Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Publicación no comercial.


No a la externalización del servicio de basuras de El Ejido

Tomás Elorrieta
Secretario General del PSOE de El Ejido

El PSOE de El Ejido se manifiesta contrario a la externalización de la limpieza y la recogida de basura, y así lo demostrará en el próximo Pleno del Ayuntamiento, en el que votará en contra del pliego de condiciones de este servicio, que el equipo de gobierno apuesta por mantener en manos privadas durante quince años más.

La revisión de las condiciones de contratación de una concesión para la recogida de residuos y la limpieza de calles y playas nos reafirma en nuestra postura de que este servicio debe ser prestado directamente por el Ayuntamiento, y no por medio de una empresa.

El PSOE, contra la externalización

La afirmación del equipo de gobierno de que el Consistorio carece de personal directivo y técnico para gestionar este servicio solo indica que el alcalde y sus concejales prefieren que trabajen otros a costa del bolsillo de los ciudadanos, en lugar de abogar por su bienestar y el de las arcas municipales. Además, según se puede leer en el pliego de condiciones, el Ayuntamiento tiene capacidad técnica suficiente para supervisar y organizar este servicio, por lo que esa afirmación es una falsedad.

La supuesta eficiencia que podría beneficiar a los ciudadanos la prestación de este servicio por parte de una empresa especializada es falsa, y la prueba está en que el rescate de los servicios de jardinería y mantenimiento de los que se encargaba Elsur, aunque siguen siendo un desastre, han mejorado un poco desde que dependen de una empresa municipal.

La recogida de los residuos con una concesionaria le va a costar a los ciudadanos más de un millón de euros adicional al año, lo que supone entre quince y veinte millones en los próximos quince años. Y la excusa que cuenta el equipo de gobierno para mantener este servicio subcontratado es que el Ayuntamiento no dispone de seis millones de euros para invertir en esos quince años, y que es mejor que los invierta una empresa para que nosotros se lo paguemos bien caro y con recargo. Y todo eso, después de presentar una Cuenta General con un superávit de quince millones.

Esta maniobra solo demuestra que, en definitiva, al equipo de gobierno solo le interesa que una empresa privada se llene los bolsillos a costa del ciudadano, cuando con ese dinero se podría prestar un servicio mejor y más eficiente si se hiciera cargo de él el propio Ayuntamiento. El interés que tienen en todo esto, solo el alcalde y sus concejales lo saben.