Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz


El PP de Adra nunca nos replica

Esther Gómez Fernández
Portavoz del Grupo Municipal Plataforma

Quien siga mínimamente la política municipal de Adra habrá podido comprobar que, de las numerosas denuncias formalizadas por mi Grupo Municipal, Plataforma, en relación a la gestión llevada a cabo en el pasado y en el presente por el PP de Adra, ninguna de ellas ha tenido réplica alguna que pudiese poner en duda su veracidad. Mi Grupo y yo misma no podemos ocultar un cierto grado de satisfacción y, sin querer pecar de arrogantes, nos da una enorme tranquilidad y ánimo para seguir en ello, al “certificarnos” el PP, con su no réplica, el rigor y veracidad de nuestras afirmaciones. Se trata, por tanto, de un buen baremo que nos indica que estamos haciendo bien el trabajo de oposición que los abderitanos nos encargaron en las pasadas elecciones.

Manuel Cortés, alcalde de Adra, en su toma de posesión

Sin embargo, esa ausencia de réplica por parte del PP de Adra no se da ni mucho menos con otros grupos de la oposición, como el PSOE. Se da la circunstancia de que los socialistas, a los pocos minutos de publicar algo contra el PP, reciben inmediatamente la réplica de los populares en los medios y en las redes, desmintiendo o negando lo que el grupo del PSOE les critica.

Esa actitud de silencio ante las denuncias de Plataforma en parte nos reconforta, aunque también es cierto que echamos de menos el debate, al que de ningún modo renunciamos. Un debate que creemos de vital importancia en Adra. Como botón de muestra les cuento algún ejemplo sobre esa falta de réplica del PP de Adra a Plataforma.

"Por mucho que argumentamos que las arcas municipales no podían aguantar tres años más “en vía muerta”, no hubo forma de que el alcalde debatiera"

Unos meses atrás, los concejales de Plataforma presentamos una moción para que el alcalde llevara a pleno un Plan Financiero en el que el Ayuntamiento aprobara y estableciera el modo para ir pagando la deuda atrasada de más de 12 millones de euros que refleja la Cuenta General. En esa moción poníamos al descubierto una situación real y preocupante de las arcas municipales. El Alcalde, sin más, la rechazó, argumentando que ese plan era una competencia suya, aún reconociendo que los datos de endeudamiento que dábamos eran rigurosamente ciertos. Por mucho que argumentamos que las arcas municipales no podían aguantar tres años más “en vía muerta”, no hubo forma de que el alcalde nos permitiera ni tener debate ni hacer aportaciones que posibilitaran reducir el alarmante endeudamiento que el PP de Adra ha generado en el Ayuntamiento.

Les voy a contar otro ejemplo de ese mutismo absoluto a nuestras denuncias o aportaciones: desde hace unos meses está apareciendo, en los medios y en las redes, el asunto del “sobre” sueldo del marido de la exalcaldesa, Mª Carmen Crespo, pues este funcionario ha venido cobrando 600 euros mensuales por productividad desde hace muchos años. Ante el revuelo mediático de este proceder tan escandaloso del PP de Adra, incorrecto tanto administrativa como políticamente, el PSOE se vio obligado a sumarse a nuestras denuncias. Y ¿qué ha pasado? El PP sí ha replicado al PSOE, incluso lo ha amenazado con una denuncia judicial. Sin embargo, a nosotros, que somos los que hemos descubierto el asunto, los que lo hemos sacado a la luz pública y los que hemos aportado los documentos y las cifras, “ni pio”.

"Mientras el alcalde no explique cómo han llevado al Ayuntamiento a esta situación tan desastrosa será imposible que Plataforma hable de los presupuestos de 2017"

Esto que les he contado es para ponerles en antecedentes y adelantarles  lo que va a ocurrir en las próximas semanas, cuando planteemos al alcalde un “cuestionario”, que publicaremos, con todo lo que no ha querido respondernos durante todo el año 2016. Mientras el alcalde no responda y explique a los abderitanos cómo han sido capaces, en trece años, de llevar al Ayuntamiento de Adra a esta situación tan desastrosa, será muy difícil, si no imposible, que Plataforma se pueda sentar a hablar con el PP abderitano de los presupuestos de 2017.

Fidel Castro y los gitanos

Juan de Dios Ramírez-Heredia
Abogado y periodista

Presidente de Unión Romani

En el año 2001 se celebró en Durban, Sudáfrica, la I Conferencia Mundial contra el Racismo convocada por las Naciones Unidas. En ella participaron una treintena de Presidentes y Jefes de Gobierno de todo el mundo, así como 166 ministros de Asuntos Exteriores, de Servicios Sociales o de Trabajo. Igualmente, como observadores, estuvieron presentes decenas de ONG, así como las organizaciones más representativas de los movimientos sociales y humanitarios del planeta.

Fidel Castro

La delegación oficial española estuvo presidida por el Ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Juan Carlos Aparicio, así como por la Secretaria General de Asuntos Sociales, Concepción Dancausa. Igualmente, con la condición de observadores, el Ministro decidió invitar a otras personas entre las que se encontraban Francisca Sauquillo, el profesor Tomás Calvo Buezas y el presidente de la Unión Romani para que siguieran en directo el desarrollo de la Conferencia.

Así fue como vi el comienzo de la Conferencia Así que cargado de ilusión llegué a Durban y creo que fui de los primeros en instalarme en el Centro Internacional de Convenciones con el fin de coger un buen sitio y poder ver y oír lo más cerca posible a buena parte de los líderes del mundo. El aspecto del salón de Plenos de la Conferencia era impresionante. Estaba dividido en tres partes. La primera era una especie de escenario situado por encima del nivel del suelo de la gran sala. En el centro de la tarima había una mesa adornada con la bandera de la ONU. Tras ella se sentó para presidir el acto inaugural el señor Thabo Mbeki, Presidente de la República de Sudáfrica y el entonces Secretario General de las Naciones Unidas, Kofi Annan. Y a la derecha, sobre otras plataformas que se sucedían elevadas como en una escalera, se situaron las sillas más vistosas y elegantes, donde se sentaron los jefes de Estado que en aquel momento estaban en la ciudad. Allí fue donde vi, por primera vez, a Fidel Castro, aYasser Arafat, y al resto de las personalidades que ocuparían aquel lugar de privilegio.

La segunda división de la gran sala, que empezaba al pie del escenario, era la destinada a los representantes ofciales de los 160 Estados presentes en la Conferencia. Cada Delegación contaba con una pequeña mesita sobre la que había un gran letrero con el nombre del país que debía ocupar aquel lugar, e inmediatamente detrás de la mesita, cuatro sillas, dos delante y las otras dos detrás, enfundadas en un vistoso tejido rojo. Inmediatamente localicé la que correspondía a España y esperé ansioso que llegaran nuestros representantes oficiales.

