiples arpegios de silencios. Nos dice al inicio del poema Ya no somos los mismos: Ya no somos los mismos, aunque aún / mantengamos la captación febril de la inocencia, / ya no somos los mismos aunque en el fondo / brille ese fulgor primero / de la vida que nace / entre lo cotidiano y sus matices. A veces, pareciera como si el poeta quisiera diluirse en un reflejo.

Lola Callejón Acién (páginas 37-42). Lola nos muestra dos poemas de corte un tanto reflexivo, sin formato, en versículos con hambre y sed de espacios que buscan conversar con el antiguo sentir de la poesía, como queriendo cabalgar del todo a la nada hasta diluirse en el angosto nihilismo de un suspiro: Una estela / en el camino / marca la huida. / No hacen falta las palabras.  El parpadeo prosigue a través de los versos como un tic que busca el calor de las páginas del libro.

Antonio Carbonell Sánchez (páginas 43-48). Antonio presenta cuatro poemas cortos de distinto formato silábico y forma expresiva. Lo hace en modo reflexivo y un tanto cáustico en apariencia. Aun cuando —pienso—, en toda mirada esquiva se insinúa, consciente o inconscientemente, un rastro de acercamiento, a veces hay que leer entre líneas para no caer en el obscuro foso de los versos. Así leemos: Desmonto dudas / soldando sus piezas. O: Retiro tornillos / indago hacia dentro / se cae mi teoría, / se sueltan las piezas. Podría ocurrir que la solitaria pared del oído nos devolviera intacto el eco de las palabras para no caer en la pertinaz nieve de la melancolía. Pero eso, Antonio, lo sabe y acaba diciendo: Ninguna pasión ha conocido / los idílicos jardines de la eternidad.

Francisco Checa (páginas 49-54). Francisco nos muestra tres poemas sin formato métrico, libres como la rapsodia de un viento inconformista que se convierte a veces en recodo verbal que acaba en ataúd de sombras, desencanto y el inabarcable martirio de la eterna pregunta. Así nos dice: Porque del frío y el hambre no se salva nadie: / del frío que da la tristeza de un mundo a la deriva,/ del hambre que mata a los que perdieron la esperanza. / Estoy seguro que Dios sabrá explicar tanto agravio. Y... ¡ahí queda eso!

Pepe Criado (páginas 55-60). Nos muestra Pepe dos poemas de corte distinto, uno en octosílabos y otro donde predomina el verso endecasílabo. En el primero se hace eco de la voz de la calle, empuña, desnuda y libre, la forma de las formas e intenta encontrar un rastro de estructura en la ciudad congelada, tal como si buscara romper las rejas del cuerpo para encontrar el poema: Madrid, un día de frío, / fue la triste madrugada / cuando la madre chillaba, / lloraba el niño aterido. En el segundo poema: ¿De dónde obtengo la mayor pérdida / sino de mí, del flujo de mi engaño / al agua que lleva y no navego?  A veces, parece como si los versos quisieran escapar del aire.

Antonio Cruz Romero (páginas 61-64), presenta cuatro poemas, cual abultados haikus, de formato libre, tema único y lenguaje coloquial y en gran medida expositivo, una especie de mirada hacia un único lugar donde florece quizás el desasosiego de sentirse centro en un cruce de miradas laterales donde, de estar seguro de sobrevivir, se perdería el íntimo temor que impide el propio encuentro: Abandoné el ticket arrugado sobre el asiento / de tela azul (1.05 euros) / que se quedó allí como recuerdo de un instante.

José María de Benito (páginas 65-70). José María presenta tres poemas coloquiales de distinta factura, sin formato métrico y de tono un tanto reflexivo: Cuando la vida de un parásito / se afinca en un hueco de la mente / hay que soñar despiertos / con princesas y cielos azules. Curiosamente, la lectura de algunos versos de José, me induce a intentar descubrir qué hay detrás de ciertos espejos aunque no sé si me atrevería. No sé, pienso cuando oigo músicas y risas tras las grietas de ciertas alcobas, que tal vez convendría poner un par de cerraduras al viejo libro del amor. Y, la verdad, no sé por qué.

Guillermo de Jorge (páginas 71-73). Guillermo llega con un poema titulado Poemas del combate y un talego lleno de metáforas metálicas que forman parte de su mecánica poética donde el día a día es el auténtico protagonista. Él es un ente que se reconvierte en sensación paradójica gravitando a menudo con sus particulares nostalgias. Quien le conoce, sabe que la noche le sume en un estado de hiperestesia que le lleva a percibir leves vestigios cromáticos y espaciales que convierten sus sueños en una cámara de vacío. Así, nos dice: ... aquellos años jamás volverán; y nos sentamos / otro lunes más / cara al sol, en el mismo banco, en el / mismo hueco, en / el mismo ataúd. Las sílabas colgantes a final del verso son su sello personal de rebeldía.

Alonso de Molina (páginas 75-80). Alonso presenta dos poemas móviles, a veces prosa rítmica, a veces no, mas siempre con una cierta nota cadencial que viene dada por el uso de endecasílabos y heptasílabos esturreados de manera aparentemente descuidada pero no tanto.  Viene a ser como un estertor controlado de pasos buscando puertas, palabras naufragantes, renglones —diríase—, de húmeda caligrafía interna para habilitar espacios. Así: No es difícil amar a una mujer que riega sus macetas. Ni siquiera es preciso que haya nacido un viernes.... O esta otra: Desde la risa de una soledad elegida resistimos al engaño, a la complicidad del oxígeno...  Alfonso, no cabe duda, habilita los espacios hasta desplegar sus sombras al tiempo que se ríe de los peces de colores.

Antonio Duque Lara (81-83). Antonio presenta un poema ligero, sin formato métrico: En el alto firmamento / la albura de la luna / riela / reflejada en la espumosa / nieve del camino / y en la cara de mi morena / los carbunclos de sus ojos / mi corazón queman.  Está claro que el amor es un persistente hecho; un hecho poético que se repite a sí mismo en una y mil formas serpenteantes de mujer. La morena de Córdoba fue un claro ejemplo.

Pedro Enríquez (85-87). Pedro presenta un único poema sin forma y/o constancia rítmica permanente que permita catalogarlo; naufraga por tanto entre dos mundos pero se escucha con agrado. El tropo es dueño y señor del lenguaje en este poema multifuncional que posee las trazas de un cadáver exquisito. Así: Los maizales esconden dedos de cigüeña. / La moscarda avanza sin rumbo, / un zumbido de alondras sin nido. / La tierra no conoce las alturas del grano, / la mazorca se divierte con la presencia de las bocas...

