Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz


Un año de actividad literaria

Juan Grima Cervantes
Arráez Editores

Una vez más, otro año se va y otro llega. Y en muchos aspectos ha sido un año muy similar al anterior. La parálisis política provocada por la falta de Gobierno lo ha mantenido todo en el interim. No merece la pena perder mucho tiempo con una clase política corrupta que grava hasta el sol que recibimos del cielo, o apoya descaradamente a las empresas energéticas contaminantes que se cargan este planeta con emisiones de gases invernadero. Es una inmoralidad que raya lo obsceno, que maltrata nuestra inteligencia. Y cínicamente siguen callando, otorgando y haciendo caja.

Este miércoles se presenta el nuevo ejemplar de 'Axarquía'

A nuestro modo y con nuestro estilo hemos seguido trabajando, apoyados en nuestras propias fuerzas y convicciones. Ha sido otro año difícil, pero ya estamos cada vez más adaptados a la debacle. Resaltaría cinco hechos importantes que nos han ocurrido o en los que estamos muy directamente implicados:

-En primer lugar, en enero, sacamos el libro El accidente nuclear de Palomares, una obra impresionante de José Herrera Plaza, que ha dejado testimonio de lo que todavía existe oculto bajo la tierra y lo expuesto que estamos los almerienses con el americio. Es otra vergüenza que lleva más de 50 años escondiéndose pero casi nadie hace nada.

-En Semana Santa coeditamos el libro Viaje al Levante Almeriense. La Axarquía, otras poesibilidades, de José González Núñez y Domingo Leiva Nicolás, que además de ser una obra bellísima y original, los beneficios obtenidos con la misma han ido a parar directamente al Proyecto “Holes in the Borders” (Voluntarias Independientes en el Terreno), que está financiando el alquiler de pisos y la alimentación diaria de cientos de refugiados sirios y de otros países huidos de la guerra y llegados a Grecia. Es una forma de ayudar, de solidarizarnos con las desgracias y sufrimientos ajenos que padecen nuestros semejantes.

-El 24 de noviembre de 2016 se hizo público en los medios de comunicación que la traducción del árabe al español de una obra publicada por Arráez, como es Documentos árabes sobre el castillo de Cúllar (Granada), escrita por Amador Díaz García, había obtenido el Premio Nacional de Traducción ‘a título póstumo’ de la Sociedad Española de Estudios Árabes (SEEA), lo que viene a ser otro reconocimiento a nuestra labor y ello nos hace sentirnos bien.

-Y finalmente la recuperación del proyecto Revista Axarquía, cuya parálisis provocada por una comarca sin objetivos, nos producía un dolor y un sufrimiento increíbles. Cuando no hay respuesta institucional ajustada al esfuerzo que significa una idea tan loable y una aspiración tan justa como la de dotar de un elemento cultural a una comarca como la nuestra, alguien debe hacer de tripas corazón, y eso vamos a hacer nosotros, junto al Colectivo Almagrera, a fin de sacarla como se pueda, pero sin perder la dignidad. Todos estáis invitados a la presentación del número 16 el próximo día 28 de diciembre en Los Gallardos, a las 19,30 horas, en donde arrancamos con una Segunda Época que espero sea tan fructífera como la anterior.

- En paralelo con el objetivo anterior, Arráez va a organizar junto al Ayuntamiento de Cuevas del Almanzora las I Jornadas de la Axarquía Almeriense (Historia. Patrimonio. Medio Ambiente), que tendrán lugar el próximo 3 y 4 de enero de 2017 y que en unos días daremos a conocer más detalladamente. Pretenden ser anuales y debatir sobre cuestiones fundamentales del pasado, del presente y del futuro que nos atañen e interesan.

En los meses próximos aparecerán algunas interesantes monografías que llevamos tiempo preparando y a la largo del año inauguraremos la exposición y libro Momentos Estelares de Historia de Almería, proyecto en el que llevamos trabajando, con el pintor Emilio Sánchez Guillermo, varios años y en el participan más de 50 intelectuales almerienses. Por tanto, continuaremos con nuestra actividad cotidiana, como siempre, como si fuésemos una ONG de la cultura almeriense.

No puedo olvidar en estos momentos el dolor que me ha causado en este año la pérdida de grandes amigos personales que eran entusiastas también de lo que esta editorial significa y de sus implicaciones culturales. Me refiero, a Juan Torreblanca Martínez, Mariano Martín García y José Antonio García Ramos. Terminan de saltárseme las lágrimas, creo que por la ausencia y la nostalgia por tantos momentos y tantas vivencias entrañables con ellos. Estas pérdidas irreparables me han ayudado a valorar más la importancia de la salud mental y física, el cuidado a tener con los alimentos, la trascendencia del ejercicio, estar más volcado por los tuyos, organizar mejor el tiempo propio y la vida misma, pero no a parar en la realización de los objetivos y retos planteados.

Mi gratitud a la empresa Cosentino, al Instituto de Estudios Almerienses, a la Universidad de Almería, a muchos medios de comunicación, en particular a La Voz de Almería, a Ayuntamientos (especialmente los de Carboneras, Cuevas del Almanzora, Los Gallardos, Mojácar, Nacimiento y Pulpí), y a empresas que creen que con la cultura se hace provincia y país (SAT Los Guiraos y Biocuevas).

Y cómo no, mi reconocimiento en este final de año a los escritores y a los estudiosos que os dais a conocer todos los años en nuestros libros, que además de colaboradores sois amigos de verdad, y algunos maravillosos y grandes amigos. Tampoco quiero olvidarme de los lectores y de las personas que nos seguís, que nos acompañáis en las presentaciones, que nos escribís vuestras impresiones, que amáis los libros, que creéis que la cultura es un valor clave de nuestra civilización, que pensáis que vale la pena luchar por un mundo mejor tanto para el presente como para el porvenir...