La tercera parte de la gran sala, donde yo me encontraba, era la reservada a los observadores acreditados por sus Gobiernos. En este espacio no había sitio señalado y cada uno podíamos sentarnos donde mejor nos pareciera. La separación entre los observadores y los ministros la constituía una franja expedita de unos cuatro metros de anchura sobre la que se había colocado una serie de soportes verticales de un metro de altura, separados convenientemente. Soportes que servían para sostener un grueso cordón de trenzado azul que los unía, unos a otros, por un gancho situado en la parte superior de la columnilla separadora. En esta franja estaban situados varios policías, muy elegantemente uniformados, que, supongo, estaban allí para garantizar la separación de los señores ministros del resto del personal.

El ministro español no aparecía por ninguna parte. En pocos minutos la sala se llenó hasta la bandera. Las altas personalidades ocuparon sus asientos y los señores ministros, acompañados de sus colaboradores fueron llenando las mesitas a ellos destinadas. Pero empecé a ponerme nervioso cuando vi que ya no faltaba nadie y que la mesita reservada a la delegación oficial española seguía vacía. Al fin, momentos antes de que el Secretario General de la ONU anunciara el comienzo de la Conferencia, entró la Delegación española y ocuparon sus asientos. Eran los embajadores de España en Johannesburgo y ante las Naciones Unidas y un funcionario del Ministerio. Pero solo eran tres. ¡Faltaba el ministro!, cuya silla permaneció vacía.

Dio comienzo la solemne sesión de apertura y escuche con atención las intervenciones de tantas e importantísimas personalidades. Debo decir que, previamente, el Secretario General de la ONU advirtió que sería muy estricto en la administración de los tiempos concedido a los oradores que sería el siguiente: los señores presidentes y Jefes de Estado dispondrían de diez minutos y los señores ministros de cinco minutos cada uno.

Pero la sesión continuaba, el tiempo avanzaba y el ministro español no llegaba. Mis ojos permanecían clavados en su silla vacía. Así, terminaron de hablar las más altas personalidades, y fue entonces cuando Koofi Annan dio la palabra a los ministros presentes advirtiéndoles que sería muy estricto en la utilización de los tiempos a ellos destinados.  Así que, dirigiéndose a la Asamblea, dijo:

- Señores ministros que deseen hacer uso de la palabra en el siguiente turno, manifiéstenlo en voz alta poniéndose en pie.

Mi estado de ánimo era el de un volcán en erupción. El ministro español no llegaba y España iba a perder la oportunidad de fijar su postura sobre el racismo y la discriminación en una ocasión irrepetible. Y empezaron a oírse las voces de los representantes oficiales de los Estados manifestando su deseo de intervenir: Canadá, dijo el ministro norteamericano; Letonia, Filipinas, Cuba, México. Y así hasta diez que fueron los ministros que desearon intervenir. Y nuestro ministro sin aparecer.

Yo esperaba que alguno de los embajadores levantara la voz en representación de nuestro país con el fin de dar tiempo a nuestro ministro que aún no había llegado. Pero no lo hicieron. Y en aquel momento tomé una decisión atrevida sin medir bien sus posibles consecuencias. Me levanté raudo y salté el cordón azul que separa a los observadores de los representantes oficiales. El policía más cercano se quedó tan sorprendido que no fue capaz de actuar para impedirme la veloz carrera con que llegué a la mesa que sostenía el letrero de nuestro país. Me senté en la silla reservada a nuestro ministro y desde ella, dirigiéndome a la presidencia de la Conferencia dije:

- ¡España!

Yo temblaba como las hojas de los árboles. Desde lo más profundo de mi corazón le pedía a Dios que apareciera el ministro para que pudiera hacer uso de la palabra cuando fuera llamado desde la tribuna. Los miembros de la delegación me dijeron que el avión en el que venía a Sudáfrica se había retrasado y que también esperaban que de un momento a otro se incorporaría. Sin embargo, debo manifestar que, aunque me trataron con respeto, me advirtieron de que mi comportamiento me podría traer muy graves consecuencias. Que yo había hecho uso de una facultad para la que no tenía autorización y que hablar en nombre de España, cuando no se tiene la legitimación ordinaria para hacerlo, podía ser un delito penalmente condenable.

- Por Dios, por Dios, que aparezca el ministro ―pedía yo desde lo más hondo de mi corazón. Pero el ministro seguía sin aparecer cuando atronaron en mis oídos las palabras del Secretario General de las Naciones Unidas diciendo:

- Tiene la palabra el señor Ministro de Trabajo y Asuntos Sociales representante del Reino de España.

Y me levanté y hablé. A pesar de que mis accidentales compañeros de mesa me advirtieron que midiera bien mis palabras no fuera a provocar algún tipo de conflicto diplomático. E hice mi discurso. Empecé diciendo que yo no era el ministro de Trabajo y Asuntos Sociales de España pero que, en su ausencia, creía que podía exponer en la Conferencia la realidad de mi país y del mundo en lo concerniente al tratamiento racista y persecutorio que padecían los miembros de mi comunidad, los gitanos, en la mayoría de los países miembros de las Naciones Unidas.

Debo decir con un cierto rubor que mientras que el presidente de la Conferencia advirtió a algunos ministros que sus cinco minutos habían terminado, conmigo fue especialmente generoso porque estuve exponiendo mi relato durante casi nueve minutos y no me llamó la atención. Al terminar, me senté en la silla ministerial e hice el gesto de marcharme al sitio de los observadores, pero mis “momentáneos” compañeros de Delegación me dijeron que no lo hiciera y que permaneciera sentado donde ya lo estaba.

Y fue en ese momento en el que el Presidente de la República de Cuba, Fidel Castro, pidió la palabra, para contestar a mi discurso. Han pasado los años y aún me emociona el recuerdo de sus palabras. Más o menos vino a decir lo siguiente:

- Quiero manifestar desde aquí mi completa conformidad con lo que ha dicho el representante de España. La lucha del pueblo gitano por defender sus derechos debe ser apoyada por esta Conferencia y así debe hacerse constar en su declaración final. Las palabras del representante español han sido palabras oportunas y llenas de legitimidad y sentido común.

A partir de ahí Fidel Castro se manifestó como el Fidel Castro que todos conocemos. Una vez en el uso de la palabra, con el fin de apoyar lo que yo había dicho, empezó a contar su experiencia con los gitanos europeos, especialmente con los que vivían bajo algún régimen comunista dependiente de la Unión Soviética. Mostró un especial conocimiento sobre la vida de los gitanos rumanos de los que, dijo, haber hablado en alguna ocasión con el presidente del país Nicolae Ceausescu.