Virginia Fernández Collado (páginas 89-94). Virginia participa con tres poemas de verso libre, sin formato, aunque distintos entre sí. Hay en ellos una mirada íntima al interior de cuanto acontece y la voz nos narra el discurrir móvil del entorno y la vida que en él bulle. El verso es pura palingenesia, muere y se reencarna una y otra vez tanto poética como simbólicamente cual noche que extiende su halo tiñendo el entorno de palabras. Así: Un riachuelo como un incendio / te espera en el camino”. O esto otro: “Nieve asustada / nieve pálida / tu pureza invade el rostro de los niños.

Antonio García Vargas (95-100). Antonio nos presenta un largo poema Cármina novae 1; palabras al viento, sobre el mundo clásico griego y romano en la voz de un vate que reniega de la poesía; un epilio en hexámetros anapestos. Y dice: Soy el dedo abisal, el que empuja la letra, la imagen y el verbo / y despeña sus sílabas, soy un ser abismal, ser carnívoro... O esto otro: Soy escita, que nómada, escapare del férreo control de las Artes / el que huyó de la ciencia que heredara de Homero... En este poema el desengaño del rapsoda tiñe de gris caras y cosas, convirtiendo en parámetros de tiempo las noches de todos los días, quedando estas absortas en la antigüedad de la percepción esférica.

Carlos Guerrero Gallego (páginas 101-103). Carlos participa con un poema llamado Peligro que alterna en su formato rítmico, en general, versos alejandrinos que a veces descompone en heptasílabos, originando (junto a algún que otro endecasílabo suelto) una estudiada estructura métrica. Así: Has de buscar allí / las frases que, una vez, hicieras tuyas / y luego abandonaste / a la promiscuidad de un mundo de ignominia.

Perfecto Herrera (páginas 105-110). Perfecto viene ‘armado’ con tres poemas de distinta factura, dos en versos (en general) endecasílabos y el último en hexámetros dactílicos de excelente ritmo. Los tres naufragan en un mar de versos de tierra, pateras y espejos falseados, donde el vate trata, ¿quizá?, de abrazar un cálido talle y morir o descansar en él temporalmente. El verso, en general, se hace cuerpo sensible en la voz que propicia la voz del poeta en su afán de liberar un cierto encanto tóxico acumulado. Así, nos dice: Bajo el naranjo alzado me sé tierra; / sobre mí, él se siente élitro de dioses... Así también, emulando a Homero: ... esta certeza de ser existencia y jamás maniquíes / que no supieron estar resurrectos, invictos... gloriosos.

Noelia Illán Conesa (páginas 111-113). Noelia participa con un poema: Arrêt d’urgence, sin formato prefijado y libertad expositiva. Su mirada al entorno es profunda e intenta atrapar el eco lejano de los porqués o el tenaz alarido de las sombras y/o de la luz que a veces se le niega con versos como estos: Momentos estrechos como embudos / el pasillo turbio donde no se oculta el miedo / el frío de las seis de la mañana en los párpados / el disparo hueco a media tarde en la sien...

María Lago Núñez (páginas 115-120). María nos presenta cuatro poemas en endecasílabos acompañados, de puntillas, por unos leves pies quebrados. Es fácil captar en sus suaves versos, a veces,  un ligero escozor interno mientras indaga en ciertos huesos recubiertos de polvos y ceniza, algo así como si quisiera escapar del aire que sofoca el claustro poético de su garganta. Así, nos dice: Navegó y llegando a la deriva / a una isla, donde el sur está presente, / despertó en el ayuno de caricias / para, al fin, desnudar su esencia toda. Y acaba así uno de sus poemas: Muere la luz. / Ahora puedo ver. Pareciera que el verso adelgaza la noche; muta en cuerpo sensible la voz del poeta.

Gloria Langle Molina (páginas 121-126). Gloria nos presenta cuatro poemas en prosa sin formato rítmico visible pero su voz, abrazada al entorno, nos lleva al mundo de los colores, sensaciones y olores. Su monólogo externo, a cada paso, fabrica o reconstruye nuevos-viejos instantes en la misteriosa curvatura de su universo personal y la palabra se estira hasta pasar a ser parte del paisaje. Y así, le canta al arrecife: Sois entraña calcárea de las arterias del agua. O a la hojarasca: La hojarasca no es el fin, es la espera. O al vaivén: Es el amor, que un día llama a tu puerta y se instala en tu casa.

María Ángeles Lonardi (páginas 127-132). María Ángeles nos presenta tres poemas donde el sur está siempre presente, despierto y latente en todos sitios, mas cuando llega la noche se retira en el recuerdo perenne de su tierra; como si cada instante fabricara nuevos instantes en la misteriosa curvatura del universo, buscando reencarnarse mil veces nuevo en la memoria de sí mismo. Así, en versos exentos de formato, nos dice: Más al sur, el cono imaginario / se reduce a un punto vertical / a un cenit preciso: / el lugar de donde vengo / donde la tierra se une al cielo / se funden en un abrazo eterno...

José Juan Martínez Ferreiro (páginas 133-136). José Juan nos presenta un poema, Salamandra, compuesto en versos aparentemente sin formato pero cuyo movimiento muestra cadencias ocultas que hacen grata su lectura: Cuando Claire se marchó, / la tarde vacilaba / en los ensimismados ventanales. / En su espalda lejana / cicatrizaban / todas las llagas de la ausencia”.  Y en otra estrofa: “Respiro y sueño / el sueño giratorio / del cuerpo coronado, multiplicador / de la lluvia en su piel sudada .

Chelo Milán (páginas 137-142). Chelo interviene con cuatro poemas, todos dedicados al sur y donde la voz se expresa tanto en alejandrinos, como en heptasílabos, endecasílabos y/o libres de toda métrica, buscando el sur que la vio nacer abrazado al sur que la vio crecer. La poesía es pájaro atrevido que vuela en bandadas de palabras rompiendo con sus versos el silencio de sus alas. Así, nos dice: Al final, con la calma y la dulce humedad / el cerezo sonreía”. O: “Al amor, a la flor, / al lejano dolor, / a tus carnosos labios / que besan con mordiscos de lúbrica ilusión. Y siempre, irremediablemente, el sur.

