Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Publicación no comercial.


Nueva tormenta política en Albox a raíz de la expulsión de una periodista del pleno municipal

Tania Artajo
@opinionalmeria

El alcalde de Albox, Francisco Torrecilllas (Cilus), que gobierna con el apoyo del Partido Socialista, ha expulsado del pleno municipal a la periodista Paqui Martínez, que presta sus servicios en La Comarca Noticias y es a la vez corresponsal de Diario de Almería. Según la Asociación de la Prensa, la expulsión ha sido motivada porque la periodista calificó al alcalde como "mal educado".

Francisco Torrecillas, alcalde de Albox

Reproducimos a continuación las reacciones que ha merecido el caso.

Asociación de Periodistas – Asociación de la Prensa de Almería (AP-APAL)

La Asociación de Periodistas – Asociación de la Prensa de Almería (AP-APAL) ampara a su asociada Francisca Martínez Sánchez y junto al Colegio de Periodistas de Andalucía en Almería (CPPAA) condena la actuación del alcalde de Albox (Almería), que en el pleno de la corporación celebrado ayer, 28 de noviembre, ordenó la expulsión de la periodista del salón de sesiones municipal, siendo escoltada por la policía local.

Las dos entidades profesionales rechazan firmemente la actitud del alcalde Francisco Torrecillas, que en todo momento está obligado a facilitar el trabajo de los profesionales de la información. De igual manera se solidarizan con Francisca Martínez, una periodista íntegra y rigurosa, que desarrolla su labor en el Grupo La Comarca y como corresponsal de Diario de Almería.

“Quiero que sepa que es usted un mal educado”, le dijo la periodista al alcalde

A lo largo del pleno extraordinario, celebrado en la tarde – noche del 28 de noviembre, el alcalde, cuando se estaba refiriendo al tema del parque de bomberos de la comarca, se dedicó a criticar duramente la labor del medio para el que trabaja Francisca Martínez. Concluido este punto, la periodista retiró su grabadora de la mesa presidencial diciéndole al alcalde: “Quiero que sepa que es usted un mal educado”. El primer edil respondió indicando que tomara nota el fedatario del pleno. Y, a continuación, ordenó la expulsión de la sala de la periodista que salió escoltada por la policía municipal, quien tomó y anotó los datos personales de la periodista para abrir denuncia.

Cuando un político o cualquier persona no estén de acuerdo con la información de un profesional o medio, en lugar de usar tribunas públicas, tienen otras herramientas a su alcance como puede ser la Comisión de Arbitraje, Quejas y Deontología del Periodismo, o, incluso, los tribunales de justicia. Nunca menos faltar el respeto a los medios y a los profesionales.

De igual manera, condenamos ciertos comentarios del alcalde Torrecillas en redes sociales. Con frases como: “Dejen de dar lecciones de funcionamiento democrático y preocúpense de los problemas de los vecinos. Tienen ustedes y la periodista la ‘piel muy fina’, me reitero, ese medio es un folletín”. O, esta otra: “Lo que le tiene que preocupar a Paqui es el informe de la Policía por si se le puede aplicar la ley y le puede caer una buena desde la Subdelegación del Gobierno”.

Con total firmeza también condenamos las declaraciones de otros políticos poniendo en tela de juicio informaciones veraces de periodistas, como ha ocurrido recientemente en la zona del Levante Almeriense. Los políticos de forma especial están obligados a respetar y facilitar la labor profesional de los informadores.
Como bien decía la presidenta de la FAPE, Elsa González, hace unos días, “Los personajes públicos no pueden permanecer ajenos a la fiscalización de su trabajo”. La actuación del alcalde de Albox es un acto contra el derecho a la información y a la libertad de expresión.

Esperamos y deseamos que el alcalde albojense rectifique, se atenga a razones y no protagonice más actos deplorables como el de ayer durante una sesión plenaria pública de la corporación que preside.