Acabo. Cuando terminó la sesión tuve que atender a muchos medios de comunicación y especialmente a los españoles que, una vez más, me manifestaron su complacencia por mis palabras. Pero mis alarmas empezaron a sonar cuando un funcionario de la embajada española en Johannesburgo se me acercó para decirme:

- El señor ministro quiere verle y me pide que le diga si puede usted cenar esta noche con él.

Como es natural dije que sí. Y desde aquel mismo instante empezó a sentarme mal la cena a la que aún no había acudido. Cuando llegué al reservado donde suponía que estaba el ministro esperándome para echarme la gran bronca, me encontré con que alrededor de la mesa había, al menos, diez comensales. Y me dije: “El ministro quiere liberarse de cualquier responsabilidad llamándome la atención ante testigos por haber ocupado su puesto sin haber sido autorizado para ello”. Pero no fue así, Juan Carlos Aparicio Pérez, que fue un buen Ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, se acercó a mí, me estrechó fuertemente la mano, y adivinando mi estado de ánimo, me dijo:

- No te preocupes lo más mínimo. Lo has hecho estupendamente bien. He pedido la grabación de tus palabras y las he oído. Y quiero decirte que has dejado el nombre de España en la mejor posición para que podamos, a partir de mañana, defender nuestra postura con mayor fuerza y autoridad. Además, después de lo que ha dicho de tu intervención Fidel Castro, ¿Quién puede dudar de lo oportuno que has estado?  Así que siéntate y vamos a cenar tranquilamente.

Pero no acaba aquí la historia. Al día siguiente varios miembros de nuestra delegación y yo estábamos dando un paseo por una de las calles de Durban cuando fuimos sorprendidos por las sirenas de unas motos enormes que montaban cuatro policías, dos delante y dos detrás de un gran coche negro. Con el fin de no ser atropellados nos refugiamos en el acceso de entrada de un gran hotel a cuyas puertas nos encontrábamos. Pero resulta que el mandatario que iba tan escoltado se dirigía a ese mismo hotel, por lo que el coche se paró prácticamente delante de nuestras narices. Y de él se bajó Fidel Castro que inmediatamente fue rodeado por su escolta personal para introducirlo en el hotel.

- ¡Señor Presidente, señor Presidente! ―dije levantando la voz con el fin de llamar su atención, cosa que conseguí porque Fidel Castro frenó su andadura y se me quedó mirando sorprendido―. Señor presidente, perdóneme la interrupción. Soy el ciudadano español que intervino ayer en el pleno de la Conferencia y quiero aprovechar la oportunidad de tenerle tan cerca para darle las gracias por sus palabras. De verdad, señor Presidente, muchas gracias. Y entonces sucedió lo que nunca pude imaginar. Fidel Castro me escudriñó con la mirada, apartó con la mano al escolta que se interponía entre los dos y dijo:

- Bueno, bueno, hombre, es que me impresionó mucho lo que usted dijo. Así que usted ¿es gitano? Venga conmigo que quiero hablar con usted.

Hizo un gesto para que los escoltas me dejaran acercarme a él y tomándome por el brazo entramos juntos en el hotel donde con tranquilidad sostuvimos una agradable conversación. Me preguntó un sinfín de cosas sobre los gitanos al tiempo que me transmitió sus sentimientos sobre nuestra cultura y nuestra especial manera de entender y valorar la libertad.

Alfonso García, presidente: "Quieren comprarme el Almería"

Rafa Góngora
Periodista

Alfonso en estado puro. El presidente del Almería estuvo el martes en el campo Anexo del Estadio de los Juegos Mediterráneos viendo el entrenamiento de los de Soriano. Luego, se pasó por la sala de conferencias para repasar la actualidad y el futuro del Almería. Alfonso García estuvo sobresaliente y dejó muy buenos titulares durante los 20 minutos que duró la comparecencia ante la prensa.

 “¿Qué si voy a vender el club del Almería? Llevamos ya años con este tema. Hay mucha gente a la que le gustaría tener un equipo de fútbol y todos los días me llega gente que me pregunta si vendo el Almería y mi pregunta es qué proyecto tienes”, respondió el presidente del Almería a una hipotética vente del club rojiblanco. 

Alfonso García

Además, el presidente Alfonso García comentó que “no me aparto de no vender el Almería, pero tiene que ser alguien que tenga una capacidad económica y que tenga un proyecto. El club del Almería no voy a venderlo a alguien que no lo pague y que después llega para sacar unos millones a varios futbolistas porque eso lo hemos visto todos en muchos equipos para dejar al equipo tirado. Eso no lo voy a hacer yo. Tiene que ser alguien que le guste el fútbol y que apueste por el club para hacerlo más grande porque, si no, claro que no tiene ningún sentido y eso, hasta ahora, no lo he tenido”.

“¿Gente para comprar el club?, todos los días, pero no me interesa que venga uno con chavos...”

Empresarios que quieren comprar el club del Almería, según ha dicho Alfonso García, hay de sobra:“¿Gente para comprar el club?, todos los días, pero no me interesa que venga uno con chavos...”.

El máximo dirigente de la entidad almeriense, además, recordó que “entiendo que hemos hecho un buen trabajo en los últimos 14 ó 15 años en el Almería; hemos tenido muy buenos y otros momentos regulares desde que llegué al club, pero pienso que en líneas generales el trabajo que se ha realizado no ha sido malo en líneas generales porque en el fútbol español hay muy pocos equipos que hayan estado los últimos años, como nosotros, en la Liga de Fútbol Profesional  y el Almería es uno de ellos; eso no podemos ni debemos perderlo”.
No se fía de ningún posible comprador que se interesa por el Almería, mientras no vea garantías:“Me han llamado 20 personas todos los días, pero mientras no vea más poder económico que yo y que quiera hacer la Ciudad Deportiva, por ejemplo. Quiero que el Almería siga creciendo en el mundo del fútbol, no quiero que venga uno para destrozar el club porque lo siento mío”.

Nueva tormenta política en Albox a raíz de la expulsión de una periodista del pleno municipal

Tania Artajo
@opinionalmeria

El alcalde de Albox, Francisco Torrecilllas (Cilus), que gobierna con el apoyo del Partido Socialista, ha expulsado del pleno municipal a la periodista Paqui Martínez, que presta sus servicios en La Comarca Noticias y es a la vez corresponsal de Diario de Almería. Según la Asociación de la Prensa, la expulsión ha sido motivada porque la periodista calificó al alcalde como "mal educado".