Joaquín Ortiz Sánchez (páginas 143-147). Joaquín participa con tres poemas sin métrica propiamente dicha. En ellos muestra una especie de huida al exterior de las cosas, un alejamiento tal vez de la rutina en un posible intento de atrapar el eco lejano de lo intuido o prolongarse en el alargado cuerpo, —¿o alarido?—, de las sombras. Y nos dice: Viajaré a ese lugar donde brilla la oscuridad / recóndito paraje onírico que te lleva a la ataraxia. A veces la poesía, al no decir, lo dice todo. O al menos lo insinúa.

Ritxi Poo (páginas 149-152). Ritxi nos presenta un poema, “Elegía a un árbol de ciudad talado”, en una deliciosa alternancia de versos endecasílabos, alejandrinos y heptasílabos, que juegan con los giros vocálicos y rítmicos del poema haciéndonos vivir la esencia en primer plano. Diría que el poeta respira —y nos hace respirar— la atmósfera poética que surge de los sueños ante el árbol caído. Y nos dice: Salí buscando nada en general / y me encontré la nada más concreta. / No estabas en tu sitio. / [...] “de tu existencia quedan tus raíces al sol, / pronto estorbo del árbol que algún día / plantarán y que nadie nombrará, / que talarán de nuevo. La voz poética, a veces, llena vacíos del alma.

Teresa Ramos (páginas 153-155). Teresa nos presenta el poema Lo que quiero. Es un canto a la luz, a la esperanza y al deseo de alcanzar la estrella antes de que se apague. La palabra se hace a veces acequia donde discurren las aguas de aquello que deseamos, aquello que pasa sin cesar y que se aleja en pequeños estertores, cual pasos buscando puertas o voces naufragantes, renglones a escribir, llantos, ilusiones... Lo que quiero anida en la luz / de lo oscuro, cálido y dulce, / de pluma, sabe volar. / Avanza, proyecta fuego / y abona de pavesas / la tierra que pisamos. Y nos dice al final: Lo que quiero se teje de humo / y jamás regresa a ese instante / en que sucede y culmina

Andrés Rubia (páginas 157-162). Andrés llega con cuatro poemas bajo el brazo, sin más formato que el que le dona el verso pero animados a ser poesía pese a la ausencia de ritmos, amparándose en los giros del lenguaje. Torres más altas han caído. Te queda bien mi abrazo —nos dice en tono coloquial— como abrigo. Quedémonos en casa. / Uniremos hemisferios borrando las dos puertas de las que te hablé. En otro espacio versal nos recuerda: Los vientos del desierto desenterraron los muertos de la historia. En la habitación de al lado se cierra una puerta. Casi se escucha un despliegue de sombras.

Esmeralda Sánchez Martín (páginas 163-165). Esmeralda presenta un poema de nombre Geometría para dos en una escala rítmica que a ratos se hace errática aunque cercana y en un formato cambiante que se rebela ante un lenguaje que le avasalla: Hemos ido aprendiendo / que el mundo que nos roza / es geometría / espacio de azúcares, / puntos cardinales, los brazos, / pirámide el corazón / cuando tropiezas...     

Francisca Sánchez Sevilla (páginas 167-172). Paqui interviene con cuatro poemas sin formato en los que nos dice sus sentires y pesares mediante ligeras y vivaces estrofas: Tengo que decirte una cosa... / y las palabras volaron como / toda nuestra historia, / por la ventana. Los humanos esperamos senderos bordeados de ardillas pero recibimos a cambio picotazos de celos y tristezas. Es por ello que precisamos del trino de unos versos para alejar el grito. Bien, encendamos de nuevo la palabra: Al fin te beso con los ojos cerrados —nos dice Paqui—, pues lo aprendí de las películas. ¡No, ese no era el guión! ¡Corten, por favor!  Y se apagan las luces del bosque donde anidan las manos.

José Antonio Santano (páginas 173-178). José Antonio cierra el turno de participaciones de nuestra antología con un largo poema al que titula “El Sur”, construido en versos en los que predomina el endecasílabo y el heptasílabo —solo o en parejas formando a veces alejandrinos— y algún que otro verso suelto. No hay una línea rítmica continua pero su lectura es armónica: Ay Sur, este Sur que nos concilia / con la tierra y nos enoja y turba, / y nos vuelve enemigos, encoleriza / y nos abruma con el horror de una lágrima / y nos deja al albur de los silencios / y nos encandila la voz con la voz / del agua y del aire...

Y hasta aquí hemos llegado.

David Bisbal y Rosanna Zanetti: los detalles de su unión

Tania Artajo
@opinionalmeria

➨ Conforme pasan los días se van conociendo detalles de la ‘precipitada’ inscripción de David Bisbal y Rosanna Zanetti como pareja de hecho. La pareja se ha convertido en un fenómeno mediático y hasta los medios más ‘serios’, como el diario El País, se están haciendo eco del acontecimiento. No hay periódico, revista o emisora de radio o televisión que no hablen del acto celebrado en el Ayuntamiento de Ajalvir y sus efectos colaterales. Por decirse, de dicen hasta tonterías. Como una tontería es decir que es posible que Rosanna esté embazada. No lo está, y si lo estuviera, ¿acaso era preciso formalizar la relación antes de que la criatura viniera al mundo? Recordemos que Elena Tablada y David son padres de Ella y nunca llegaron a formalizar una relación de pareja.

Rosanna, con la hermana y padres de David

También dicen algunos medios que la precipitación del acto ha sido por las dificultades de Rosanna para permanecer residiendo en España. Falso. Rosanna es ciudadana de la Unión Europea por tener doble nacionalidad, venezolana e italiana. Si lo deseara también podría adquirir la nacionalidad española, pues uno de sus abuelos era español. Rosanna puede permanecer en España el tiempo que desee porque, además, realiza una actividad laboral con carácter estable para una importante agencia de modelos.

"La familia Bisbal está encantada con Rosanna, porque la ven como una joven muy cariñosa, con los pies en el suelo, muy madura y muy alegre, que ha transmitido a David una sensación de estabilidad emocional que necesitaba como el comer tras su frustrado romance con La China Suárez"

Al margen de especulaciones y dimes y diretes, lo que sí está claro es que el acto de inscripción de David y Rosanna como pareja de hecho solo estuvo accesible para un reducido número de personas. Otra tontería que se dice es que la pareja exigió al Ayuntamiento de Ajalvir un contrato de confidencialidad. Es absurdo, porque ningún Ayuntamiento se presta a ese tipo de contratos. Cuestión distinta es que se pida discreción a los miembros del consistorio, que fue lo que se hizo y que fue lo que las autoridades locales y los funcionarios cumplieron. Bisbal está muy agradecido por ese comportamiento municipal.

