Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz


La reivindicación de nuestros servicios ferroviarios

Alfonso Rubí Cassinello
Presidente de Focal

Después de cada convocatoria pública de la Mesa del Ferrocarril se abre el debate sobre la respuesta ciudadana. En la última también se han dado datos dispares sobre el número de asistentes. Este periódico ha dicho que fueron alrededor de mil, pero en todo caso muchos menos de los que corresponde a la importancia de lo que está en juego, y al trabajo que supone organizar actos como ese.

Se habla en seguida de la diferencia de respuesta con otros lugares. Se tienen recientes las concentraciones de Granada y Badajoz con reivindicaciones ferroviarias y, una vez más, perdemos ampliamente en la comparación. Y se buscan causas que expliquen la desafección de los almerienses ante los grandes temas colectivos, achacándola a una apatía congénita.

El trato que recibimos no es aceptable

No hay duda de que las causas son varias y de que su análisis es complejo y difícil. Yo creo personalmente que una de ellas es la reminiscencia del caciquismo que lleva mucho tiempo condicionando nuestra convivencia: los que ejercen algún tipo de poder en nuestra sociedad tienden a hacerlo de forma paternalista y un poco  despótica (todo para el pueblo, pero sin el pueblo), y los que recibimos su ejercicio lo hacemos de forma sumisa y complaciente, procurando no provocar la ira del que manda, que puede ser peligrosa y contraproducente.

En este sentido hay que entender actitudes como las de nuestros empresarios, que se consideran una élite social, una clase especial, aunque son sólo una parte de la sociedad civil: la parte “mercantil”. Su papel es muy importante en el tejido social, pero el poder económico, como el resto de poderes, hay que ejercerlo con espíritu de servicio al conjunto de la sociedad, y de acuerdo con todos sus integrantes. Se pueden citar otros ejemplos, pero la cuestión importante es ahora cómo superar estas limitaciones y conseguir la unanimidad, o al menos la amplia mayoría que es imprescindible para la defensa de nuestros intereses. Nos estamos jugando el futuro de la provincia, la posibilidad de mantener nuestro bienestar y de desarrollar nuestras potencialidades.

Lo dice el manifiesto que se leyó allí: el ferrocarril es un servicio público que debe atender nuestro derecho fundamental a tener una movilidad digna y eficiente, propia del siglo XXI, una infraestructura imprescindible para nuestro desarrollo económico, y un instrumento básico y clave para la articulación de nuestro territorio. De ahí su importancia capital.

El trato que llevamos muchos años recibiendo está lejos de ser aceptable. Necesitamos que los almerienses se movilicen para que se resuelvan las carencias de nuestros servicios ferroviarios, y eso sólo lo conseguiremos exigiéndolos con rotundidad y  con determinación. Todos unidos, porque la unión es la que hace la fuerza, y es el único argumento que puede lograr que se nos atienda debidamente. 

Además de a los asistentes y a Rosa Ortiz, hay que agradecer su colaboración al Ayuntamiento y a las personas y colectivos que apoyaron la concentración: varias empresas (Agrobío, Vicasol, Femago, Cervezas El Cabo,…) niños y jóvenes que habían pasado semanas ensayando con gran ilusión, y artistas locales del prestigio del Niño de las Cuevas y de los incombustibles Sun Rockets que no solo demostraron que mantienen su vena artística, sino que expresaron en voz alta y clara lo que debería ser el discurso y la actitud común de todos los almerienses.

La Mesa no quiere más contemplaciones ante promesas incumplidas y esperanzas frustradas. Quiere que por el contrario el espíritu combativo prenda y arrase en la sociedad almeriense. En nombre y defensa de las generaciones futuras, que son las de nuestros hijos y nuestros nietos. Depende de nosotros exclusivamente lo que seamos capaces de conseguir.

Sarah Lark, el éxito global de una escritora que ama a los caballos

Antonio Torres
Director de Canal Sur en Almería

Es un privilegio para la localidad almeriense de Los Gallardos que la novelista conocida en el mundo entero como Sarah Lark resida en su término municipal. Es una enamorada de esa tierra de acogida y muy especialmente de Turre y Mojácar. En Almería decidió quedarse. Estos días disfruta de su último éxito que barrerá en Navidad. La leyenda de la montaña de fuego. Trilogía del Fuego III ya camina por el mundo entero. Ha sido, desde hace 10 años,  la confirmación de su éxito editorial con una venta inaudita de más de tres millones de libros.  Su identidad se refuerza en su vestimenta. Casi siempre que te la encuentras va acompañada de un colgante con  la figura del Indalo.

Sahah Lark, en su finca de Los Gallardos

Sarah Lark cuenta en la zona del Molino La Higuera con una granja de caballos, un centro de hipoterapia que dirige de forma altruista con dos colaboradores. Su formación está relacionada con los estudios de Magisterio y Psicología, periodista y guía turística. Eso le permitió enamorarse de la cultura y el paisaje de Nueva Zelanda. De hecho sus éxitos tienen el plus de la vida de los maoríes y la colonización de ese gran territorio. Las novelas tienen sello y fascinación por Nueva Zelanda, una constante de sus libros de los que ha vendido más de tres millones de ejemplares con traducción a 20 idiomas.

El terreno donde se desenvuelve Sarah en la actualidad, en Los Gallardos,  parece la selva. Caballos que son acariciados, equinos, perros, gatos, llanas y al fondo el Río Aguas que divide los términos municipales de Turre y Los Gallardos. El amor por los equinos con los que “dialogo y saco argumentos para las novelas” se debe a sus sueños frustrados de estudiar veterinaria. Los animales le fascinan. El periodista acaricia a una de las llamas, mamífero doméstico, procedente de los pueblos andinos de Perú. Sarah me advierte que no tema nada porque sus llamas no escupen.

La pasión por los caballos, sobre lo que ha escrito más de 150 libros, viene de su niñez y de la educación que le dieron sus padres. El pasado miércoles comentó a Rocío Amores, de Canal Sur, y a este periodista que la primera palabra que dijo fue caballo y que su infancia fue feliz.  Hija única,  padre comisario de policía en Westfalia, ciudad con el río Wupper, muy diferente a los secos ríos de Almería. Los dos países que más le atraen son España y Holanda.

Durante la conversación le pedimos opinión sobre el Brexit y la situación en Reino Unido: “Yo me siento vecina de Europa”, afirma con rotundidad, “y  pienso que la Unión Europea es la mejor idea que ha tenido el continente europeo. Estoy muy triste por mis amigas inglesas y considero que para Inglaterra es una catástrofe”.

Su verdadero nombre es Christiane Gohl (Westfalia, 1958) y escribe bajo los seudónimos de Sarah Lark, Ricarda Jordam, Elisaberth Rotenberg, Leonie Bell y Stepnajie Tano.  La leyenda de la montaña de fuego es la última de sus 300 obras.  Desde Los Gallardos  recrea la colonización de Nueva Zelanda en trilogías que empezaron con El País de Nube Blanca y que todas se han convertido en rotundos éxitos de ventas. Su verdadero nombre, Christiane Gohl, fue reemplazado a petición de los editores alemanes por ser identificado como la mujer de los caballos en referencia a los más de 150 libros sobre equitación, aunque algunos de ellos los firmó con otros nombres.

