Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz

Transparencia y Buen Gobierno atrofiados en El Ejido

Juan Francisco
Puga Murcia

El pasado día 15, el Gobierno local ejidense publicó una nota de prensa sobre el nuevo Portal de Transparencia del Ayuntamiento. En diversas declaraciones la portavoz y concejal de Régimen Interior y Personal, Julia Ibáñez, destaca que llevan “varios años trabajando para acercar las nuevas tecnologías al ciudadano” como es el caso de la Sede Electrónica. Además, apunta que “con este portal, hemos querido ser un poquito más ambiciosos, yendo más allá de lo que establece la propia Ley”.

La portavoz y concejal no deja de insistir en sus declaraciones que el proyecto de modernización de la Administración y la implantación de la Administración electrónica lleva cinco años en curso para conseguir “una administración, cien por cien, telemática” y que además el Portal es “una herramienta útil, ágil, eficaz y muy intuitiva”. Lo que se traduce en transparencia, buen gobierno y gobierno abierto (“gestión municipal más transparente y participativa”). Por su parte, el portavoz y concejal de Hacienda y Contratación, José Francisco Rivera, indica que se ha permitido a la oposición acceder a los consejos de participación de las empresas públicas y mixtas, entre otros asuntos.

La realidad que hay detrás de las palabras es distinta. Vayamos por partes. La señora Ibáñez confunde todos los conceptos que ha empleado para hacer su discurso más completo y decoroso tratando de conseguir mayores réditos políticos ante la ciudadanía. Parece que habrá que informarle… La Gobernanza y el Buen Gobierno van de la mano, son parte de la misma fórmula. La Gobernanza es el proceso de toma de decisiones y el proceso por el que las decisiones son implementadas, se ha de atender a las reglas de organización de las sociedades, y el Buen Gobierno incluye cuestiones como participación, transparencia, responsabilidad, igualdad, eficiencia, eficacia… Cuyo resultado en la fórmula son tres dimensiones inherentes; responsabilidad pública, democracia participativa y transparencia.

Tres dimensiones inherentes

El problema del señor Rivera radica en el empleo indistinto de los conceptos escudándose en la gobernabilidad para ocultar una realidad concreta. El Ayuntamiento no apuesta fuertemente por la Gobernanza sino por la Gobernación. Lo que importa es en realidad la decisión institucional. No se atiende a la ciudadanía ni a actores económicos, ni mucho menos al consenso con las demás fuerzas políticas para la fiscalización y transparencia. De hecho, ¿acaso el equipo de Gobierno Local no tumbó la propuesta, del PSOE con apoyo de IU y UPyD, para la creación de órganos de control a las empresas concesionarias? Las comisiones informativas diluyen el seguimiento continuado a un momento concreto.

No estaría de más recordarle al concejal que mientras que la Gobernanza se basa más en las características de un sistema político, la gobernabilidad mide cualidades de este sistema, y el diseño de la Gobernanza de un sistema nos determinará en gran medida el grado de gobernabilidad del mismo. No quiera construir la casa por el tejado, y tampoco publicar cientos de datos, como comentó en un pleno, para asfixiar a la ciudadanía. La información debe transmitirse desglosada y analizada para bien o para mal.

El Jefe del Área de Informática parece más sensato. Parece que el criterio técnico prevalece sobre subjetividades políticas, al menos para decir la verdad o señalar con objetividad la realidad. Según comentaba José Miguel Orellana el proyecto se ha limitado a “ordenar  y colocar información” que ya estaba publicada pero de forma dispersa. Entonces, la pregunta es ¿realmente qué se ha mejorado en transparencia? La respuesta política supuestamente es que hay mayor información. La respuesta técnica señala que es la misma información reordenada en un portal.

¿Para esto se emplean los recursos humanos, técnicos y económicos? ¿Para reordenar la información que ya todos conocemos, pues estaba publicada? ¿Es esto una mayor transparencia? ¿Es acaso mejorar la Gobernanza, el Buen Gobierno? ¿Es Gobierno Abierto, donde consultar cualquier dato? Pues no, no, señor Rivera y señora Ibáñez.

La realidad ejidense en datos

No han aportado nada, salvo un discurso ambiguo cargado de errores conceptuales con el que han demostrado su escaso conocimiento al respecto, y han dejado vislumbrar la ausencia de un verdadero proyecto de modernización y Gobernanza. Por favor, les pediría que no mientan más a la ciudadanía. Ahora procedo yo de forma objetiva a realizar valoraciones sobre el objeto de la discusión; Gobernanza y Buen Gobierno, transparencia y participación en El Ejido:

No existen variaciones en el índice de transparencia elaborado por Transparencia Internacional, cuya metodología he empleado yo para actualizar el índice a 2016:


El análisis refleja en sus resultados notables deficiencias en cuestiones importantes sobre democracia participativa y debilidades en la responsabilidad pública:


El DIFI muestra que la información económica y financiera divulgada es notable en cuanto a contenido, aceptable aunque mejorable en cuando a características de la información e insuficiente en cuando a navegabilidad, diseño y acceso. El portal de transparencia no es suficiente.


Respecto a la Sede Electrónica del Ayuntamiento de El Ejido, no cumple con los mínimos, el sistema se encuentra obsoleto e imposibilita el acceso. Es un fiasco. ¿Cuál es la cuantía destinada en las partidas presupuestarias para el mantenimiento e innovación? Resultados: No han “ido más allá de la Ley”, como declaró la señora Ibáñez. Han cumplido lo más mínimo de la Ley de Transparencia tanto nacional como autonómica.

El Gobierno local es poco cercano a sus ciudadanos, cuenta con algunas herramientas de participación presentes de manera protocolaria, generalmente a modo informativo o consultivo, sin que se dé una verdadera retroalimentación que permita el enriquecimiento de la gestión local y una participación activa. Para el cambio a una verdadera participación ciudadana y fomento de la actividad política local es recomendable que se desarrollen nuevas herramientas y se potencien las existentes, con objeto de mejorar la interacción gobierno-ciudadanía en busca de una optimización de la gestión local.

Por otro lado, el consistorio cumple con los compromisos mínimos exigibles pero presenta carencias en cuanto a herramientas de funcionamiento que permitan una mejora de la gestión a nivel de planificación estratégica, diagnóstico de la situación local y un plan estratégico para el desarrollo sostenible. Además, aunque cumple el nivel de transparencia mínima exigible para fomentar la confianza precisa profundizar más para facilitar la colaboración. Por último, el Ayuntamiento está bien estructurado y cumple con sus funciones de gobierno generando confianza y comunicación pero requiere mejorar la interactividad.

Al Excmo Alcalde y señores/as concejales: Ante la demanda patente en este artículo crítico, ¿tomarán medidas desde el Ayuntamiento tal y como señalaba la señora Ibáñez, estarán en “constante actualización y abiertos a los cambios y demandas que exijan los propios ciudadanos”? El tiempo lo dirá, las acciones lo reflejarán. “Para que la Ley funcione uno debe hacer honor a su palabra”.