Al acto oficial solo asistieron seis personas. No estuvo Ella, porque la niña está en Miami con su madre. Esas personas fueron los padres de los novios y el hermano y la hermana de David, José María y María del Mar. Los padres de David y Rosanna se conocen desde este verano, cuando los venezolanos pasaron unos días en Madrid y Almería. Tal como hemos manifestado más de una vez desde las páginas de La Opinión de Almería, la familia Bisbal está encantada con Rosanna. La ven como una joven muy cariñosa, con los pies en el suelo, muy madura y muy alegre, que ha transmitido a David una sensación de estabilidad emocional “que necesitaba como el comer”. David salió bastante ‘tocado’ de su relación con Eugenia La China Suárez.

El tren de Almería ni pita ni anda

Luis J. Pasamar
Coordinador Gestora Axsi en Almería

Se están conmemorando y celebrando triunfalmente los 25 años que ha cumplido el AVE en España y cuya primer línea se inauguró en 1992. Cierto que España ya iba con retraso en lo que a los ferrocarriles se refiere, no solo el retraso y la incomodidad de los trenes, exceptuando el Talgo, ya que en 1964 se ponía en servicio la línea Tokio Osaka con un tren de alta velocidad. Posteriormente en 1981 se ponía en servicio la línea del TGV entre París y Lyon y si bien los trenes españoles seguían siendo incómodos e impuntuales, en lo que respecta a Almería, todavía teníamos la “velocidad del siglo XIX”.

Obras del AVE en Almería

Desde 1992 España se ha convertido en el país que más kilómetros de AVE tiene. Sin embargo, Almería seguirá teniendo trenes de velocidad inusualmente lenta hasta el año 2025 si no sufre otro retraso, como los trenes de antaño. Almería sigue como en siglos anteriores, que son los caciques los que deciden qué inversiones conviene acometer para quedar bien con los jefes de Madrid, aumentando su reputación y situación en el organigrama del partido.

Hemos podido observar como en estos últimos años se repetían partidas para estudiar el trazado y si bien los 9 millones de euros de 2016 ya se han gastado, los 9 millones de euros de 2017 deberían destinarse a tratar de proteger lo que queda del hábitat de la Tortuga Mora y de las zonas de Río Aguas y Karst de Yesos de Sorbas. Pero lo más desalentador es comprobar cómo el presidente del Gobierno afirma que el “Corredor Mediterráneo estará en pruebas en 2018, aunque no esté terminado”, que el ministro de Fomento garantiza las inversiones para el Corredor Mediterráneo y que la llegada a Almería se calcule para el 2025, mientras nuestros alcalde y presidente de Diputación se felicitan por el compromiso del Gobierno con Almería precisamente el año que menos inversiones se han presupuestado. Y si nunca se gasta lo presupuestado nos podemos imaginar que las inversiones que van a venir a Almería realmente van a dar como mucho para algunas chuches. Mientras tanto, los que gobiernan la Junta andan ocupadísimos con su propio ombligo.

Observen ustedes que las CCAA más ricas y que más se cuidan desde el Gobierno central son precisamente aquellas que tienen partidos nacionalistas fuertes, que gobiernan y que se preocupan por su tierra. En Andalucía tenemos partidos de Estado que miran más por sus propios intereses de Gobierno que por Andalucía y los andaluces. Necesitamos un partido nacionalista fuerte que pueda terminar con el ninguneo al que desde el Estado nos tiene condenados. Andalucía es la comunidad autónoma más grande, con más habitantes y la que tiene más peso a la hora de decidir quien gobierna el Estado. Sin embargo, Andalucía es de todas las CCAA la que menos peso tiene.

Muchos andaluces estamos empeñados en la creación de una fuerza política que luche por Andalucía. Axsí, AndalucíaxSí, nace con la intención de unir a los andaluces para trabajar por ganar nuestro futuro. Si se va a retrasar la conexión de Alta Velocidad Almería–Murcia, que se hagan las correcciones necesarias para preservar nuestro medioambiente y que no venga tarde y destruyendo.

El Plan Estratégico de Almería

Antonio Felipe Rubio
Periodista

El antes y el después de la Semana Santa ha conocido dos polémicas estériles que, como tales, han producido cierta agitación social. Es lo típico en Almería: lo anecdótico anima el debate; lo esencial se incorpora a beneficio y silencio de parte. Mientras tanto, el tiempo pasa y las oportunidades no son recuperables. Magnífica ocasión -25 aniversario de la Expo ´92- para analizar las “posverdades” y oportunidades perdidas y nunca suficientemente reclamadas por una provincia que jugó el papel de hermanastra en la Andalucía que Junta voluntades.

Nuevos bancos 'antimendigos' (Foto: Ideal)

Jornadas previas al Día del Amor Fraterno, el Ayuntamiento de Almería sustituyó los bancos de algunas zonas públicas por unos nuevos similares, pero con un reposabrazos metálico intermedio. A este mobiliario urbano se le conoce como bancos “antimendigo” al impedir que una persona pueda acostarse en toda su extensión y convertir los parques, jardines y bulevares en dormitorios “sociales” que no siempre son ocupados por los más desfavorecidos. No es la primera vez que estos emplazamientos se ven copados por grupos que, a la mañana siguiente, se dispersan por la ciudad para ejercer su actividad como “perroflautas” aporreando una lata de pintura a las puertas de una entidad bancaria, tocando la flauta o haciendo malabarismos en un semáforo en rojo. Conste que no tengo nada que objetar a la libre elección de este modelo de vida. Insisto, libre elección inspirada por argumentos contrasistema, reformistas franciscanos... o vaya usted a saber.

