Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Presidente del Consejo Editorial: Emilio Ruiz


Los almerienses con cláusulas suelo pueden recibir 72 millones de sus bancos

Antonia Sánchez Villanueva
Subdirectora de La Voz de Almería

La Justicia europea ha dado un espaldarazo definitivo a las reclamaciones de miles y miles de ciudadanos perjudicados por las cláusulas suelo en sus hipotecas frente a las prácticas consideradas abusivas de la banca. El Tribunal de la UE (TJUE) hizo pública ayer su esperada sentencia al respecto en la que dictamina no ya que dichas cláusulas sean nulas -algo que estableció el Supremo en mayo de 2013- sino que el derecho a devolución de las cantidades cobradas de más tiene carácter retroactivo desde el momento en que se firmó el contrato hipotecario y no únicamente desde que el TS fijó su doctrina. Esa ha sido la disquisición jurídica de los últimos tres años y la que ahora se ha resuelto a favor de los consumidores y en detrimento de las tesis de bancos y cajas de ahorro. El tribunal con sede en Luxemburgo ha considerado que la legislación europea se opone a una jurisprudencia nacional según la cual los "efectos restitutorios" vinculados a la nulidad de una cláusula abusiva se limitan a las cantidades indebidamente pagadas tras la sentencia de la resolución judicial que, precisamente, declara el carácter abusivo de la cláusula.

Los titulares almerienses de hipotecas con cláusulas suelo pueden recibir 72 millones de euros (Foto: La Voz de Almería)

En la práctica, la doctrina del Tribunal de Justicia europeo va a obligar a las entidades a un desembolso que en toda España se ha calculado en más de 4.000 millones de euros. En Almería, juristas especializados en cláusulas suelo estiman que la retroactividad total avalada por el TJUE puede elevar la cifra a devolver a los consumidores hasta unos 72 millones de euros. Las cláusulas suelo son aquellas que fijaban un tope mínimo de intereses que los clientes de contratos hipotecarios debían pagar. Estas cláusulas han impedido a los afectados beneficiarse de la caída del Euríbor, principal índice de referencia para la mayoría de las hipotecas en España. La mayoría de estos contratos hipotecarios se suscribieron durante los años de la burbuja inmobiliaria, y solo en Almería se calcula que hay unos 50.000.

Desde el punto de inflexión que supuso la sentencia del Supremo del 9 de mayo de 2013, las reclamaciones judiciales por parte de los consumidores hacia las entidades han crecido de forma exponencial. En el caso de la provincia de Almería, en apenas dos años las demandas se multiplicaron casi por tres y pasaron del poco más de un centenar de antes de 2013 a unas 600 el año pasado. Precisamente en 2015 y como consecuencia de la reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial, la competencia pasó del Juzgado de lo Mercantil a los juzgados de Primera Instancia.

Las reacciones al fallo del Tribunal Europeo no se hicieron esperar ayer. Una de las primeras consecuencias se midió en la Bolsa, donde los bancos vieron bajar su cotización ante la evidencia de que tendrán que hacer frente a una nueva contingencia que, a buen seguro, incidirá en la cuenta de resultados de aquellas que más aplicaron las cláusulas suelo en los contratos hipotecarios con sus clientes. Las organizaciones de consumidores y los sindicatos se apresuraron a instar a las entidades financieras a devolver de forma inmediata las cantidades percibidas por estas cláusulas abusivas, aunque habrá que esperar a ver cómo aplica el fallo cada una de ellas. También Gobierno y partidos políticos analizaron la doctrina del TJUE y, por ejemplo, el Ejecutivo y el Partido Socialista coincidieron en la necesidad de articular un procedimiento extrajudicial para hacer frente a las demandas de devolución de cantidades.

Letrado Alfredo Najas de la Cruz: "Los derechos de los afectados no se pueden limitar en el tiempo como había hecho el Tribunal Supremo, sin respaldo jurídico alguno"

El letrado Alfredo Najas de la Cruz, que obtuvo una sentencia pionera en Almería mediante la que se condenaba al banco a la devolución de las cantidades cobradas de más por aplicar la cláusula suelo desde la firma de la hipoteca, mostró ayer su enorme satisfacción por la resolución de la Unión Europea que contradice la limitación temporal que había establecido el Tribunal Supremo. El abogado almeriense, que siempre ha apostado por la devolución total de las cantidades, ha manifestado que “por fin se ha hecho justicia,  Los derechos de los afectados por las cláusulas suelo no se pueden limitar en el tiempo como había hecho el Tribunal Supremo, sin respaldo jurídico alguno”.

En este sentido, abunda en que “si la cláusula suelo abusiva es declarada nula, lo es desde el principio de su aplicación, por lo que los afectados tienen derecho a recuperar todo el dinero pagado de manera indebida. Animo a todos los consumidores afectados a que reclamen judicialmente si quieren recuperar lo que han pagado de más desde que firmaron la hipoteca”. A principios de 2014, la juez de lo Mercantil de Almería, Marcelina Beltrán, dictó la primera sentencia que se daba en la provincia sobre el alcance de la nulidad de las cláusulas suelo. La novedad e importancia del fallo fue entonces no solo declarar nula la cláusula, algo ya habitual en la resolución de las demandas desde la sentencia del Tribunal Supremo de mayo de 2013, sino que, por primera vez, obligaba a la entidad financiera a la devolución de las cantidades cobradas indebidamente de más por la aplicación indebida de esta disposición contractual desde la firma del crédito hipotecario.

Cuando eso ocurrió en Almería, apenas eran media docena las sentencias de contenido similar las que se habían dictado en toda España, lo que situó a los tribunales almerienses en la vanguardia de la protección de los consumidores en este tema en particular, uno de los que más reclamaciones ha dado lugar en los últimos tiempos. El letrado que defendió los intereses de los afectados, una pareja de almerienses que estaba pagando por entonces unos 750 euros mensuales de hipoteca, fue Alfredo Najas de la Cruz, cuyo despacho lleva en la actualidad más de un centenar de casos en situación similar.