Francisco Torrecillas, alcalde de Albox

Reproducimos a continuación las reacciones que ha merecido el caso.

Asociación de Periodistas – Asociación de la Prensa de Almería (AP-APAL)

La Asociación de Periodistas – Asociación de la Prensa de Almería (AP-APAL) ampara a su asociada Francisca Martínez Sánchez y junto al Colegio de Periodistas de Andalucía en Almería (CPPAA) condena la actuación del alcalde de Albox (Almería), que en el pleno de la corporación celebrado ayer, 28 de noviembre, ordenó la expulsión de la periodista del salón de sesiones municipal, siendo escoltada por la policía local.

Las dos entidades profesionales rechazan firmemente la actitud del alcalde Francisco Torrecillas, que en todo momento está obligado a facilitar el trabajo de los profesionales de la información. De igual manera se solidarizan con Francisca Martínez, una periodista íntegra y rigurosa, que desarrolla su labor en el Grupo La Comarca y como corresponsal de Diario de Almería.

“Quiero que sepa que es usted un mal educado”, le dijo la periodista al alcalde

A lo largo del pleno extraordinario, celebrado en la tarde – noche del 28 de noviembre, el alcalde, cuando se estaba refiriendo al tema del parque de bomberos de la comarca, se dedicó a criticar duramente la labor del medio para el que trabaja Francisca Martínez. Concluido este punto, la periodista retiró su grabadora de la mesa presidencial diciéndole al alcalde: “Quiero que sepa que es usted un mal educado”. El primer edil respondió indicando que tomara nota el fedatario del pleno. Y, a continuación, ordenó la expulsión de la sala de la periodista que salió escoltada por la policía municipal, quien tomó y anotó los datos personales de la periodista para abrir denuncia.

Cuando un político o cualquier persona no estén de acuerdo con la información de un profesional o medio, en lugar de usar tribunas públicas, tienen otras herramientas a su alcance como puede ser la Comisión de Arbitraje, Quejas y Deontología del Periodismo, o, incluso, los tribunales de justicia. Nunca menos faltar el respeto a los medios y a los profesionales.

De igual manera, condenamos ciertos comentarios del alcalde Torrecillas en redes sociales. Con frases como: “Dejen de dar lecciones de funcionamiento democrático y preocúpense de los problemas de los vecinos. Tienen ustedes y la periodista la ‘piel muy fina’, me reitero, ese medio es un folletín”. O, esta otra: “Lo que le tiene que preocupar a Paqui es el informe de la Policía por si se le puede aplicar la ley y le puede caer una buena desde la Subdelegación del Gobierno”.

Con total firmeza también condenamos las declaraciones de otros políticos poniendo en tela de juicio informaciones veraces de periodistas, como ha ocurrido recientemente en la zona del Levante Almeriense. Los políticos de forma especial están obligados a respetar y facilitar la labor profesional de los informadores.
Como bien decía la presidenta de la FAPE, Elsa González, hace unos días, “Los personajes públicos no pueden permanecer ajenos a la fiscalización de su trabajo”. La actuación del alcalde de Albox es un acto contra el derecho a la información y a la libertad de expresión.

Esperamos y deseamos que el alcalde albojense rectifique, se atenga a razones y no protagonice más actos deplorables como el de ayer durante una sesión plenaria pública de la corporación que preside.

Carta al excelentísimo Alcalde de Albox
  
Por Rodrigo González
Responsable de Organización de IU Almería


Señor Torrecillas, don Francisco, cuando accedió usted a la alcaldía de Albox apoyado por un grupo de concejales y concejalas bajo sospecha de limpieza política y expulsados de su partido, cuando accedió a la alcaldía en contra de la decisión de la formación por la que usted se presentó, cuando otorgó a su grupo municipal unipersonal, y ya veremos si legal, 1500 Euros mensuales, cuando decidió de manera personal dar por finiquitado el Parque de bomberos de Albox, que prestaba servicio a toda la comarca del Almanzora, debería haber tenido previsto que se exponía a la crítica, opinión  y oposición de los de los distintos partidos políticos y de sus vecinos y vecinas. También debería saber, esto ya como ciudadano español, que nuestra Constitución consagra y garantiza el derecho a la libertad de expresión y opinión, y que dentro de esta los medios de comunicación juegan una labor imprescindible. Además debería saber que si usted, por muy alcalde que sea, llama folletillo a un medio de comunicación de su comarca sin dar muestras de respeto alguno a la labor que los/as periodistas realizan y se mofa de ellos/as desde su púlpito,  no puede pretender que no se moleste la prensa, ni mucho menos intentar censurarla por llamarle “maleducado”.

"A fe que demostró no sólo ser maleducado, sino además no tener vergüenza"

Y a fe que demostró no sólo ser maleducado, sino además no tener vergüenza  cuando pidió a la policía que identificase a la periodista y la desalojase del pleno ¡nada menos que a la Policía! Que yo sepa, entre las funciones de la Policía Local no se encuentra  la de ser el brazo represor de un alcalde, por muy endiosado que se crea. Habrá que ver cómo refleja la policía lo sucedido y si la periodista puede hacer uso de su derecho a exigirle responsabilidades por una actitud antidemocrática y contraria a la libertad de expresión.

Debería saber, Sr. Torrecillas que en el cargo le va la penitencia, el que le aplaudan  le critiquen o le censuren, pues ocupa  un cargo público, y que no puede actuar de manera parecida a como lo hacían los fascistas, reprimiendo a quien ejerce la libertad de expresión. Debería saber que el abuso de autoridad también puede ser perseguido y que los actos de cada uno le reflejan como la persona que es, y me da a mi la impresión de que sus actos están reflejando no una fotografía, sino mas bien la caricatura de un alcalde que se cree un “cacique” y que no es consciente de que está ahí para servir a su pueblo y acompañarle en las duras y las maduras y aceptar tanto los aplausos como los  pitos.

La reacción del Partido Popular

Desde el Grupo Popular condenamos lo ocurrido en el Pleno de este lunes en el Ayuntamiento de Albox y mostramos todo nuestro apoyo a la periodista Paqui Martínez, trabajadora de La Comarca Noticias y Diario de Almería, persona que desde hace más de 10 años viene ejerciendo su profesión en la comarca del Almanzora, con información veraz y contrastable como pueden acreditarlo miles de lectores que día a día leen sus crónicas.

Desde el Partido Popular entendemos que en un Estado de Derecho, pilar fundamental de nuestra democracia, atacar a los medios de comunicación con la clara intención de acallar la verdad y la puesta en conocimiento de la ciudadanía de lo que viene sucediendo, es un grave atentado contra los valores democráticos.