El Molino de la Higuera sigue siendo el epicentro de la imaginación y creatividad de Sarah Lark. “Aquí mi vida es muy pacífica”, asegura desde el cuarto pequeño, humilde, con unos cuadros de caballos, pocas fotografías, una cama para descansar,  dos ordenadores, uno para escribir y otro como servicio de documentación. Un talento que no alardea para nada de sus millonarios éxitos de ventas.

El Ayuntamiento de Serón menoscaba el patrimonio municipal

Iván
Garrido Jorquera

El ya desgraciadamente famoso taladrazo de la Alcazaba de Almería constituyó un hito en la manera de gestionar el patrimonio histórico almeriense, pues a consecuencia de ello se provocaron dimisiones, un hecho inaudito, por otra parte. Pero los atentados contra el patrimonio histórico y artístico suelen, desde antiguo, quedar impunes. Parece que es el caso ocurrido muy recientemente en la localidad de Serón, donde los responsables municipales, haciendo dejadez de su obligación, han permitido que los trabajadores del Ayuntamiento pinten de blanco uno de los vestigios históricos con los que cuentan, fechado en 1668.

Los empleados municipales de Serón, sin contemplaciones. En esta foto, tomada hace unos días, la cal no arrasó el monumento, quedándose solo en la base 

El poco respeto hacia lo antiguo y especialmente las acciones irresponsables que han provocado que muy diferentes elementos arquitectónicos hayan desaparecido, o se hayan visto perjudicados, es algo que normalmente ha pasado desapercibido y ha tenido muy escasa resonancia, excepción hecha de los elementos que cuentan con protección legal por sus características singulares y, que pese a haberse visto igualmente perjudicados, sí han conseguido, al menos, que los medios de comunicación les presten atención. No creo que esté de mas recordar la serie de artículos que el profesor Gil Albarracín ha publicado recientemente en La Voz de Almería bajo el título “Monumentos y Disparates”, donde se citan algunas de las restauraciones e intervenciones llevadas a cabo en diferentes edificaciones que han supuesto un menoscabo del bien que se pretendía conservar.

¡Qué desastre! En esta foto, reciente, se puede observar cómo los empleados municipales arrasaron con la cal

Se trata de una de las muchas cruces de piedra labrada que tan comunes fueron en siglos pasados y de las que por desgracia se conservan muy pocos ejemplos. Una de ellas es la que se ubica en el cementerio de Serón, que por otra parte tan solo conserva su base; una pieza de poco mas de metro y medio cuya ubicación original fue otro lugar de esa localidad almeriense, pero que con el transcurso del tiempo y el desafecto hacia el pasado ha acabado morando entre los que conocieron su esplendor. La desgraciada intervención, que ha consistido en cubrir la piedra con varias capas de pintura blanca, ha provocada que la extensa leyenda labrada sobre la misma (EL B MELCHOR AZORERO DE TALAVERA B D Y VICARIO DE ESTA VILLA HIZO PONER ESTA CRUZ AÑO DE 1668) sea prácticamente ilegible. Algo, que muchos de los que en el cercano Día de Todos los Santos acudan al camposanto podrán observar, y que espero, no les deje indiferentes.

‘Manos’ cierra cuarenta años de historia

Eduardo D. Vicente
Periodista

Manos ha sido el templo de los hábiles, la tienda donde era posible encontrar los detalles más excéntricos, la pieza inimaginable que parecía no existir. Allí acudían los desesperados que necesitaban esa particularidad  que no encontraban en ningún otro comercio cuando no existía Internet y Madrid quedaba muy lejos. “Lo imposible lo hacemos en el momento y los milagros tardamos un poco más”, ha sido el lema del establecimiento a lo largo de cuarenta años de existencia.

A Manos íbamos los niños cuando se puso de moda la asignatura de Pretecnológica en el colegio y los trabajos manuales se consideraron a la altura de la Historia o de las Ciencias Naturales. Allí íbamos a comprar la arcilla para ser aprendices de alfareros y allí encontrábamos los trozos de madera y los pelos para la sierra de marquetería con las que recortábamos nuestras obras de arte. Manos fue un invento de Antonio Giménez Alemán, uno de  esos personajes que nacen siendo comerciantes y que ya, siendo un niño, trapicheaba en el colegio con una cámara de fotos. “Empecé en La Salle retratando a los internos cuando era costumbre mandarle las fotos a las madres. Los colocaba en grupos para que el trabajo fuera más rentable”, recuerda el empresario.

Antonio Giménez Alemán y su hija Carmen

Cuando un compañero retratado no le pegaba la fotografía solía utilizar otros métodos, próximos a los que había visto en las películas de Al Capone. “Si alguien me decía que no tenía para pagarme me iba a su clase a la hora del recreo, y le quitaba el diccionario o el estuche hasta que me abonara el importe. Se dieron casos de niños que protestaron ante el director, pero yo, como los buenos mafiosos de las películas, tenía al director de mi parte cada vez que le hacía una foto y no se la cobraba”.

Antonio Giménez tenía una máquina Regula con la que demostraba su astucia  en el colegio y con la que se iba a las iglesias cada vez  que se enteraba de una boda importante. No era el fotógrafo oficial, sino un joven intruso, un quincallero de la profesión que a fuerza de sangre fría y picardía conseguía ganarse unas pesetas. “Me iba a la iglesia, les echaba varias fotos a los novios al comienzo de la ceremonia y salía corriendo a la calle Ricardos para que en Óptica León me revelaran seis fotos inmediatamente. Antes de que los novios se fueran del templo ya estaba yo en la puerta con el material ante la sorpresa de la pareja, que no dudaba en comprármelas”, cuenta.

Antonio Giménez Alemán nació en la calle González Garbín en mayo de 1936. Su padre, Francisco Giménez, era farmacéutico municipal y tenía el laboratorio de análisis clínicos de la Puerta de Purchena. La ambición del padre era que el niño estudiara Farmacia, pero los libros no lo motivaban y toda la inteligencia que se necesitaba para aprenderse una lección, el muchacho la empleaba creando con sus manos. Lo mismo arreglaba un enchufe que reparaba una persiana o recomponía una figurilla de escayola. “Me llamaban Ulises, fértil en astucia”, recuerda.

Sabiendo que no haría carrera en la universidad, se comprometió con su padre a terminar el Bachillerato y a partir de ahí empezó a trabajar. Fue representante de farmacia durante siete años y a finales de los sesenta, cuando la fiebre de las grandes construcciones sembró de edificios el centro de la ciudad, se  colocó con su tío, el constructor Enrique Alemán. “Me especialicé en ascensores. Iba por las obras ofreciendo mi producto y así llegué a montar ciento cuarenta”. La crisis de los setenta paralizó la construcción masiva y Antonio Giménez tuvo que cambiar de oficio. Compró un pequeño local en la calle González Garbín y puso una tienda de bricolaje y manualidades, cuando no existían negocios especializados en Almería. Cuando empezó a progresar se instaló en un bajo más amplio en la calle Alcalde Muñoz, frente a la iglesia de San Sebastián, y allí inició su aventura definitiva en el mes de abril de 1975, creando la marca Manos.

Era mucho más que una tienda. Era un gran bazar de manualidades, bricolaje, aeromodelismo, maquetismo naval, bellas artes, y era un taller que reparaba lo inimaginable. En la tienda, Antonio Giménez Alemán encontró el paraíso que buscaba, el escenario perfecto donde poder desarrollar a la vez sus habilidades manuales y sus aspiraciones como comerciante. Su éxito se basó en no decir nunca que no, en tener que lo que no tenía nadie y en registrar por las ferias principales del país buscando las novedades que iban saliendo al mercado. Traía los juguetes más extraños y se hizo de oro cuando se pusieron de moda el Scalextric y el Ibertren. Los vendía, los reparaba y buscaba las piezas por muy complicadas que fuera. El año en que apareció el juego del Trivial tuvo que hacer una lista de espera. “Procuraba  tenerlo todo y si no lo tenía en la tienda lo buscaba por toda España. Quizá por eso me pusieron el sambenito de ser muy caro y había quien decía que para poder  comprar en Manos tenías que empezar la casa”, asegura.