"Las desgracias sobrevenidas que acucian a personas o familias devenidas en pobreza o riesgo social no se solucionan facilitando dormir en un banco, jardín o, como se solía decir, debajo de un puente"

Algunos países (Dinamarca) residencian estas tribus urbanas en espacios singulares como Cristiania, que ha terminado como peligroso “paraíso” de la droga y la delincuencia. Tampoco quiero criticar las muestras artísticas y performances urbanas, algunas de gran valía, que se suelen desarrollar en plazas y estaciones de metro. Otra cosa es la ocupación continuada de estos lugares que suele conllevar protestas e indisposición de comerciantes y ciudadanos en general cuando observan el uso de estos espacios para fuertes discusiones, fruto de la droga y el alcohol. Las desgracias sobrevenidas que acucian a personas o familias devenidas en pobreza o riesgo social no se solucionan facilitando dormir en un banco, jardín o, como se solía decir, debajo de un puente.

La confrontación política y la insidia colindante hacen perder la perspectiva del modelo social que, incluso el más fervoroso populismo, ha de precaver para evitar y solucionar estos desfases sociales. No se soluciona la marginalidad con la proliferación y patrocinio de escenarios marginales. Sólo las acciones encaminadas a dotar de dignidad con trabajo, asistencia, solidaridad… Y también, por la otra parte, con compromiso social, responsabilidad y respeto se puede llegar a una convivencia aceptable. El fomento de la marginalidad como argumento de conmiseración populista es lo que se conoce en el comunismo y bolivarismo como la administración de la pobreza (véase situación actual de Venezuela).

"Todos los balances son positivos: ocupación hotelera del 90%, hostelería satisfecha por las ventas, comercio favorecido por la concurrencia y el consumo…"

Tras la Semana Santa, las playas han sido objeto de otro encendido debate. Se discute si el Plan de Playas ha de ser operativo durante todo el año o sólo los meses de verano. Se critica duramente al Ayuntamiento por no tener todos los servicios prestos en Semana Santa con la gran cantidad de público que prácticamente ha llenado las playas en unos días de excelente climatología. Todos los balances son positivos: ocupación hotelera del 90%, hostelería satisfecha por las ventas, comercio favorecido por la concurrencia y el consumo… Todo perfecto. Y saben quién o qué ha sido el culpable de estos resultados: un potente anticiclón. 

Si la Semana Santa se hubiese retrasado sólo siete días tendríamos unos titulares desoladores: “El intenso temporal de levante desluce las procesiones”, “La amenaza de lluvia desuela a Prendimiento y Estudiantes”, “El Encuentro “vuela” en Plaza Circular”… y “Las playas vacías tras intensos preparativos de limpieza”, “Olas de hasta cinco metros destrozan la campaña turística”… y, consecuentemente, hoy no se estaría hablando del Plan de Playas. Es decir, en esta Almería tenemos un “Plan Estratégico” tan sólido como los caprichos de un anticiclón o una borrasca. En definitiva, un comportamiento tan errático como tormentoso.

La Europa de los ciudadanos no está muerta

Félix
de la Fuente Pascual

Lo malo no es que Gran Bretaña se haya salido de la UE, ni es que los partidos “ultras” estén a punto de llegar al poder y que amenacen con abandonar el proyecto europeo. Lo malo es que los partidos que dicen defender la integración europea son mucho más “nacionalistas” que “europeístas” y no están convencidos de la necesidad de una unión política. Defienden una Europa de naciones, no de ciudadanos; una Europa económica, no social; una Europa egoísta, no solidaria; una Europa en la que poder ir colocando a todos sus subordinados y amigos. Defienden una Europa en la medida que favorece a su partido. Y esto se puede aplicar  tanto a los que se dicen de izquierdas como a los partidos de centro y de derechas. No están convencidos de lo que predican. Llevan 60 años dirigiendo la UE y lo único que han conseguido es desprestigiar al probablemente mayor proyecto integrador y solidario de los últimos siglos.

La Europa de los políticos puede ser que esté muerta, pero no la Europa de los ciudadanos

La figura de  Theresa May, la premier inglesa, abogando tímidamente por la permanencia de Gran Bretaña en la UE antes del Brexit y defendiendo después el Brexit con uñas y dientes la  ruptura total, podría ser la foto de muchos de nuestros políticos.  No necesitamos este tipo de defensores que hoy defienden una idea y mañana la contraria. “Qué tiempos aquellos en que uno de los máximos defensores de la Unión Política de Europa representaba al Partido Comunista en el Parlamento Europeo”. Me estoy refiriendo a Altiero Spinelli. Hubo un tiempo en que tanto los comunistas como los socialistas y los demócrata-cristianos estaban totalmente de acuerdo en la necesidad de una integración europea. Veían que este proyecto tenía mucho de solidaridad, algo que concuerda plenamente tanto con el verdadero comunismo como con el verdadero cristianismo y el verdadero socialismo. Quizás ahora no podamos aplicar a estos partidos el adjetivo “verdadero”.

Prisionero en la isla de Ventotene, donde se encontraba por oponerse al régimen fascista italiano, redactó Altiero Spinelli el famoso manifiesto “Por una Europa libre y unida. Proyecto de manifiesto”. Y lo hizo en papel de fumar para no ser descubierto. Era el año 1941. Entretanto, los europeos no hemos alcanzado la unidad y estamos a punto de perder  la poca libertad de que gozábamos. Estados Unidos, Rusia y China nos están imponiendo sus valores, su forma de vida y su capitalismo feroz y antidemocrático y están acabando con toda nuestra protección social.

"El ciudadano europeo se ha empezado organizar, pero sin querer saber nada de los partidos políticos, de los que se siente abandonado, si no traicionados"

El ciudadano europeo se ha cansado de esperar. Pasan veinte años, al menos, durante los cuales los partidos políticos están viendo impasibles  cómo se está desmontado el proyecto europeo. El ciudadano europeo se ha empezado organizar, pero sin querer saber nada de los partidos políticos, de los que se siente abandonado, si no traicionados. Listas alternativas a las de los partidos políticos para las elecciones al Parlamento Europeo, listas de personas defensoras de la Unión Política Europea, pertenecientes a los diversos países, que demuestren a los partidos tradicionales que no confiamos en ellos y que no son ellos los que nos tienen que proponer quiénes nos deben representar: este podría ser uno de los primeros pasos.

Lógicamente estas listas serán declaradas nulas, pero les habremos demostrado que somos muchos millones los que queremos la UNIÓN POLÍTICA. Porque aunque seamos muchos los que no queramos esta Europa, somos muchísimos más los que queremos otra Europa. Es hora de unir fuerzas: EU I CAN,  PULSE OF EUROPE y otros muchos movimientos están surgiendo por toda Europa. A estos deberían unirse también los ciudadanos de la UE residentes en el Reino Unido y los ciudadanos británicos que votaron a favor de la permanencia y están residiendo en países de la UE. La Europa de los políticos puede ser que esté muerta, pero no la Europa de los ciudadanos.