"Cuando el Partido Popular gobernó el municipio de Albox durante 16 años jamás intentó silenciar a esta misma periodista"

Cuando el Partido Popular gobernó el municipio de Albox durante 16 años, jamás intentó silenciar a esta misma periodista, quien informaba acerca de la gestión del alcalde Francisco Granero. Son las reglas del juego, la exposición pública va en el cargo y no se puede tolerar que alguien utilice el poder para perseguir a la prensa.

Por eso desde el partido Popular exigimos el máximo respeto a quien es el alcalde de todos los vecinos de Albox. El PP quiere garantizar y así lo llevará a cabo, el ejercicio libre de la profesión de la que se trate y ejercida por la persona que se trate, a la vez que repudia las ofensas que Francisco Torrecillas desprende en las sesiones plenarias, ya no contra los periodistas, sino contra todos los vecinos.

En el PP nunca estaremos a favor del sectarismo y siempre defenderemos la libertad de expresión, aunque ello, a veces suponga leer, escuchar o ver informaciones que no compartimos o no son de nuestro agrado. Desde el PP de Albox estamos convencidos que sin periodismo, no hay democracia y no hay justicia.

El PP y el PSOE flexibilizan sus posiciones para evitar la desaparición de Galasa

Juan Folío
@opinionalmeria

No todo está perdido, es decir, es posible que Galasa no se vea abocada a la disolución. Este martes, los dos partidos que tienen la llave tanto en la Diputación como en los Ayuntamientos afectados han flexibilizado sus posturas y es muy posible que se cierre un acuerdo de última hora.

El Grupo Socialista de la Diputación ha entregado esta mañana al equipo de Gobierno una propuesta elaborada con el consenso de los alcaldes del PSOE de los municipios afectados. Contempla una actualización mínima de tarifas, lo que permitirá conseguir en un año el equilibrio financiero que exige el Ministerio de Hacienda. Además, en la propuesta se contempla la realización de una auditoría técnica que localice las pérdidas de agua; la inversión de 5 millones de euros anuales por parte de la Diputación para reducir esas pérdidas, la revisión de todos los intercambios y cesiones de caudales entre la empresa y las comunidades de regantes y la optimización del servicio de atención al usuario para reducir los tiempos de actuación ante fugas y averías.

Concentración de trabajadores de Galasa frente a Diputación

Igualmente establece que los trabajos de Galasa habrán de ejecutarse con medios propios de manera prioritaria, reservando la externalización para situaciones específicas o de emergencia; y que las contrataciones de servicios externos se adjudicarán siempre conforme a la Ley, evitando la acumulación indebida de contratos por proveedores.

Finalmente, el PSOE pide que se cree una comisión de seguimiento que vigile el cumplimento de estas medidas, así como que el posible acuerdo se ratifique por un acuerdo del Pleno de la Diputación.

Sobre las propuestas del PSOE, el vicepresidente de la Diputación, Javier Aureliano García, ha manifestado esta mañana que aún no han sido estudiadas ni técnica ni jurídicamente: “Si son asumibles desde el punto de vista técnico o jurídico, estamos en disposición de llegar a un acuerdo; si no es así nos pondremos manos a la obra para que a partir del 2 de diciembre el futuro de Galasa sea lo menos traumático posible”.

García ha lamentado que los sindicatos y trabajadores hayan puesto el foco de sus protestas durante la jornada de hoy en las puertas de la Diputación. “Nos sorprende que sea aquí la manifestación, cuando es la única que está cumpliendo con sus obligaciones y que está trabajando para que siga funcionando desde lo público. Deberían de estar en las puertas de la sede del PSOE, que es el único grupo que no ha tenido capacidad de diálogo en estos meses”. 

Los trabajadores de Galasa se han concentrado hoy a las puertas de la Diputación Provincial protestando por la situación de incertidumbre que vive la plantilla. Francisco José Mañas, uno de los representantes de los trabajadores, ha aseguraba que "son 60.000 los usuarios que se verán afectados, además de los 150.000 vecinos de la comarca del Levante que podría sufrir cortes en el suministro". 

Rosanna Zanetti deslumbra en la fiesta de Bulgari

Nuria Torrente
@opinionalmeria

Mientras David Bisbal ha seguido de promoción por tierras argentinas -regresó el martes- hasta que el día 2 de diciembre publique 'Hijos del mar', su nuevo disco, su pareja, Rosanna Zanetti, deslumbra en el photocall del evento que la firma de joyería Bvlgari ha traído a Madrid, 'Bulgari y Roma', que se podrá ver en el Museo Thyssen-Bornemisza del 30 de noviembre al 26 de febrero de 2017.

Entre los numerosos rostros conocidos que por la exposición han pasado, una de las que más han deslumbrado ha sido Rosanna Zanetti, que lucía un look muy elegante. Escogió un original diseño en el que el negro era el protagonista y que dejaba claro que posee una espectacular silueta.

Rosanna Zanetti, en la exposición de Bulgari

Bulgari ha expuesto una colección con el título de ‘Burgari y Roma’, donde pone de manifiesto esta vinculación a través de más de un centenar de piezas de Colección Heritage Bulgari, entre las que se encuentran joyas que pertenecieron a Anna Magnani o Elizabeth Taylor junto a una treintena de pinturas, dibujos, esculturas y fotografías.

La novia de David Bisbal fue entrevistada por Chance. Éstas son algunas de las preguntas y respuestas:

Te empezamos a ver mucho por aquí, ¿Cómo te trata España?
Me está tratando muy bien, de verdad que las personas que he conocido me han hecho sentir en casa. Para mí España no es ajena y me han hecho sentir parte.

¿David es un buen anfitrión?
El mejor guía turístico de deportes extremos, embajador prácticamente de lo que es Almería, con unas playas preciosas.

¿Qué dirías tú de él?
Creo que me puedo quedar corta. Me siento muy feliz con David. En este momento estamos viviendo una etapa muy bonita, es una persona que amo, que admiro mucho como hijo, como papá, como hermano, como trabajador y no sé, me puedo quedar corta, me quedaría una hora diciendo cosas.

¿Cómo lo pasaste en el concierto y qué te pareció el tema de la cobra y de la no cobra?
Es un tema muy viejo, de verdad.

La patrulla canina, al rescate

Jose Fernández
Periodista

Perdonen que tome la calavera en la mano y lance al aire una pregunta retórica. ¿Qué está antes, el partido o los vecinos? Aquí las escuelas interpretativas se estrellan contra el muro de los lamentos, porque aunque todos los políticos dirán que lo primero es la gente, el pueblo y el votante, etcétera, muchas veces (la mayoría) vemos que ello no es así.