En los buenos tiempos llegó a tener un extenso equipo de empleados, algunos hicieron carrera en el negocio como Juan Cortés, Esteban Latorre y José Segura. Hoy, detrás del mostrador, sólo se mueve su hija Carmen y en el taller apenas se escuchan ya los sonidos de las máquinas. La competencia de ‘los chinos’, Internet y las grandes superficies comerciales, obligan a echar el cierre a  más de cuarenta años de historia.

El papel de Antonio Hernando

Emilio Ruiz
www.emilioruiz.es

Tras la dimisión de Pedro Sánchez como secretario general del Partido Socialista la Comisión Gestora sustituyó a casi todos los portavoces de sus grupos parlamentarios. En el Senado Óscar López fue sustituido por el expresidente asturiano Vicente Álvarez Areces, mientras Iratxe García era sustituida por Ramón Jáuregui como jefe de la delegación del PSOE en Bruselas. Además, Elena Valenciano sustituirá a Enrique Guerrero como vicepresidenta del grupo de los socialistas europeos. También el portavoz en el Congreso de los Diputados, Antonio Hernando Vera, puso su cargo a disposición de la Gestora, pero el presidente, Javier Fernández, le convenció para que siguiera.

Antonio Hernando, en el Congreso

Antonio Hernando se enfrentaba, con su continuidad, a una situación difícil, cual era defender desde la tribuna de oradores del Congreso de los Diputados, en el espacio de tiempo de unas pocas semanas, dos posiciones opuestas: las de la anterior ejecutiva –y de él mismo-, que eran una negativa a facilitar el acceso de Mariano Rajoy a la presidencia del Gobierno, y las de los nuevo dirigentes, partidarios de poner fin a un Gobierno de interinidad facilitando el nombramiento del presidente del PP como jefe del ejecutivo.

Ha habido mucha gente, dentro y fuera del PSOE, que no ha entendido esta continuidad de Hernando Vera. Algunos la han considerado incluso como un acto de traición a Pedro Sánchez. Estas personas parecen desconocer cuál es esencialmente la figura de un portavoz y, sobre todo, parecen desconocer la trayectoria de Antonio Hernando dentro del Partido Socialista. Hernando es, ante todo, un hombre de partido. Con ‘veintipocos’ años ya era abogado de UGT  Su fidelidad a Pedro Sánchez, como antes a Alfredo Pérez Rubalcaba, sólo ha tenido un límite: la fidelidad al propio partido y, consecuentemente, a quienes ostentan su dirección.

Dicen estos críticos de la continuidad de Antonio Hernando que no entienden cómo puede ser una misma persona quien defienda el voto negativo a Rajoy y quien defienda la abstención. Pues perdonen que les diga que no es tan difícil de entender. Primero, porque Hernando no sube a la tribuna del Congreso para defender su postura personal sobre los temas que se debaten, sino que es portavoz –porta la voz, traslada la posición- de su Grupo Parlamentario o del propio partido (en este caso, del Comité Federal). Y segundo, porque la posición que tenía que defender respecto a Mariano Rajoy se mantenía inalterable: la de censurar sus políticas. Cierto es que el voto negativo se transmutó en abstención, pero creo que resultó bastante convincente al explicar ese cambio de postura.

El reto que tenía por delante Hernando en el debate de investidura no era fácil de digerir. Si él se hubiera descabalgado se le habría creado una papeleta a su sucesor o a quien eventualmente hubiera defendido la postura del PSOE. Afrontando el reto ha mostrado valentía. Además, lo superó muy dignamente. En un instante muy delicado –Rajoy ni siquiera le dirigió la mirada y Pedro Sánchez casi le ignoró- salió airoso del trance. Las alusiones a las supuestas traiciones históricas del Partido Socialista, que después se ha demostrado que no fueron tales, han sido muy oportunas para quienes ven en la actitud del PSOE una traición a sus principios. Nunca un acto de responsabilidad puede ser considerado como un acto de traición.

Lo que ocurrió realmente entre David Bisbal y Chenoa

Aurelio Manzano
Periodista

Operación Triunfo cambió la vida de 16 chicos que, de la noche a la mañana, se convirtieron en estrellas de la música. Al cumplirse 15 años de su estreno, TVE decidió hacer un reencuentro oficial con todos los triunfitos. El domingo 16 de octubre se emitía el primero de los tres especiales que abrió la caja de Pandora y despertó viejos fantasmas: ¿Cómo sería el encuentro entre Chenoa y Bisbal que apenas se han visto desde su ruptura en 2005? ¿Podría surgir el amor de nuevo?

A muchos espectadores les habría encantado vivir en directo una reconciliación, pero la realidad es diferente. Otra de las polémicas que ha surgido a raíz de la emisión del primer capítulo es el supuesto distanciamiento entre el almeriense y el resto de sus compañeros. Las redes sociales arden estos días con mensajes que resaltan lo que algunos percibían. Pero, ¿cuál es la realidad? ¿Cómo han vivido los chicos ese encuentro con Bisbal? 'Corazón' ha podido hablar con alguno de ellos, que han explicado su experiencia.

Bisbal y Chenoa, en la actualidad (RTVE)

Mucho se ha hablado y escrito sobre la relación entre Chenoa y David. La verdadera historia, que hoy relatamos, tal vez arroje un poco de luz a todo lo que ha pasado desde que la pareja rompiera. El desencuentro comenzó en abril del 2005, cuando David contestaba a una pregunta sobre su relación con Chenoa en una rueda de prensa en Caracas, Venezuela: «La verdad es que ya se terminó. Ha sido una relación bonita. Preciosa. Nunca la olvidaré. He vivido muchas cosas maravillosas con ella», declaraba David, confirmando lo que muchos, incluida la otra protagonista, sabían.

Inmediatamente, las teorías sobre las posibles causas de la ruptura no se hicieron esperar: supuestas infidelidades, terceras personas por parte de ambos... Tal fue la presión de los medios, que, días después, una devastada Laura –nombre real de Chenoa– marcaba el teléfono de quien escribe esta crónica para pedirle consejo: «Tengo prensa en casa. Se están diciendo cosas horribles y que no son verdad. ¿Qué hago?», preguntó. En ese momento, mi sugerencia fue que diera la cara y explicara la verdad. Y así lo hizo.
En una breve aparición ante las cámaras declaró: «Os pido un poco de respeto, no lo estoy pasando bien y bueno... Que todo pasa y que no seguimos juntos. Pero, sobre todo, pido respeto. No hay terceras personas» concluía entre lágrimas.

Lo cierto es que quienes vivieron ese romance de cerca saben que hubo mucho, pero mucho amor. Tal vez, Chenoa actuó más como una madre protectora que como una mujer. Esto, unido, entre otras cosas, al momento profesional que ambos estaban viviendo pudo ser la gota que colmó el vaso. Años después, en 2013, Bisbal hablaba así en su biografía Desde dentro: «Aquel ritmo de trabajo era muy perjudicial para mi relación con Laura, que comenzaba a debilitarse. Nuestras carreras iban muy deprisa y empezábamos a tomar caminos muy distintos. Igual que nos había unido, sin saberlo aun, la música nos iba a acabar separando».

