Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Publicación no comercial.


No hay excusas para subir el agua en El Ejido

Juan Godoy
Concejal del PSOE en El Ejido

El PSOE de El Ejido rechaza la subida de la tarifa de abastecimiento de agua y saneamiento que la empresa concesionaria quiere imponer a los ciudadanos de nuestro municipio por considerarla injusta y totalmente desproporcionada. En el PSOE somos plenamente conscientes de la importancia que tiene el agua para el desarrollo de nuestro municipio, y por eso, precisamente, exigimos la mayor transparencia en la gestión de este bien imprescindible para todos nosotros.

También somos conscientes de que para garantizar que todos tengamos acceso a un agua de calidad, y contemos con un sistema de saneamiento y depuración adecuado a la entidad de este municipio, es necesario construir una serie de infraestructuras de gran calado. Pero no podemos estar de acuerdo con lo que la empresa concesionaria del agua plantea porque supone un incremento de la factura de unos quince euros de media, que nos parecen totalmente injustificados.

Plaza Mayor de El Ejido

Esta subida no solo afecta al precio del agua, ya que también lo haría el saneamiento, puesto que es un servicio que va ligado al de abastecimiento de agua. Y si bien es cierto que la legislación, tanto a nivel europeo como nacional y autonómico, establece que se repercuta el coste de las inversiones en esta materia sobre el usuario final, en nuestro caso concreto, el de El Ejido, no podemos admitir que nuestros vecinos asuman con este incremento del precio una ausencia total de inversiones y la evidente incompetencia de la empresa suministradora en la gestión de las redes de saneamiento y abastecimiento.

El nuevo sistema de bloques tarifarios es injusto, porque implica que la mayor subida la soporten los consumidores medios. Y es que se ha hecho de tal manera que casi la totalidad de los hogares pasarán al segundo bloque, que es el que mayor aumento de precio va a sufrir. Sin embargo, paradójicamente, este sistema beneficia a quienes más consumen, ya que desciende el precio de los bloques tercero y cuarto con respecto al actual. Es decir, que este cambio beneficiará a los usuarios que tengan piscina y jardín, que son la minoría, y perjudicará a las familias normales de nuestro pueblo, que son, precisamente, las mayoritarias y también las que más dificultades tienen para llegar a fin de mes.

No nos valen las excusas del equipo de gobierno, que dice que el nuevo sistema tarifario de bloques responde a la Ley Andaluza de Aguas, porque ningún artículo de esa norma obliga a que los bloques sean los que se plantean aquí. Además, utilizar los mismos bloques que se utilizan para calcular el canon autonómico es, en realidad, una estrategia para tratar de enmascarar el encarecimiento del servicio.

Tampoco nos sirve como excusa para justificar esta subida la compra de agua desalada, puesto que, aunque su coste sea mayor que el del agua de sondeo, sobre la subida que se nos propone, que es del 17,89%, solo representa el 1,9%. Y, además, no se nos dice que su compra supondría un considerable ahorro en el consumo de electricidad al reducirse el funcionamiento de los sondeos, otro coste que también pagamos los usuarios en nuestros recibos.

Otro aspecto en el que tampoco estamos de acuerdo es en el hecho de que se haga un recargo de la tarifa del 4%, aduciendo que es para sufragar un fondo de renovación de las redes, y además se nos proponga un recargo adicional para sufragar la construcción de infraestructuras. Entendemos que si las obras son necesarias, deberían financiarse con un canon, ya que se trataría de un ingreso finalista, es decir, que se debería destinar al fin para el que ha sido planteado, y su importe tendría que estar fiscalizado. Y no entendemos que se plantee la necesidad de que exista, además, el citado fondo de renovación de redes, primero, porque sería suficiente con el canon, y segundo, porque al estar repercutido directamente sobre el precio del agua, no va a ser tan fácil de controlar como el primero y nunca sabremos con exactitud ni lo que se ingresa por ese concepto ni a qué se destina ese dinero.

Todo lo relacionado con esta subida de un servicio tan básico para la ciudadanía como el abastecimiento de agua y el saneamiento está rodeado de oscuridad. Por eso, en el Partido Socialista estamos absolutamente en contra de este aumento de las tarifas, ya que, no solo se ha planteado de una forma opaca, sino que, además, es totalmente injusto para los vecinos de nuestro pueblo.