Inés Plaza, concejal del PSOE

Por ejemplo, acabamos de ver que los concejales del PSOE en el Ayuntamiento de Almería están muy preocupados por la situación de los perros y gatos del Centro Zoosanitario Municipal y exigen al equipo de Gobierno municipal del Partido Popular importantes mejoras e inversiones que favorezcan la estancia de los animales y su eventual tránsito al mundo feliz de las mascotas etéreas. Admirable interés el de los concejales socialistas, que demuestran de este modo una elevada sensibilidad y su capacidad de adaptación a esa nueva doctrina pseudocientífica que humaniza a los animales.

"A los concejales del PSOE les importa más el bienestar de los perros que el de las personas"

Sin embargo, estos alardes de solidaridad canina y felina hacen aún más llamativos los constantes y reiterados silencios de los socialistas ante reivindicaciones infraestructurales beneficiosas para humanos almerienses de diversas razas, tamaños y pedigrís, como tener un hospital materno infantil o un conservatorio medianamente dotado. Y como eso lo tiene que hacer la Junta y en la Junta manda el PSOE, los socialistas se borran del mapa.

¿Qué está antes, el partido o los almerienses? Allá cada cual con su deducción, pero por los hechos, a los concejales del PSOE les importa más el bienestar de los perros que el de las personas.

El rey de la cebolla está en Campohermoso

Manuel León
Periodista

Seis millones de piezas de cebolla amamantadas con esmero en el campo de Nijar salen cada año rumbo a Centroeuropa. Alemanes, ingleses, daneses y belgas se llevan para sus frías despensas, para sus proteicos caldos y guisos, esta variedad semidulce producida por la empresa Naturcharc, que crece blanca y morada muy cerca del lindero por donde pasó el escritor Goytisolo hace ahora 55 años.

Por esas fechas, ya andaba por allí el abuelo de los actuales productores, Manuel Giménez, seleccionando la simiente y recolectando los bulbos. Después siguió su padre, el segundo Manuel Giménez, que adquirió hace cuatro décadas las tierras para las actuales cosechas: 71 hectáreas de regadío donde la familia campesina no solo recolecta esta planta que consumían hervida los gladiadores romanos, sino que también siembran apio, brócoli, calabaza y pimiento dulce en ecológico. Lo complementan con plantaciones de pepino, tomate pera, calabacín, berenjena y ahora papaya, bajo invernadero, cuya producción, en un 90%, se vende en el exterior. 40 hectáreas se producen bajo plástico y 31 en cultivos de frutas y hortalizas al aire libre.

Manuel Giménez

La tercera generación de Giménez, vinculados a la tierra donde nacieron, son los hermanos Manuel, José y Javier, aún treintañeros, que han sabido combinar la tradición agrícola de sus antepasados con las nuevas técnicas de venta mediante líneas bio y comercialización directa a mayoristas y supermercados. El tercer Manuel Giménez, como los Aurelianos Buendía de Macondo, es el gerente de la compañía, quien expresa que “con altibajos, vamos saliendo adelante porque hay demanda suficiente”. Naturcharc es el primer productor de cebollas de la provincia y de los primeros de Andalucía.

José, el hermano mediano, es el responsable del área Logística y Manipulación y el promotor de la idea de recuperar las cebolletas que cultivaba como aparcero hace cuarenta años el abuelo. El menor, Javier, es el responsable del área de Producción y quien se ha volcado en la plantación de papayas bio.

Desde hace siete años viniendo apostando por el cultivo ecológico en venta directa, tratando de encontrar nuevos mercados en esta modalidad agro de alto valor añadido. Los Giménez trabajan también en poner a punto una modélica planta de compostaje a pie de finca que le permitirá cumplir el sueño de que “lo que sale de la tierra debe volver a la tierra”.

Hace ya 15 años que Naturcharc decidió empezar con las producciones hortícolas ecológicas y, desde entonces, ha sido una brega constante por hacer valer su producción almeriense, en un segmento de negocio cada vez más competitivo y, en algunos casos, escasamente reconocido. Manuel Giménez expone su deseo de que el mercado interior sea también un eslabón importante de su cifra de negocio, “estamos reforzando nuestra línea entre los consumidores españoles meditante productos en pack o de cesta”.

Manuel, José y Javier son el paradigma de la nueva generación de agricultores almerienses que no renuncian a sus orígenes.

OJD octubre 2016: La difusión de los diarios de Andalucía sigue por debajo de los 100.000 ejemplares

Emilio Ruiz

Los periódicos de papel de Andalucía han entrado en una crisis de difusión con una pendiente hacia abajo que parece no tener fin. Según los datos proporcionados por la Oficina de Justificación de la Difusión (OJD), referidos al mes de octubre de 2016, pendientes de certificar, entre todos los periódicos que se editan en Andalucía no son capaces de sumar una difusión de cien mil ejemplares. Se quedan en 98.288 ejemplares diarios. Un año antes, en el mes de octubre de 2015, la difusión acumulada era de 105.333 ejemplares diarios. Todos los demás diarios andaluces bajan en su difusión, excepto El Día de Córdoba (Joly), que gana 32 ejemplares, y Granada Hoy, del mismo grupo editorial, que gana el mismo número que su colega cordobés. 

Menos de 100.000 ejemplares

No obstante, con ser malos los datos de difusión de los diarios que se editan en Andalucía, peor aún lo son para los diarios de tirada nacional. En el último año, los diarios de tirada nacional, entre los que se incluyen los cuatro que se editan en Madrid (Abc, El Mundo, El País y La Razón) y los dos que se editan en Barcelona (El Periódico y La Vanguardia), han bajado su difusión en un 14,21 por ciento, al pasar de un acumulado de 749.755 ejemplares diarios a más de cien mil menos, 643.226.

Los diarios de difusión nacional, cuesta abajo

Los diarios andaluces, por su parte, han bajado su difusión en este periodo de tiempo en más de siete mil ejemplares, concretamente un 6,69 por ciento durante el periodo de octubre de 2015 a octubre de 2016. Han pasado de un acumulado de 105.333 ejemplares a 98.288. No se contabiliza la difusión de El Correo de Andalucía porque, como se sabe, su empresa editora, el grupo industrial Morera & Vallejo, no proporciona datos a la Oficina de Justificación de la Difusión desde hace varios meses.

Las bajadas de difusión más notables las han sufrido La Opinión de Málaga (-14,80 por ciento) y La Voz de Almería (-10,94 por ciento). Por encima de pérdidas superiores al ocho por ciento se encuentran, además de las dos cabeceras citadas, Diario de Almería, Ideal, Jaén y Sur.