Hasta aquí la parte oficial. Pero la realidad es que a partir de esa ruptura, la relación se esfumó no solo como pareja sino también como amigos. Así lo contaba Chenoa en una entrevista posterior: «No me arrepiento, como de ninguna otra relación. Para mí, fue una más. Ahora tenemos caminos distintos, no hay más. No soy amiga de David, la amistad es cosa de dos».

Aquella lacrimógena aparición de Chenoa hizo, sin quererlo ella, mucho daño a la imagen de David. Entonces todo el mundo se posicionó al lado de la cantante. Durante los meses que siguieron a la ruptura, la relación entre ambos fue inexistente. Sus respectivos equipos de trabajo hicieron lo imposible para que no se encontraran en las promociones. David, comenzó una relación con la que sería la madre de su hija, Elena Tablada, y Laura lo intentó con el actor Álex González.

Pero fue en 2006, un año después, cuando estalló la bomba. Chenoa daba unas declaraciones a la revista 40 Principales, donde lanzaba un dardo envenenado a David, al insinuar que había roto con ella a través de las cámaras: «La aparición de David en la rueda de prensa en Latinoamérica me pilló por sorpresa y además estaba aquí sola. Me quedé sin palabras, no sabía nada y me llevé el golpe más grande de mi vida. También dije que no habían terceras personas y me equivoqué. Aunque yo no lo sabía». La cantante, con estas palabras, dejaba de nuevo a Rizos –así le llamaba en la intimidad– a los pies de los caballos. Pero no era cierto. Ella no se había enterado de la ruptura tras la rueda de prensa. Lo sabía. Al igual que todo el entorno de la pareja.

David terminó oficialmente con ella en la casa que compartían en Barcelona: «Un día la esperó con las maletas hechas en el salón y tras una intensa charla, terminó con ella». Así me lo hizo saber una persona cercana a David en aquel momento. Esa es la realidad que Chenoa nunca ha querido contar.

Aquellas palabras terminaron por destruir cualquier posibilidad de, al menos, una amistad. «David se sintió profundamente dolido tras aquella estocada. No entendía porque ella mentía», remata la misma fuente. Con los años, cada uno rehízo su vida sentimental y en la actualidad, y cuando seguramente los resquemores se han quedado aparcados, solo queda una relación cordial, como la que tendrían dos compañeros de profesión. No hay ni habrá amistad y mucho menos reconciliación. Por esa razón los que conocen la historia no esperaban más de lo que pudimos ver en televisión: un afectuoso y cordial abrazo entre dos colegas.

Por la misma regla de tres, durante estos 15 años la relación entre David y sus compañeros ha sido escasa, por no decir casi nula. El joven se ha convertido en un artista internacional que prácticamente vive en un avión. De hecho, el almeriense declaraba en la presentación de su single que le gustaría tener más tiempo para compartir con su familia y, sobre todo, con su pequeña, Ella. Se ha comentado tras el primer especial que David no estuvo a la altura con sus compañeros. Al parecer, y según algunos espectadores, aparecía frío y distante.

Tirando de hemeroteca podemos rescatar fragmentos de la biografía de Bisbal en las que ya hacía referencia a la relación con sus compañeros después de salir de la Academia: «No entendía a algunos compañeros que se jactaban en público de sus virtudes ni tampoco a los que de repente arrancaban a llorar delante de los demás y de las cámaras. Allí se crearon algunas amistades. Pero tampoco demasiado intensas. En general, había lo que se dice buen rollo. Cada cual tenía su manera de ser. Con unos hablabas más que con otros. Como en cualquier situación, como en la vida real, pero nunca faltó el respeto hacia el otro», recordaba.

David tuvo momentos complicados en la Academia tal y como contó en su biografía: «Tengo que confesar que casi nunca estuve a gusto dentro del programa y hubo ocasiones en las que lo pasé realmente mal. Puedo decir que no disfruté de la experiencia. Por mis propios nervios y por un sistema de trabajo impuesto que se alargaba casi las 24 horas del día». Pero nunca ha renegado del programa.

En 2013, en un especial de T con T de TVE, Bisbal hablaba así de su experiencia: «Mi sueño era grabar un disco. Yo trabajaba en una orquesta. Cuando apareció el aviso para concursar, cumplí mi sueño». El próximo domingo llegará a su fin la serie de tres especiales sobre Operación Triunfo y el 31 de octubre volverán a hacer vibrar el corazón de sus fanes.
Si deseas leer el artículo original de Aurelio Manzano en Mujer Hoy, pincha aquí:

Alcalde de Cartagena: “O somos una provincia o nos vamos con Almería”

Tania Artajo
@opinionalmeria

“Si los grupos parlamentarios dicen ´no´, el paso siguiente es que vamos atrabajar por irnos de esta Comunidad Autónoma”. Es la amenaza que ha realizado el alcalde de Cartagena (Murcia), José López, al ser preguntado en la cadena Ser por la propuesta del PSOE para el nuevo Estatuto, que no incluye aún la provincia de Cartagena.

José López, alcalde de Cartagena

El alcalde ha llegado aún más lejos: Si no se escuchan sus razones sobre la biprovincialidad “lo que vamos a trabajar permanentemente es por formar parte de otra Comunidad, con Almería o Alicante, o nosotros solos, porque con malos amigos, con malos vecinos no queremos seguir viviendo”.

El alcalde ha insistido en que “son muchos años ya y si ellos no quieren considerarnos, nosotros tampoco vamos a querer estar con ellos; al menos ésa es la postura de Movimiento Ciudadano”, partido al que pertenece.

Bisbal y la Diputación

Kayros
Periodista

Cuando yo era  más inocente y  escribía  libros de versos llegué a publicar   algunos libros. Recuerdo que una vez llegué a encadenar un soneto sobre el tedium vitae de los almerienses en esas tardes de otoño en que no llegaba el tren, los ricos se encerraban en sus  mausoleos de lujo y los tertulianos bebían hasta el amanecer matando el tiempo. El ultimo tríptico de ese mencionado soneto decía así: “Entre bostezones de la atroz tertulia / los poetas beben por matar la abulia / mientras llega el triunfo de Adonis”.

Bisbal y la Diputación

Se celebra estos días un revival mediático de los llamados “triunfitos” donde, como saben, figuró con éxito nuestro cantor almeriense. A nadie más que a él, a su simpatía y a su poder comunicativo con todos los públicos hay que achacar su triunfos por España y América. Más discutible es, sin embargo, la utilización publicitaria que de este icono está haciendo el poder político almeriense, especialmente el PP. Me estoy refiriendo a la presentación en Madrid del último disco de Bisbal.

¿Qué pinta la nomenclatura del PP (presidente de la Diputación, diputados  y demás viajeros ocasionales) en la fiesta estrictamente musical y artística? Se ha escrito que esta broma ha costado 35.000 euros a las arcas provincianas. ¿Creen ustedes que el dinero público está para estas chulerías de paletos?

Estos mismos políticos  ha dejado caer el festival de Jazz por escasez de fondos. Y conste que el festival era ya una clásico en estos días anteriores a Navidad con un público especial familiarizado con lo que gusta mucho por ahí fuera.