David Bisbal y Rosanna Zanetti se dan el 'Sí, quiero'

Raoul Higuera
Vanitatis

David Bisbal se resiste a acercarse al altar a la espera de que su novia, vestida de blanco, le jure amor eterno, pero eso no quita que no se comprometa a crear un futuro en común con Rosanna Zanetti con todas las de la ley, como así ha demostrado el pasado martes cuando se inscribieron en el Ayuntamiento de Ajalvir, Madrid, como pareja de hecho. Lo hicieron en una pequeña localidad situada en el noreste de Madrid en torno a las diez y media de la mañana y sin querer despertar demasiada expectación para continuar con su máxima de mantener su relación lo más discretamente posible y sin hacer demasiado ruido.

Rosanna y David

No ha sido su Almería natal el telón de fondo de este decisivo paso en su relación, sino una localidad próxima al domicilio del cantante. Allí firmaron los documentos pertinentes que une sus caminos legalmente tras algo más de un año de relación, pero haciendo firmar también al personal del ayuntamiento, a quienes se les ha exigido un contrato de confidencialidad para que su decisión no dé el salto a las redacciones, como así ha sucedido tan solo dos días después. De hecho, tampoco quisieron ser inmortalizados tras este feliz momento de la pareja, quizá porque estas futuribles instantáneas ya estén reservadas a una conocida cabecera del kiosco rosa o, por el contrario, porque consideran que este paso pertenece estrictamente a su intimidad y a nadie le interesa (excepto a sus seguidores y al público en general).

Sin embargo, sus planes de mantener oculto su paso por el consistorio se echaron al traste por culpa de los vecinos que se agolparon en las inmediaciones del ayuntamiento tras correrse la voz de que David Bisbal se encontraba en su interior. Tras su salida del edificio, el cantante almeriense no dudó en firmar autógrafos y fotografiarse con aquellos que se lo solicitaban, aunque por el momento no han trascendido imágenes en las redes sociales de ello.

Quizá el próximo paso sea pasar por el altar, aunque presumiblemente habrá que esperar para ver al artista y a la modelo intercambiando alianzas, dado que se entiende el establecimiento como pareja de hecho como una alternativa al matrimonio. Lo que sí está en los planes de futuro de la pareja es ampliar la familia, como así ha declarado en más de una ocasión el propio Bisbal, que desearía convertirse de nuevo en padre para vivir una vez más la experiencia de ver crecer a un niño y compartir esa ilusión con la mujer que ama, que se ha adaptado a la perfección a su ritmo de vida.

¿Excusas, perdón o falta de motivación?

Juan Fernández Cabezas
Presidente de CSIF Almería

Ahora que acaba la Semana de Pasión y con la tranquilidad y el sosiego procesional que han dejado en nuestras calles las estaciones de penitencia, no quiero mirar para otro lado ante el “vía” crucis de la alta velocidad que aún nos queda por pasar. Mucho perdón, señalar a la Junta –que también se las trae con Almería- y todas las explicaciones del mundo, pero lo cierto y verdad es que Almería seguirá siendo el culo del mundo y a la vez despensa de Europa. La comunicación ferroviaria no llega ni “vía” Presupuestos Generales del Estado ni en la visión francesa de la unión norte-sur europea “vía” Corredor del Mediterráneo ni Eje Atlántico. Hay que mantener viva la fabricación de camiones.

Túneles del AVE en Sorbas

Definitivamente, señores representantes políticos almerienses con mando en plaza de las Cortes Generales: ¿Se puede saber qué puñetas están haciendo por esta provincia? ¿No será que llevan demasiado tiempo gozando de la confianza dada? Lo mismo es hora ya de cambiar y retirar la confianza de la que, por los hechos, no han sido merecedores.

"Antes, porque gobernaba el PSOE; después, la crisis; entretanto, que si la Junta de Andalucía y la tortuga mora..."

Antes, porque gobernaba el PSOE; después, la crisis; entretanto, que si la Junta de Andalucía y la tortuga mora
, proyectos que no se ejecutan, túneles taponados, retirada de adjudicatarias, presupuestos ridículos, informes y otras milongas… nos sitúan a la cola de las comunicaciones, aunque seamos cabeza de producción agrícola y tengamos el mayor potencial turístico sin explotar. De nada nos vale el postureo y la portavocía gubernamental dada la nula influencia política de nuestros representantes almerienses en el Gobierno. Año tras año seguimos viendo perder oportunidades.

Señores diputados y senadores del PP almeriense, no se extrañen luego si la respuesta ciudadana en las urnas de las Generales es proporcional a los logros conseguidos para esta provincia. Y, ya les digo, cada vez valen menos los discursos difusos, las explicaciones transversales y externalización de las culpas. Afortunadamente, cada vez más, empiezan a contar los hechos. Pónganse las pilas que, como para 2019 no se vean resultados, tendremos que buscar a otros que nos traigan la alta velocidad a Almería.

"Habrá que ir pensando en el castigo silencioso, pacífico y definitivo, en el uso del voto como exigencia de cumplimiento de lo comprometido"

La crisis ha servido a los políticos de vacunado contra las movilizaciones ciudadanas, salvo que las convocatorias fueran multitudinarias, que no es el caso. Lo que es válido para Cataluña y País Vasco, en Almería parece que no. Habrá que ir pensando en el castigo silencioso, pacífico y definitivo, en el uso del voto como exigencia de cumplimiento de lo comprometido. ¿Seremos capaces, desde la independencia, de aunar criterios, prioridades y esfuerzos colectivos para defender el bien común? Ahí puede estar la clave para que Almería organice la “hermandad” que adelante la alta velocidad.

Para acabar, he cogido algunos titulares, al azar, de distintos y variados medios, sobre la alta velocidad almeriense. Les propongo que cada medio o ciudadano que quiera añada más titulares a esta lista.