Una situación preocupante

El periódico decano de los almerienses, La Voz de Almería, perdió en el anterior mes de septiembre la cota de los 5.000 ejemplares. En el mes de octubre no solo no ha recuperado esa cota, sino que ha bajado de los 4.900 ejemplares. Su colega provincial Diario de Almería sigue también batiendo récords de bajada de difusión. Solamente contabiliza 1.656 ejemplares, mínimo histórico.

Respecto a la edición almeriense del diario de Ideal, su empresa editora no nos ha proporcionado datos. Los últimos datos auditados por la OJD ofrecen una difusión de la edición almeriense de 2.343 ejemplares, pero corresponde a la media del periodo julio 2015/junio 2016. En aquel momento el acumulado de las ediciones de Ideal era de 18.927 ejemplares, frente a los 17.412 que ofrece la OJD del mes de octubre de 2016. 

El Ministerio de Defensa recurre la sentencia favorable a Ana María de Diego Porras

Emilio Ruiz

La abogada almeriense Ana María de Diego Porras, que consiguió del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) una sentencia histórica al considerar que España no puede discriminar en las indemnizaciones por despido a trabajadores fijos e interinos, por lo que ambas categorías de asalariados deberán recibir una compensación económica de 20 días por año trabajado en caso de despido procedente, tendrá que seguir esperando algún tiempo más para recibir la indemnización que, según el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, le corresponde.

Ana de Diego

La Abogacía del Estado ha presentado  recurso de casación ante el Tribunal Supremo, algo que ha sorprendido, toda vez que nada más conocerse la sentencia del TJUE se iniciaron negociaciones entre la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, y los secretarios generales de CC.OO. y de UGT, Ignacio Fernández Toxo y Pepe Álvarez, y los presidentes de CEOE y Cepyme, Juan Rosell y Antonio Garamendi, respectivamente, para adaptar el fallo europeo a la legislación laboral española. Un grupo de seis expertos estudia el tema.

Ana María de Diego Porras trabajó durante más de siete años en el Ministerio de Defensa como interina en sustitución de diversos empleados. Al finalizar sus contratos no recibió indemnización alguna. Tras la asunción de la sentencia del TJUE por parte del TSJ de Madrid, éste estableció la indemnización en 6.141,85 euros, que es la cantidad que ahora el Ministerio de Defensa se resiste a pagar. Al tratarse de un organismo público, el Ministerio de Defensa no está obligado a ingresar esa cantidad como depósito en la cuenta del TSJM.

La resistencia de la Administración a asumir la sentencia de la UE no ha sido un obstáculo para que los tribunales de justicia españoles casi generalicen su aplicación. A los pocos días de conocerse el fallo del TJUE una sentencia del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) estableció una indemnización de 20 días a la finalización de un contrato temporal en una empresa privada. Posteriormente, se han sucedido las sentencias en este sentido por todo el territorio nacional.

La sabiduría de una mujer que cuenta historias en la tele

Antonio Torres
Director de Canal Sur en Almería

La profesional de Canal Sur Radio y Televisión (CSRTV) Lola Herrera ha superado un  cáncer.  “Me ha enseñado que solo tenemos el aquí y el ahora. Y eso hace que viva cada momento más intensamente. Busco la parte positiva de todo aquello que hago y disfrutando ese instante”, afirma.

Las redacciones de las televisiones, de los periódicos o de cualquier medio de comunicación tienen su horario de cierre, con un plus constante de que la verdad y el respeto no se pierdan. Aunque vivamos permanentemente en el carrusel informativo de las 24 horas, siempre con el directo, la inmediatez, se producen tensiones cuando se quiere poner en escena el trabajo.

Lola Herrera García

Cuando la tensión y la presión pueden con algunos profesionales,  surge la figura de  la realizadora y operadora montadora de vídeo Lola Herrera García (1966), curtida profesional de Canal Sur Televisión. Lo que más le gusta de su trabajo es el acceso directo que tiene a todo tipo de información. “Soy curiosa y me gusta estar al día”, dice, “y por otro lado disfruto con el montaje. Montar o editar vídeos es contar historias con imágenes. Es como formar un rompecabezas cuyas piezas tienen que encajar. Me sigo emocionando con la belleza plástica de algunos planos de Semana Santa, de rincones de Almería, o cuando los protagonistas son niños, ancianos o personas que vienen a contar sus problemas”. Tenemos el privilegio de contar con su madurez impagable.

Hija de comerciante, dice que ha heredado de sus padres la responsabilidad y su afición por la música y el baile. “Siempre que regresaba del trabajo ponía música en casa”. Descubrió la televisión viendo los payasos  y los dibujos de Heidi y Marco. “Era algo que compartíamos toda la familia. Ahora cada uno tiene el móvil, la tablet o el ordenador en la mano mientras ve la tele”.

El documentalista Ángel Miguel Roldán Molina admira a Lola Herrera: “Abnegada trabajadora,  responsable y buena compañera con todo el mundo. Nunca desdeña el lado humano de la gente por su nivel de empatía”.

Es una profesional meticulosa y exigente. “Han sido muchísimas las alegrías que tengo con  Canal Sur. Después de estudiar Magisterio y hacer un curso de Producción Videográfica en 1989 nos llamaron para hacer prácticas en televisión. De ahí al contrato como montadora de informativos. En Sevilla viví el comienzo de esta televisión autonómica con mucha ilusión. Éramos una televisión que empezaba, con gente muy joven, con mucha energía y ganas de hacer cosas nuevas. Viví acontecimientos importantes como la caída del muro de Berlín y la primera Guerra del Golfo de manera muy cercana ya que teníamos todas las imágenes que nos llegaban por satélite. Y fuimos también testigos de la Exposición Universal de Sevilla en el 92”.

Orgullosa de su familia: “En lo personal tuve la suerte de conocer a personas que marcaron mi vida, entre ellas José Plaza (coordinador de Informativos en CSRTV), mi compañero, mi amigo, la persona con la que formé una familia maravillosa y a quien quiero agradecer todo el apoyo, el cariño y la paciencia infinita que ha tenido conmigo sobre todo en los últimos años. La alegría más que grande de mi vida es la que me dan cada día mis hijos Daniel y Rubén. Me siento profundamente orgullosa de los dos. Ellos me han ayudado a tener el ánimo siempre alto durante mi enfermedad, con sus risas, sus atenciones, sus abrazos y mimos.  Soy una mujer feliz y eternamente agradecida a mucha gente. Todos ellos hacen una labor impagable”.

De los momentos duros recuerda la pérdida de la primera montadora de vídeo de Canal Sur, María Eugenia Domínguez Mariuca, por culpa de la enfermedad. Otro momento duro fue el día que comunicó a la plantilla que tenía cáncer. “Sentí el cariño y el ánimo que me transmitieron todos”.  El privilegio es de todos por contar con una profesional de su talla.