Aprovechar a Bisbal como resonador internacional de lo que se  hace en esta provincia no me parece mal, siempre que no sea la política la que se aproveche para hacerse bacanales propagandísticas con nuestro dinero. Me parece que aquí hay una confusión. No se hace gran cosa por el cine si solo cada año traemos una estrella del Hollywood que anduvo por aquí en illo tempore.

Hace falta algo más que retratarse con él y dejar una huella en una plaza. Un partido tan fuertemente acusado de no hacer gran cosa por la cultura no puede contentarse con ir a la zaga de Bisbal como vocero propagandístico. Hay que ganarse a los creadores artísticos. La cultura no es solo el baile en la plaza o el tío de la chirimía al alba del pueblo.

No hay excusas para subir el agua en El Ejido

Juan Godoy
Concejal del PSOE en El Ejido

El PSOE de El Ejido rechaza la subida de la tarifa de abastecimiento de agua y saneamiento que la empresa concesionaria quiere imponer a los ciudadanos de nuestro municipio por considerarla injusta y totalmente desproporcionada. En el PSOE somos plenamente conscientes de la importancia que tiene el agua para el desarrollo de nuestro municipio, y por eso, precisamente, exigimos la mayor transparencia en la gestión de este bien imprescindible para todos nosotros.

También somos conscientes de que para garantizar que todos tengamos acceso a un agua de calidad, y contemos con un sistema de saneamiento y depuración adecuado a la entidad de este municipio, es necesario construir una serie de infraestructuras de gran calado. Pero no podemos estar de acuerdo con lo que la empresa concesionaria del agua plantea porque supone un incremento de la factura de unos quince euros de media, que nos parecen totalmente injustificados.

Plaza Mayor de El Ejido

Esta subida no solo afecta al precio del agua, ya que también lo haría el saneamiento, puesto que es un servicio que va ligado al de abastecimiento de agua. Y si bien es cierto que la legislación, tanto a nivel europeo como nacional y autonómico, establece que se repercuta el coste de las inversiones en esta materia sobre el usuario final, en nuestro caso concreto, el de El Ejido, no podemos admitir que nuestros vecinos asuman con este incremento del precio una ausencia total de inversiones y la evidente incompetencia de la empresa suministradora en la gestión de las redes de saneamiento y abastecimiento.

El nuevo sistema de bloques tarifarios es injusto, porque implica que la mayor subida la soporten los consumidores medios. Y es que se ha hecho de tal manera que casi la totalidad de los hogares pasarán al segundo bloque, que es el que mayor aumento de precio va a sufrir. Sin embargo, paradójicamente, este sistema beneficia a quienes más consumen, ya que desciende el precio de los bloques tercero y cuarto con respecto al actual. Es decir, que este cambio beneficiará a los usuarios que tengan piscina y jardín, que son la minoría, y perjudicará a las familias normales de nuestro pueblo, que son, precisamente, las mayoritarias y también las que más dificultades tienen para llegar a fin de mes.

No nos valen las excusas del equipo de gobierno, que dice que el nuevo sistema tarifario de bloques responde a la Ley Andaluza de Aguas, porque ningún artículo de esa norma obliga a que los bloques sean los que se plantean aquí. Además, utilizar los mismos bloques que se utilizan para calcular el canon autonómico es, en realidad, una estrategia para tratar de enmascarar el encarecimiento del servicio.

Tampoco nos sirve como excusa para justificar esta subida la compra de agua desalada, puesto que, aunque su coste sea mayor que el del agua de sondeo, sobre la subida que se nos propone, que es del 17,89%, solo representa el 1,9%. Y, además, no se nos dice que su compra supondría un considerable ahorro en el consumo de electricidad al reducirse el funcionamiento de los sondeos, otro coste que también pagamos los usuarios en nuestros recibos.

Otro aspecto en el que tampoco estamos de acuerdo es en el hecho de que se haga un recargo de la tarifa del 4%, aduciendo que es para sufragar un fondo de renovación de las redes, y además se nos proponga un recargo adicional para sufragar la construcción de infraestructuras. Entendemos que si las obras son necesarias, deberían financiarse con un canon, ya que se trataría de un ingreso finalista, es decir, que se debería destinar al fin para el que ha sido planteado, y su importe tendría que estar fiscalizado. Y no entendemos que se plantee la necesidad de que exista, además, el citado fondo de renovación de redes, primero, porque sería suficiente con el canon, y segundo, porque al estar repercutido directamente sobre el precio del agua, no va a ser tan fácil de controlar como el primero y nunca sabremos con exactitud ni lo que se ingresa por ese concepto ni a qué se destina ese dinero.

Todo lo relacionado con esta subida de un servicio tan básico para la ciudadanía como el abastecimiento de agua y el saneamiento está rodeado de oscuridad. Por eso, en el Partido Socialista estamos absolutamente en contra de este aumento de las tarifas, ya que, no solo se ha planteado de una forma opaca, sino que, además, es totalmente injusto para los vecinos de nuestro pueblo.

Paro político biológico

Antonio Felipe Rubio
Periodista

Hay muchas personas que opinan que se ha perdido casi un año con un Gobierno en funciones. Yo no soy de esa opinión; más bien creo que es necesaria una pausa, un receso y una pausada reflexión. En el sector pesquero, y en las actividades extractivas en general, es conveniente el paro biológico. En agricultura no se puede mantener el régimen de extracción intensiva del acuífero o la explotación del suelo sin otorgar descanso y regeneración de nutrientes. Por eso, no es tan negativo que en política, como en otras actividades, existan periodos que cambien la inercia cotidiana y obliguen a una reformulación de las posturas y planteamientos que ayuden a reactivar los recursos y a explotarlos con responsabilidad renovada.

El saludo de Sánchez y Hernando

Lo razonable tras un paro biológico en los caladeros que han descendido en generosas capturas sería la recuperación de esas preciadas especies. Pero allá donde antes se pescaba gallineta, salmonete y gallopedro, ahora aparece morralla y escaramujo. No ha servido de nada el paro biológico; salvo para que ese caldero se vea invadido por especies residuales que hace inviable una actividad económica mínimamente rentable. El paro de casi un año con un gobierno en funciones no ha conseguido lo fundamental que se pretendía. A la vuelta de diez meses, llegó el tercer discurso de investidura. Los partidos “modernos y progresistas” como Unidos Podemos han reaparecido con argumentos tan constructivos como una solemne salutación a las ¡Brigadas Internacionales! Y así, hasta llegar a la acusación de Pablo Iglesias: “Hay más delincuentes potenciales dentro de esta cámara que fuera de ella”. Por cierto, no hizo exclusión de su propia formación, lo que se agradece en congruencia a la implícita complicidad de su formación en tan abrupto aserto y, en algunos casos contrastados, puede evitar la presunción.

Esta larga pausa legislativa ha producido un curioso efecto introspectivo en algunas formaciones mayoritarias e históricas. No tener bien definido el papel de liderazgo siempre ha sido una invitación a la depredación interna en el PSOE y, en general, en la izquierda ideológica. Por otro lado, la posición de debilidad y aspiración de poder siempre abre la ventana de oportunidades a la crisis interna en todos los partidos.

La posición actual de Pedro Sánchez transmite la sensación estética que apela a la conmiseración: gélido saludo arrancado a Antonio Hernando; no aplaudir las intervenciones del portavoz socialista; mantener la incógnita de qué votará el sábado… son gestos que anuncian una salida calculada en términos que se ubiquen en una sorpresa inesperada. Pedro Sánchez, si no da por liquidado su recorrido político -que parece que no-, tendrá que restaurar la dignidad de un personaje visualmente caído y derrotado ante los embates calculados y urdidos por su propio partido e inquebrantables colaboradores.