Carta al excelentísimo Alcalde de Albox
  
Por Rodrigo González
Responsable de Organización de IU Almería


Señor Torrecillas, don Francisco, cuando accedió usted a la alcaldía de Albox apoyado por un grupo de concejales y concejalas bajo sospecha de limpieza política y expulsados de su partido, cuando accedió a la alcaldía en contra de la decisión de la formación por la que usted se presentó, cuando otorgó a su grupo municipal unipersonal, y ya veremos si legal, 1500 Euros mensuales, cuando decidió de manera personal dar por finiquitado el Parque de bomberos de Albox, que prestaba servicio a toda la comarca del Almanzora, debería haber tenido previsto que se exponía a la crítica, opinión  y oposición de los de los distintos partidos políticos y de sus vecinos y vecinas. También debería saber, esto ya como ciudadano español, que nuestra Constitución consagra y garantiza el derecho a la libertad de expresión y opinión, y que dentro de esta los medios de comunicación juegan una labor imprescindible. Además debería saber que si usted, por muy alcalde que sea, llama folletillo a un medio de comunicación de su comarca sin dar muestras de respeto alguno a la labor que los/as periodistas realizan y se mofa de ellos/as desde su púlpito,  no puede pretender que no se moleste la prensa, ni mucho menos intentar censurarla por llamarle “maleducado”.

"A fe que demostró no sólo ser maleducado, sino además no tener vergüenza"

Y a fe que demostró no sólo ser maleducado, sino además no tener vergüenza  cuando pidió a la policía que identificase a la periodista y la desalojase del pleno ¡nada menos que a la Policía! Que yo sepa, entre las funciones de la Policía Local no se encuentra  la de ser el brazo represor de un alcalde, por muy endiosado que se crea. Habrá que ver cómo refleja la policía lo sucedido y si la periodista puede hacer uso de su derecho a exigirle responsabilidades por una actitud antidemocrática y contraria a la libertad de expresión.

Debería saber, Sr. Torrecillas que en el cargo le va la penitencia, el que le aplaudan  le critiquen o le censuren, pues ocupa  un cargo público, y que no puede actuar de manera parecida a como lo hacían los fascistas, reprimiendo a quien ejerce la libertad de expresión. Debería saber que el abuso de autoridad también puede ser perseguido y que los actos de cada uno le reflejan como la persona que es, y me da a mi la impresión de que sus actos están reflejando no una fotografía, sino mas bien la caricatura de un alcalde que se cree un “cacique” y que no es consciente de que está ahí para servir a su pueblo y acompañarle en las duras y las maduras y aceptar tanto los aplausos como los  pitos.

La reacción del Partido Popular

Desde el Grupo Popular condenamos lo ocurrido en el Pleno de este lunes en el Ayuntamiento de Albox y mostramos todo nuestro apoyo a la periodista Paqui Martínez, trabajadora de La Comarca Noticias y Diario de Almería, persona que desde hace más de 10 años viene ejerciendo su profesión en la comarca del Almanzora, con información veraz y contrastable como pueden acreditarlo miles de lectores que día a día leen sus crónicas.

Desde el Partido Popular entendemos que en un Estado de Derecho, pilar fundamental de nuestra democracia, atacar a los medios de comunicación con la clara intención de acallar la verdad y la puesta en conocimiento de la ciudadanía de lo que viene sucediendo, es un grave atentado contra los valores democráticos.

"Cuando el Partido Popular gobernó el municipio de Albox durante 16 años jamás intentó silenciar a esta misma periodista"

Cuando el Partido Popular gobernó el municipio de Albox durante 16 años, jamás intentó silenciar a esta misma periodista, quien informaba acerca de la gestión del alcalde Francisco Granero. Son las reglas del juego, la exposición pública va en el cargo y no se puede tolerar que alguien utilice el poder para perseguir a la prensa.

Por eso desde el partido Popular exigimos el máximo respeto a quien es el alcalde de todos los vecinos de Albox. El PP quiere garantizar y así lo llevará a cabo, el ejercicio libre de la profesión de la que se trate y ejercida por la persona que se trate, a la vez que repudia las ofensas que Francisco Torrecillas desprende en las sesiones plenarias, ya no contra los periodistas, sino contra todos los vecinos.

En el PP nunca estaremos a favor del sectarismo y siempre defenderemos la libertad de expresión, aunque ello, a veces suponga leer, escuchar o ver informaciones que no compartimos o no son de nuestro agrado. Desde el PP de Albox estamos convencidos que sin periodismo, no hay democracia y no hay justicia.