La cadena de hoteles Playa Senator vuelve a ser la preferida para vacaciones

Tania Artajo
@opinionalmeria

Por quinto año consecutivo se premia a la cadena de hoteles almeriense Playa Senator como la preferida para las vacaciones. Ha conseguido el primer puesto para vacaciones en España con un 25% de los votos totales, situándose por delante de la cadena Barceló Hotels & Resorts (22%) y también por delante de la cadena Meliá Hotels International (18%).

La cadena recomendada para vacaciones

Para elaborar el Travelranking se ha recabado la opinión de las agencias de viajes más representativas, contando con un total de 1.000 agentes de viajes especializados, que valoran diversos aspectos de la calidad y el servicio que ofrecen las cadenas hoteleras a los huéspedes.

Es el quinto año consecutivo que se premia a la Cadena Playa Senator, que dispone actualmente de 35 establecimientos, con más de 7.500 habitaciones y 15.000 camas, que hace del huésped su principal prioridad y su alma. El pasado año celebraba su 25 aniversario y para el futuro espera importantes aperturas, destacando su expansión en el Caribe.

Marcos Ana y Almería

José Luis Masegosa
Periodista

Quienes nos dedicamos a contar las historias que escriben las páginas de la Historia sabemos que la memoria de los medios es frágil, cuando no está ausente. Es lo que ha ocurrido en la mayoría de los medios provinciales con la muerte de Marcos Ana, el poeta y preso político que más tiempo -23 años- pasó en las cárceles de la dictadura franquista.

Marcos Ana, en Oria

Fernando Macarro Castillo, que era el verdadero nombre de Marcos Ana, seudónimo con el que quiso reconocer a su padre y a su madre, mantuvo un nexo de unión con nuestra provincia, que ahora, con motivo de su fallecimiento, se ha olvidado. Aunque su precario estado de salud le ocasionó varios aplazamientos, el poeta de la libertad y la reconciliación fue homenajeado por la Semana de la Memoria de Almería, en cuyo seno pronunció una conferencia con el título “Confieso que también he vivido”. 

En ocasiones, el autor de Decidme cómo es un árbol, memoria de la prisión y la vida, pasaba algunas temporadas en casa de unos amigos en Almerimar, donde disfrutaba de la luz del Mediterráneo que tanto le impresionaba. En 2010, el mismo año en que le fue concedido el Premio Internacional de Poesía “Villa de Oria” en su quinta edición, pude compartir una tarde inolvidable en su casa madrileña de la calle Narváez, en donde descubrí las huellas de los conflictos del siglo XX en poemas de Rafael Alberti, Dulce Chacón o Irene Némirovsky. Generoso hasta el extremo me obsequió con un ejemplar de una edición limitada de algunos de sus poemas y dibujos creados en tiempo de prisión.

Un año y medio después, en agosto de 2011, tras haber recibido la Medalla del Mérito a las Bellas Artes, Marcos Ana cumplió su compromiso con el pueblo orialeño. “Por fin, me parece mentira encontrarme en Oria”. Fueron sus primeras palabras tras descender del vehículo que le llevó a la villa que desde hacía casi dos años le esperaba. Tras la entrega del galardón pronunció una inolvidable conferencia, presidida por la libertad, la reconciliación y la inutilidad de la venganza.

Mediados mantel y mesa, este revolucionario nonagenario se expresó con la sencillez y naturalidad de quien empezó a vivir a los cuarenta y dos años bajo la permanente vigilancia de la policía política. Fluyeron las vivencias en la boca del poeta: La amistad con Pablo Neruda, a quien le “birló” la escritora y periodista Sara Vidal, y la mediación de Rafael Alberti para reconciliarlos; las peripecias de los largos años de prisión y los cantos de “La Pepa” a ritmo de chotis para recibir cada noche las “sacas” de fusilamiento… Era el relato vivo de un periodo indeseable de nuestra reciente historia contada por quien consideraba que la salud es la principal arma de un revolucionario.

Marcos Ana se ha ido, pero su casa y su corazón permanecen abiertos “como el mar”, y deja un testimonio ejemplar de dignidad, honestidad y lucha por la libertad. Un testimonio que también arraigó en Almería.

La Alcazaba cierra el mejor y más corto ciclo del teatro del Siglo de Oro

Juan Torrijos
Periodista

Cuando Carlos Góngora decide no seguir al frente del Festival lo hace por culpa de las injerencias políticas que se le ponen al festival. La Alcazaba lo fue en los años setenta y lo ha vuelto a ser en los dos pasados en el mejor escenario para disfrute de la cultura por parte de los ciudadanos. El que un político pueda ponerse en su boca que es exclusivista, debería darse una vuelta por Almagro, por Mérida o por el castillo de Pedraza durante los días del festival de las velas. Poco viajaos veo a nuestros políticos. Es una pena que sean los representantes de una parte de la cultura almeriense.

Carlos quería llevar al Festival del Siglo de Oro de Almería a la altura del de Almagro

Carlos quería llevar al Festival del Siglo de Oro de Almería a la altura del de Almagro y para ello le hacía falta un escenario, el mejor que tiene nuestra capital, la Alcazaba, y ligar unas fechas en el tiempo que pudieran hacer del mismo un lugar de encuentro. Ha hablado la señora concejala, pero a uno le gustaría que lo hiciera el primer edil, el nieto de Monterreal. Me gusta que defienda el agua con rotundidad, que ponga a Almería por delante de su partido, pero que no se quede ahí. Almería tiene una Alcazaba que puede ser el trampolín para un turismo cultural importante, como lo era la Alhambra para Granada con el festival de música y danza hace más de cuarenta años. Nosotros dormíamos entonces al arrullo del Mediterráneo.

Lo que no podemos permitir es que cuarenta años después los políticos actuales, tan nefastos o más que los de entonces, quieran volvernos a dormir. Tiene el joven alcalde que ponerse los pantalones con la Alcazaba y el festival como parece lo hace con las necesidades de agua para Almería. Y si son la Junta y sus satélites en la capital los que ponen piedras sobre la celebración del festival en el monumento, que lo digan a las claras. Ya tuvo una reunión el alcalde con doña Gracia y el hombre salió casi en paños menores. Ya no importaba, dijo, quien fuera el dueño del recinto, lo importante era colaborar entre las administraciones. Fue una derrota en toda regla del alcalde ante la Junta de Sevilla.

Mucho me temo que en esta ocasión pueda estar ocurriendo algo parecido y la capital se coma el marrón de perder un director como Carlos Góngora que tiene las ideas muy claras sobre el Festival de Teatro del Siglo de Oro. Lo siento.