Si Pedro no aplaudió el malabarismo de Hernando no es por desacuerdo; es porque le quema el escaño. Si Pedro cambia el sábado su “No es no…” por la abstención en bloque que ordena la Gestora ya puede celebrar la fiesta de Todos los Santos por todo lo alto como un cadáver político. Otra alternativa es mantenerse en el “No es no” con grave riesgo de ver mermados los apoyos en los díscolos que ya reconsideran su actitud ante las presiones del aparato. Tampoco es buena salida obligar a un cisma que, mediante sanciones o expulsiones del Grupo, conduzca al PSOE a la posición de oposición secundaria, detrás de Podemos.

No. Pedro Sánchez no puede permanecer ni un minuto más en el escaño. Ha de renunciar a ser objeto de objetivos que muestren el semblante de la derrota o el detalle que evidencie la fractura. Sánchez habrá de encontrar otros caladeros donde pueda rentabilizar las tortuosas millas que le han conducido a este periplo. En un silente escaño poco o nada podrá propulsar lo que Pedro tenga programado; el escaño ya es pólvora mojada. Sánchez necesita munición seca; se le nota ganas de disparar y el objetivo, además, lo tiene cerca, muy cerca.

Los periódicos de Almería son los más baratos de Andalucía

Emilio Ruiz

En Andalucía se editan 16 diarios de pago, independientemente de otros diarios de tirada nacional o regional que también tienen ediciones especiales para Andalucía o para algunas de sus provincias. Los 16 periódicos andaluces tienen la siguiente distribución provincial: Almería, 2; Cádiz, 3; Córdoba, 2; Granada, 2; Huelva, 1; Jaén, 1; Málaga, 3, y Sevilla, 2. Los lectores de periódicos diarios de papel de Almería son los que disfrutan del precio más bajo. Veamos los precios de los periódicos andaluces en sus ediciones de lunes a sábado. Las ediciones de los fines de semana son muy variables en el precio debido a que la mayoría de periódicos se venden conjuntamente con revistas de todo tipo.

Los periódicos de Andalucía

El periódico de mayor difusión de la provincia de Almería es La Voz de Almería, que tiene un precio de portada de 1,10 euros. Su oponente Diario de Almería cuesta 0,80 euros. El caso del diario de Joly es muy curioso. Durante mucho tiempo costaba en kiosco solamente 0,50 euros. Incluso con esa subida sigue siendo el periódico más barato de Andalucía. La particularidad de Almería también se entiende a la edición de esta provincia del periódico granadino Ideal. El periódico de Vocento vale en Granada y Jaén 1,40 euros, mientras en Almería cuesta 1,20. Los fines de semana también ocurre lo mismo.

El diario Córdoba cuesta 1,30 euros, mientras su colega de Joly El Día de Córdoba solo vale 1,10. El precio no es determinante para la difusión, pues mientras el primero vende más de 7.000 ejemplares el segundo vende unos cuantos más de 1.000.

Los tres periódicos de pago de Cádiz, Diario de Cádiz, Diario de Jerez y Europa Sur, están editados por el grupo Joly y los tres tienen el mismo precio, 1,10 euros. También tienen el mismo precio los diarios sevillanos, Diario de Sevilla y El Correo de Andalucía, pero en ambos casos el precio es de 1,20 euros. El diario madrileño Abc, que tiene amplia difusión en Sevilla, cuesta 1,50 euros.

En Granada hay dos periódicos. El más caro y también el de mayor difusión es Ideal, que cuesta 1,40 euros, mientras Granada Hoy solamente vale 1,10 euros. El único diario de Huelva es también el que Joly cobra a más alto precio. Huelva Información vale 1,20 euros. Jaén vale a 1,20 euros.

Málaga es la provincia que tiene de media los periódicos más caros de Andalucía. La Opinión de Málaga y Málaga Hoy valen 1,20 euros, mientras Sur sube su precio a 1,40 euros.

El caso de los ERE explicado a los periodistas de Madrid

Antonio Avendaño
Periodista

El escandalazo de los ERE tiene la particularidad de que es imposible resumirlo en unas pocas frases sin faltar a la verdad. Otros casos de corrupción que están en los tribunales tienen una síntesis más fácil porque despliegan formatos de criminalidad bastante convencionales: las andanzas de Francisco Correa, la contabilidad de Bárcenas, los manejos de Matas, los líos de Granados, la inventiva de Urdangarín, la temeridad de los Pujol, el desahogo de Rus… Todos, en fin, gente que presuntamente robó mucho dinero.

Chaves y Griñán

Debe ser por eso que en los debates públicos, en las tertulias radiofónicas nacionales y hasta en los editoriales de la prensa de Madrid o Barcelona periodistas y políticos suelen derrapar gravemente, y no, claro está, por los juicios que emiten aunque estos sean muy exigentes, sino porque las más de las veces ni siquiera manejan la información básica del caso para poder opinar con autoridad sobre el mismo.

La culpa no es necesariamente de los periodistas, sino, por una parte, de la propia complejidad y las muchas paradojas que encierra el caso y, por otra parte, del hecho de que los actuales responsables del Partido Socialista y la Junta de Andalucía no han hecho en todos estos años el más mínimo esfuerzo de pedagogía política y judicial para explicar y defender aquellas cosas que eran defendibles y explicables. Sus propios compañeros de partido han tratado a los imputados de los ERE como apestados, ni siquiera se han atrevido a poner en circulación argumentarios orgánicos que incluyeran datos y razonamientos tan de cajón como los que la juez María Núñez escribía días atrás en el auto de archivo de la pieza sobre Azucareras Reunidas.

En ese auto, Núñez Bolaños rechazaba con rotundidad hasta ahora inédita en la judicatura la tesis de la conspiración sostenida por Alaya y otros. Refiriéndose a ese caso específico del ERE de la empresa Azucareras Reunidas, financiado conjuntamente por el Gobierno central y la Junta, Núñez Bolaños decía que "no se puede admitir, ni siquiera como razonable, que la misma ayuda que recibe un trabajador, cofinanciada por el Ministerio y la Junta de Andalucía sea, a la misma vez, justa e injusta, dependiendo del procedimiento utilizado, porque sea cual sea el procedimiento la ayuda la recibe su legítimo beneficiario".

Ya el instructor del Tribunal Supremo, Alberto Jorge Barreiro, admitió que "un porcentaje de las subvenciones ilegalmente concedidas habría que concederlo también en el caso de que la concesión fuera legalmente tramitada”, al hilo de lo cual argumenta Núñez: "La posición contraria nos llevaría a afirmar que todos los actos de concesión de las ayudas son constitutivos de delito y, en consecuencia, TODOS los trabajadores que han percibido estas ayudas, al menos unos 6.000, deberían devolverlas trayéndolos al procedimiento, al menos, como beneficiarios a título lucrativo".

Más allá de que la justicia logre probar los delitos que se imputan a los procesados de la Gürtel, la Púnica, etc., todos ellos obedecen a una mecánica criminal relativamente sencilla: en principio, se trata de tipos que se enriquecieron saqueando las arcas del Estado. De hecho, una de las pruebas de cargo que aparece repetidamente en la biografía de todos ellos es su abultada cuenta corriente, ya sea en bancos nacionales o extranjeros. Para hacer lo que hicieron no se podía ser tonto pero tampoco se necesitaba una inteligencia superior. Lo que se necesitaba era algo que todos ellos tenían: mucha codicia, bastante descaro, algunos cómplices y ninguna ética. Nada más.