Gobierno, 20/7/2010, “Fomento, Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de Almería constituyen la sociedad Almería Alta Velocidad. Línea de Alta Velocidad Murcia-Almería". El País, 10/07/10, “El AVE a Almería se libra del recorte” El Mundo, 3/5/14, “El AVE a ninguna parte de Almería: 49 millones al año aun tapiado”. ABC, 20/3/16, “El AVE a paso de tortuga mora". Diario de Almería, 26/4/16, “Fomento asegura que la Alta Velocidad Almería-Murcia es para pasajeros y mercancías”. Teleprensa, 21/11/16, “Fomento garantiza el AVE entre Murcia y Alicante para 2017 pero deja sin fecha su continuidad hasta Lorca y Almería”.

Europa Press, 22/2/17, “Adjudicatarias de proyectos del AVE Murcia-Almería piden a Fomento rescindir contratos”. El Mundo, 17/3/17, “Anulado el contrato del único tramo del Corredor Mediterráneo adjudicado en Almería”. Expansión, 3/4/17, “Fomento retomará en 2019 las obras del Corredor Mediterráneo entre Almería y Murcia”. La Voz de Almería, 14/4/17, “Una más. Fomento deja a Almería fuera de las autopistas ferroviarias”.

Almería acabó 2016 como la economía andaluza con más crecimiento

Manuel León
Periodista

En el cuarto trimestre de 2016 la actividad económica en la provincia de Almería ha mostrado un crecimiento interanual del 2,9%, según las estimaciones de Analistas Económicos de Andalucía, el avance más intenso de la región en este periodo (2,6%).El vigor de la economía provincial se ha reflejado en el buen comportamiento del empleo y en el empuje de la demanda turística y del sector inmobiliario. Las estimaciones para el conjunto del año también evidencian el mayor dinamismo de la provincia, que ha experimentado un crecimiento de la producción del 3,2% respecto a 2015 (2,9% en Andalucía), mientras que las previsiones para 2017 apuntan a un aumento más moderado tanto de la economía almeriense (2,8%) como de la regional (2,4%).

Presentación del informe de Analistas Económicos de Andalucía

El mercado laboral ha ofrecido una trayectoria muy positiva en el cuarto trimestre de 2016, tras registrarse un aumento del número de ocupados en Almería del 5,5% con relación al mismo periodo del año anterior (13.600 empleados más), el mayor repunte del empleo en el ámbito regional (0,9%). Este aumento ha sido particularmente relevante en el sector agrario, donde se han contabilizado 12.000 ocupados más en términos interanuales (18,3% en términos interanuales). No obstante, los mayores aumentos relativos se han registrado en la industria (40,9%) y en la construcción (36,8%), mientras que la ocupación ha disminuido en los servicios (-4,7%).

Cabe reseñar que la provincia ha registrado un fuerte aumento del número de asalariados con contrato temporal (7,3%), incrementándose la tasa de temporalidad en 2,5 p.p hasta situarse en el 48,7%, la más alta de Andalucía (35,3%). Por otro lado, la cifra de parados ha experimentado un aumento interanual del 4,0% en el cuarto trimestre del año, en un contexto en el que ha crecido con fuerza la población activa (5,1%), aunque la tasa de paro se ha reducido hasta el 24,8%, la más baja de Andalucía (28,3%).

En lo que concierne al sector turístico, la demanda hotelera ha dado muestras de una evolución favorable en Almería, a tenor del intenso avance que ha experimentado en el conjunto de 2016 tanto el número de viajeros en establecimientos hoteleros (9,3%) como, especialmente, las pernoctaciones (15,0%), registrándose el aumento más importante de la región (7,9%). Destaca el fuerte avance en el número de viajeros residentes en el extranjero (31,5%) y de las pernoctaciones realizadas por estos (38,1%), si bien la demanda nacional sigue constituyendo el segmento mayoritario en la provincia, concentrando el 77,2% de los viajeros y el 69,4% de las pernoctaciones. En el mismo sentido, la oferta hotelera también se ha incrementado en 2016, destacando sobre todo el aumento del personal ocupado en los establecimientos hoteleros de la provincia (12,0%).

Respecto a la demanda, la matriculación de vehículos ha presentado una trayectoria dispar, dado que la matriculación de turismos en Almería se ha incrementado un 20,2% en 2016, respecto a 2015, mientras que la de vehículos de carga ha disminuido un 0,1% en este periodo (15,1% y 10,2% en Andalucía, respectivamente). Por su parte, el comercio exterior experimentó una evolución favorable en el conjunto del año, aumentando las exportaciones un 10,4% con relación al año anterior, en términos de cantidades, mientras que el valor de las exportaciones lo hizo un 8,5%, debido, fundamentalmente, al mayor importe de las ventas al exterior de alimentos (8,0%), concretamente de legumbres y hortalizas, y también de las semimanufacturas (13,3%), en su mayor parte vinculadas con el sector de la piedra.

La actividad empresarial ha evidenciado cierto deterioro en el conjunto del año, ya que ha disminuido tanto el número de sociedades creadas (-0,3%) como el capital suscrito (-36,2%).

Se presenta 'Diccionario mojaquero'

Juan Grima
Arráez Editores

Quisiera invitaros a la presentación del libro Diccionario mojaquero, obra inédita de Esteban Carrillo Flores (fallecido en 2002), que tendrá lugar el próximo sábado, día 22 de abril, a las 20'30 horas, en el Centro de Usos Múltiples, de Mojácar. En el acto intervendrán María Rosa Cano Montoya (alcaldesa de Mojácar), Emmanuel Agüero Leclerc (concejal de Turismo de Mojácar), Juan Grima Cervantes (editor) y Elisa Carrillo Ridao (autora estudio preliminar).

Cartel de presentación

Mojácar recupera sus voces propias: En esta época donde la globalización impone sus rígidas reglas de estandarización y donde hasta el castellano empieza a diluirse en un lenguaje más universal pero más pobre, el spanglish, la recuperación de la forma de hablar autóctona de un pueblo no solo aporta riqueza lingüística al idioma común, sino que también ayuda con sus modismos y expresiones a explicar su historia.

Como un recolector de mieses, Esteban Carrillo se lanzó durante años a escuchar y rescatar palabras de su pueblo que meticulosamente anotaba en fichas donde cotejaba, buscaba etimologías, usos… hasta conseguir este diccionario vivo, en el que siguió trabajando hasta el final de sus días, formado por más de 1.500 vocablos. Su labor recuerda la del poeta Dionisos Solomós que, al volver a Grecia tras una larga estancia en Italia, “compraba” palabras nuevas a cualquiera de sus conciudadanos que tuviese a bien platicar con él.