El caso de los ERE es más complicado, y no solo porque ninguno de los supuestos los delincuentes que lo diseñaron se ha hecho rico (más bien se están arruinando pagando abogados), sino porque si fuera cierta la tesis defendida por el Ministerio Público y por los jueces Alaya, Martín y Barreiro, aunque no así por la juez Núñez, el presidente Manuel Chaves y los restantes 25 altos cargos procesados en la pieza del procedimiento específico serían inteligencias no ya malvadas, que también, sino superiores: auténticos genios del crimen organizado.

Criminales paradójicos, por cierto, pues destinaban el dinero de los presupuestos para financiar prejubilaciones de trabajadores de empresas en crisis, pero no apartaban ningún pellizquito para ellos. De hecho, nadie los acusa de haberse llevado dinero: los acusan de haber urdido, a la vista de todo el mundo, un portentoso mecanismo para que el dinero… se lo llevaran otros.

¿Y todo ello con qué propósito? Muy sencillo: para ganar elecciones. La verdad es que como estrategia electoral resultaba algo arriesgada, extremadamente cara y de complicadísima ejecución, pero, en fin, nunca se sabe de qué es capaz la gente con tal de ganar unas elecciones y poder cobrar 3.000 euros al mes.

¿Significa todo ello que si no hubo Gran Conspiración entonces no hubo nada? No, significa que no hubo todo. Significa que, incumpliendo todos los procedimientos, la Consejería de Empleo –pero solo ella, no media Junta de Andalucía con su presidente a la cabeza– otorgó decenas de ayudas a empresas, amigos o instituciones que ni estaban justificadas ni fueron debidamente fiscalizadas, y será que el examen judicial de cada una de ellas lo que permitirá conocer el alcance exacto de la prevaricación y la malversación.

Sin embargo, en la pieza política del caso, la conocida como del procedimiento abreviado, acusan a Chaves, Griñán y los demás de haber ideado un mecanismo presupuestario tan audaz como diabólico con el cual centenares de mineros de Huelva, operarios de Santana, mecánicos de Delphi… y así hasta 6.000 trabajadores que fueron despedidos cobraron o siguen cobrando sus prejubilaciones. ¿Pero no era demasiado riesgo cometer prevaricación año tras año solo para que te votaran los prejubilados y sus familias? ¡Qué va, al ser otros los beneficiarios, nadie sospechaba de los verdaderos culpables del atraco!¿Y cómo es que la oposición política nunca denunció unos manejos tan a la vista de todo el mundo, puesto que las crisis de las grandes empresas y el compromiso financiero de la Junta con los trabajadores estaban todos los días en los periódicos y en los debates parlamentarios? ¡Pues porque los socialistas tenían engañado a todo el mundo!

¿Y con qué sistema operativo actuaban? Con el más audaz que vieron los siglos: bajo la aséptica denominación de ‘transferencias de financiación’, los muy cucos incluían las millonarias partidas delictivas en ¡¡¡la mismísima Ley de Presupuestos que el Parlamento andaluz aprobaba cada año!!!

Lo dicho, en realidad no deberían procesarlos: deberían darles el Premio Nobel a la Delincuencia Organizada.

Si deseas leer el artículo original de Antonio Avendaño en El Plural, pincha aquí:

El fracaso de las privatizaciones en Adra

Esther Gómez Fernández
Portavoz del Grupo Municipal Plataforma

Los abderitanos nunca vamos a ser conscientes de los daños que el PP de Adra ha generado, y que sigue generando, con las privatizaciones de casi todos los servicios municipales. Y digo “nunca vamos a ser conscientes los abderitanos” porque el PP de Adra sí es plenamente consciente de ello porque es, también, plenamente conocedor de esos daños y además los tiene cuantificados, pues todas las privatizaciones que ha hecho han dejado dañadas la arcas municipales y son, junto con el despilfarro, las que han generado el bloqueo económico, causado por el endeudamiento que el Ayuntamiento de Adra tiene y tendrá por muchos años.

Deficiente servicio de limpieza (Foto de archivo)

Les voy a detallar algunas muestras de esos daños, insisto algunas, porque mostrarles todas sería interminable. La primera muestra es muy significativa y sirve para casi todas las privatizaciones, porque todas han fracasado y prueba de ello es que las empresas se han ido de Adra diciendo “fu” como los gatos y algunas denunciando al Ayuntamiento en los Juzgados. Casi todas han fracasado, a excepción de la privatización por 25 años del Servicio de Aguas. Esta Empresa no se ha ido porque tiene al Ayuntamiento “cogido” con los millones de euros que ésta le dio (en los tiempos de la alcaldía de Mª Carmen Crespo) y porque el Servicio de Aguas es ‘la joya de la corona’, pues dicha empresa cobra los recibos de agua a los vecinos, pero las obras necesarias para mejorar ese servicio se las tenemos que pagar los abderitanos con nuestros impuestos.

Pero, por si alguien no lo sabe, el PP privatizó los jardines, la limpieza de edificios municipales y colegios... y la recogida de basura, limpieza viaria y de playas. La basura es la privatización fracasada más ‘sonada’, por la imagen que Adra dio, pues pudimos ver días sin recoger basura, calles sucias, playas con la basura en la arena, etc. Y porque además ese fracaso aún persiste en Adra, haciéndonos ser uno de los municipios más sucios y malolientes de la provincia (a mí, como abderitana, me da mucha envidia ver la limpieza en Berja, a la que tengo que ir con frecuencia por mi trabajo).

Pero ese fracaso de la privatización de la basura no solo nos perjudica por la suciedad y por el mal servicio de basura y limpieza que tenemos en Adra, también es por la deuda, de millones de euros, que el Ayuntamiento tiene con la empresa y que con seguridad va a afectar al futuro de nuestro pueblo. Yo, conforme voy conociendo datos sobre esta privatización fracasada de la basura, más miedo me da. Tal es nuestra preocupación de esa deuda que mi grupo, Plataforma, se va a personar en los distintos Juzgados en los que el Ayuntamiento de Adra está denunciado por la Empresa Cespa para obtener información que solo el PP de Adra conoce y que la silencia.

Como les decía al principio, ahora otro fracaso es el de la privatización de la piscina, que a día de hoy está cerrada y sin saber cuándo se abrirá y si los usuarios de ese servicio fundamental para Adra podrán seguir disfrutando de él y en qué condiciones lo harán.

Los que siguen el trabajo que los concejales de Plataforma estamos haciendo, desde hace año y medio que formamos parte de la corporación abderitana, recordarán que hace más de un año denunciamos que el Ayuntamiento no auditaba a la empresa de la piscina, a pesar de que le estaba pagando el combustible y no le cobraba el canon. Obligación de auditar, desde hacía años, que se incumplía y que ha dado lugar a que la empresa quiera irse, en este caso no diciendo “fu” como los gatos, sino queriéndose llevar de las arcas municipales varios cientos de miles de euros. Pero, como entonces dijimos los de Plataforma, la obligación de que el servicio de la piscina se siga prestando es del alcalde y del PP de Adra, que son los que cobran sueldos para ello, así que en ese empeño seguimos y vamos a estar vigilantes para que quien tiene la responsabilidad cumpla con sus obligaciones.

El Cable que nadie quiere ver

José Fernández
Periodista


Agentes de Policía Local de Almería detuvieron la otra noche a dos individuos tras ser sorprendidos robando cable de aluminio en el Cargadero de Mineral. Los tipos fueron identificados como un tal Bogdan y un tal Julio, lo cual –por encontrar un dato positivo- otorga cierto aire cosmopolita e internacional a un delito cometido sobre un elemento histórico, arquitectónico y artístico de la ciudad de Almería, declarado oficialmente como Bien de Interés Cultural por la Junta de Andalucía, administración que hace ahora quince años anunció a bombo y platillo (no sabemos si de aluminio) que iba a iniciar la rehabilitación del Cable para –copio textualmente de su nota de prensa- “uso cultural y recreativo como mirador sobre la ciudad”.

Cargadero de mineral

Quince años. Sin embargo, todos los que hayan pasado cerca del monumento habrán visto el estado de abandono y desaprovechamiento que presenta. Es por ello que aprovecho la noticia para volver a lanzar una pregunta que, por lo visto, a casi nadie interesa. ¿Qué tiene el Cable Inglés que le haga merecer la incomparecencia y el desprecio de la llamada “sociedad civil almeriense”? Quiero recordar que hay una plataforma social Contra el Abandono de las Infraestructuras Ferroviarias Almerienses (CALIFAL) que cuenta con las bendiciones y el cariño de todos, y que se preocupa muchísimo de la vieja estación (que está justo al lado de este BIC) y que la reivindica y abraza simbólicamente. ¿Acaso no es el Cable otro elemento histórico de las infraestructuras ferroviarias almerienses?

Bueno, pues para el viejo cargadero no hay pancartas, ni concursos de dibujo, ni concentraciones, ni abrazos. Como si no existiera. Quizás no sería malo que alguien, alguna vez, exigiera justicia histórica para el Cable, para evitar de ese modo que algún confundido piense que como el Cable es competencia exclusiva de los señoritos de la Junta de Andalucía, muchos sectarios, caraduras y paniaguados no se atreven a exigir lo mismo que exigen -y con razón al cicatero Gobierno del PP.

Cuando la Diputación de Almería abrió sede en Madrid

María Jesús Amate
Diputada Provincial de IULVCA Almería

Semanalmente   recibo,   como   diputada   provincial   por   Izquierda   Unida,   numerosas invitaciones a diferentes actos en la provincia de carácter cultural, social u oficial. Hace unos días recibí una invitación para asistir a un evento en el que se incluía la cena en el casino de   Madrid,   no   precisamente   ubicado   en   la   provincia de   Almería. Mi   sorpresa   vino   al descubrir que quien me invitaba era la propia Diputación Provincial de Almería y en representación de la misma su presidente, Gabriel Amat. Me  invadió una sensación de extrañeza, junto con sorpresa.

Sabores de Almería en Madrid

El   evento   consistía  en   la presentación de la marca Sabores, una marca  de   productos almerienses de categoría gourmet, que se realizaba un día entre semana, en horario de noche y en Madrid. Sería yo la única persona que veía este evento muy alejado de nuestra realidad no sólo por 500 kilómetros y casi siete horas de viaje para asistir a una cena realizada por un chef de renombre sólo para degustar productos provinciales, que tan a mano nos queda.

¿Pero qué locura era esa? Lo normal hubiera sido realizar esa presentación en alguno de los emblemáticos enclaves almerienses, que mira que disfrutamos y por suerte son cada vez más visitados. ¿Qué tal complementar esa presentación con visitas hacia los lugares de producción para constatar la innovación de la que parten y la calidad y seguridad alimentaria con la que se producen? Puede que ayudara a reforzar aún más esa marca Almería que queremos promocionar.

Pero si esto me sorprendió, la resolución de la Junta de Gobierno que conocí días después me indignó. Esta excentricidad del equipo de Gobierno de nuestra Diputación llevaba consigo un coste económico de 135.000 euros. Porque obviamente nada es gratis en esta vida y había que pagar la cena, el alquiler del espacio donde se realizó, el desplazamiento y alojamiento de los 100 invitados previsto, los honorarios del cocinero...

Esa indignación me hacía preguntarme si este evento era tan necesario, si era de vital importancia realizarlo en Madrid, o si tanto bueno traería a nuestra provincia.

Recibo invitaciones y encuentro esas resoluciones de gasto… pero hasta la fecha no conozco informes técnicos que valoren la eficacia de estas acciones para cumplir su objetivo: promocionar turística y económicamente nuestra provincia.

No me había dado tiempo a digerir esta invitación cuando recibo otra, de características muy similares pero eso sí, esta vez no era una cena sino un evento de mediodía en el Palacio de Neptuno. Me invitan a la presentación del nuevo single de David Bisbal. Al principio creí que sería una equivocación ya que yo no me dedico al mundo de la promoción musical ni a los medios de comunicación sino que actualmente ocupo un cargo político y si se trataba de promocionar la provincia de Almería, en 34 años y muchos kilómetros y visitas puedo asegurar que conozco algunos rincones de la misma, de hecho hasta el que sale en ese vídeo, pero la invitación sí era para mí...

Dicho evento estaba organizado por la Diputación Provincial y por consiguiente los diputados provinciales estábamos invitados. Por supuesto de nuevo nada es gratis y esta rueda de prensa iba a rondar los 35.000 euros entre diferentes gastos, puesto que había que desplazar al personal de la Diputación, alquilar la sala, alquilar los equipos de luz y sonidos y por supuesto organizar un catering para unas 300 personas, a lo que añadir, por supuesto él tampoco lo había hecho gratis, los gastos del artista que ya entraban en su contrato con la Diputación: exactamente 250.000 euros.

Dos eventos con carácter publicitario de la marca Almería pagados por la Diputación Provincial y celebrados en la ciudad de Madrid, cuyo objetivo era promocionar la provincia, pero que se hacen lejos de ella. De nuevo reitero que creo que así perdemos parte del impacto que pudieran tener.

En ese momento me vino a la mente que quizás la Diputación Provincial había abierto una sucursal en Madrid y no nos había sido comunicado oficialmente. El coste económico de estos dos eventos que señalo sin duda daba de sobra para que así fuera. Igual la invitación a la inauguración de dicha sucursal se perdió donde lo hacen, a veces, algunas facturas. Pero no es así, que yo sepa por ahora, más bien es que algunos sólo saben acaparar titulares y espacio en los medios a golpe de resolución de pago, y lo aplican para todo, y creen que yéndose a Madrid los medios nacionales les prestarán más atención.

Seamos valientes y apostemos por nuestra provincia, no tengamos miedo de intentar traer hasta ella los focos y a los medios por aspectos y elementos que merecen promoción, como ocurre cuando se les ofrecen motivos interesantes y eventos que merecen la pena. Sin ir más lejos así ha sido con el pasado Almería Western Festival o la celebración del paso de John Lennon por Almería, con el festival ‘50 Aniversario strawberry fields forever’. Los medios los han mostrado a todo el mundo desde Almería y hay que reconocerles el trabajo y acierto a sus organizadores.

Ahora falta que los que tienen entre sus responsabilidades políticas la promoción turística y económica de Almería entiendan que no todo se mueve en Madrid y bajo presupuesto, también desde Almería  se   promociona nuestra   provincia. Solo es cuestión de que quieran y ofrezcan atractivos para atraer a los medios hasta la provincia de Almería y no se dediquen a correr billetera en mano tras ellos. Sean audaces y atrévanse. Ánimo, valientes.