También las fuentes de Esteban Carrillo eran sus paisanos. Aquellos de una cierta edad que, todavía, sin dejarse contaminar por las hordas turísticas, conservaban y se expresaban con su lengua de siempre. Por desgracia va desapareciendo una parte muy importante de nuestro acervo cultural, de nuestra identidad, de nuestras sensaciones más íntimas que están siempre relacionadas con el lenguaje. Ese lenguaje que, como la magdalena de Proust, nos transporta al mundo mágico de la infancia, de nuestra historia.

Ya que entendemos que una tierra no es solo una confluencia geográfica sino también lingüística, damos la bienvenida a este Diccionario que recupera una parte importante de nuestra cultura, de nuestro pasado y de nuestro color como pueblo.

Los británicos en España se enfrentan al Brexit

Lenox Napier
Un británico de Mojácar

Nota de la redacción: Lenox Napier es un ciudadano británico que lleva muchos años residiendo entre nosotros. No obstante, su dominio del castellano no es pleno, por lo que algunas expresiones de este artículo pueden padecer una redacción inadecuada. No obstante, respetamos la literalidad del mismo.

Los británicos están divididos entre sí: los que prefieren dejar la UE frente a los que quieren permanecer. Los Brexiteers (brexiteros) están en un lado, los Remainers (permaneceros) están en el otro. El Reino Unido está muy dividido al respeto, con más xenofobia, más nacionalismo y más amenazas que nunca. Aquí, en España, nosotros, los residentes británicos nos consideramos parte de la comunidad de los ‘expatriados’. Brexit no es un ejercicio de libertad contra la imponencia de Bruselas (o como sea que lo creen en Londres). Brexit para nosotros los británicos que vivimos en uno de los 27 países de la UE restantes es una amenaza contra nuestra inevitable pérdida de privilegios como futuros ex-comunitarios europeos.

Brexit

En breve tendremos que hacer frente a la obtención de una visa o un permiso de trabajo. Podemos necesitar una cuenta bancaria convertible, o 'fondos suficientes' para permanecer. Podríamos perder nuestra cobertura de salud o ciertos derechos de pensión. Probablemente perderíamos el derecho a un voto local (y también perderíamos a nuestros pocos conciudadanos valientes que trabajan en la política local). Por supuesto, nadie sabe, o si lo hacen, no nos lo están diciendo. Nunca es sin embargo (como debemos recordar de nuestros tiempos en el Reino Unido) una mala idea llevar un paraguas cuando el cielo está revuelto.

¿Entonces, qué podemos hacer? Siendo británicos, por supuesto, muchos de nosotros somos francamente la más extraña de las bestias. ¡Brexiteros Continentales! Según ellos, es mejor sacar  los inmigrantes del Reino Unido, ya que sólo causan problemas mientras que chupan descarados al Estado. Nosotros, dicen, somos diferentes: traemos los fondos que tanto necesitamos a España. Sí, ¡realmente hay los que opinan así!

Otros piensan que debemos ignorar el asunto ya que alguien (ay, alguien) lo solucionará todo para nosotros. ¿Pero quién va a ser nuestro salvador? ¿Michael Robinson, quizás? Nuestros propios periódicos gratuitos de habla inglesa, los que amontonan en pilas fuera de las agentes inmobiliarias y los cafés, han fracasado singularmente en ayudarnos hasta el momento, con algunos columnistas francamente apoyando la causa Brexitera.

Sabemos que el Gobierno británico está interesado, muy interesado, en los negocios europeos. Buscan la pasta, no los derechos sociales. La embajada también dedica todo su tiempo a la construcción del comercio. Los británicos esparcidos por el continente en pueblos poco interesantes u ocupados con su vida profesional en grandes empresas en las ciudades de Europa no van a ser de ninguna consecuencia ya que no son ni organizados ni tienen voz. Si algo, son más obstáculo para la libre circulación del comercio, que otra cosa.

Si los españoles están preocupados por todo esto, será por el trato de sus conciudadanos asentados en el Reino Unido, que también dudan de si pueden obtener permisos de trabajo, visas y el resto. De nuevo, alguien debe de hacer algo. Algunos españoles -si tenemos que creer la prensa- ya están recibiendo sus órdenes de abandonar el país por el Ministerio del Interior británico. ¿Qué van a contar cuando vuelven a España? ¿Quién habla por ellos? España está evidentemente menos preocupada aún por el aparentemente pequeño número de británicos aquí (ver el padrón - somos alrededor de 270.000). Tenemos que atraer vuestra atención.

El turismo no caerá en picota gracias a ninguna acción española tras el Brexit, aunque los reglamentos de la UE aumentarán el coste de los vuelos desde el RU  y habrá más formalidades para los visitantes británicos. Una vez más, debemos centrar la atención en la comunidad de expatriados en España - conocida despectivamente por las autoridades, como quienes practican el "turismo residencial". Somos los "residentes extranjeros", en el mejor de los casos. Los 'guiris' en el peor. Rara vez veremos mención de nosotros en los medios aquí. Somos descartados como infelices viviendo en guetos en algún lugar horrible construido por un político local corrupto. Mejor olvidado.

Mientras que  los fans de Leicester están invadiendo la Plaza Mayor de Madrid, nosotros tenemos que crear nuestra propia identidad bien distinta. No somos como los hinchas británicas, los hooligans. Somos europeos de segunda clase tal vez, como la amenaza Brexit nos persigue, pero europeos que queremos mucho a nuestra país adoptada; y necesitamos ayuda. Hemos creado algunas asociaciones para tratar de dar a conocer la amenaza de Brexit: EuroCitizens, Europats, Bremain en España, Brexpats, etc. Un líder, aceptable y conocido tanto por los británicos como por los españoles, aún no ha surgido de estos grupos.


Suponiendo que se nos ofreció la opción: pasaporte británico sólo, y ser tratado como un extranjero no-UE - o tener dos pasaportes: doble nacionalidad, lo que nos permite mantener nuestra identidad y, al mismo tiempo, continuar con todos los actuales privilegios de la UE (E incluso adquirir los pocos que actualmente no tenemos: como la emancipación completa). ¿Suena bien? Eso es lo que está ofreciendo España (y por extensión Bruselas) a Gibraltar. Si los ciudadanos del Peñón, de nuevo sitiados por fuerzas más grandes, vieron las ventajas del trato, habría de repente treinta mil nuevos españoles británicos. Tal vez habría espacio, en ese momento, por unos cuantos más...