Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Publicación no comercial.


Las primarias de Podemos en Andalucía

Emilio Ruiz

El matrimonio político y sentimental formado por el alcalde de Cádiz, José María González Kichi, y la secretaria general de Podemos Andalucía, Teresa Rodríguez, despide la semana con una noticia buena y otra mala. Buena para él y una mala para ella. La noticia buena para el alcalde de Por Cádiz Sí se Puede se la ha dado Susana Díaz. El jefe de Kichi, Pablo Iglesias, ha hecho saber al PSOE que si Rajoy es investido presidente gracias a la abstención socialista, entonces Podemos iniciaría una batida para hacer caer los gobiernos autonómicos socialistas que accedieron al poder gracias a sus diputados. Si eso se produce, en lógica correspondencia los socialistas recorrerían el mismo camino a la inversa con alcaldes de Podemos que consiguieron la vara de mando gracias a ellos. La presidenta de Andalucía y líder ‘de facto’ de lo que queda del PSOE se ha apresurado a enviar al alcalde de Cádiz este mensaje: “Tú, tranquilo, que, pase lo que pase por allí arriba, nosotros no haremos cambalaches de gobiernos’. A pesar de este mensaje de no agresión, Susana Díaz sigue dispensando a Kichi la misma receta que al alcalde de Almería, Ramón Fernández-Pacheco: la de no recibirle oficialmente.

'Kichi' y Teresa son pareja sentimental y política

Si González ha podido dormir tranquilo este fin de semana, no ha corrido la misma suerte su compañera de piltra, Teresa Rodríguez. A la fundadora de Izquierda Anticapitalista y líder de Podemos en Andalucía le crecen los enanos. Ella creía que, tras cargarse a Sergio Pascual, el hombre de Íñigo Errejón en Andalucía, nadie iba a ser capaz de hacerle sombra. Para disipar cualquier intento de desbancarle ha recurrido a la vieja triquiñuela de organizar las primarias de prisa y corriendo para que a nadie le dé tiempo de organizarse. Pero no lo ha conseguido. A día de hoy cuatro son ya las corrientes que pretenden hacerse con el control del Consejo Ciudadano Andaluz.

Una es la oficialista Por una marea andaluza, de la propia Teresa, que cuenta con las bendiciones de Pablo Iglesias. Otra se llama Andalucía digna, apadrinada por Diego Cañamero y las parlamentarias andaluzas Libertad Benítez y Mari García. Una tercera es Andalucía Plaza a Plaza, encabezada por los diputados Sergio Pascual y Ana Terrón y la parlamentaria andaluza Begoña Gutiérrez.

La cuarta en discordia es Ahora Andalucía. Sus promotores son dos pesos pesados de Podemos: Carmen Lizárraga, presidenta del grupo parlamentario andaluz, y Esperanza Gómez, portavoz adjunta. “Teresa Rodríguez ha demostrado carecer de una altura política suficiente como para encabezar este proyecto”, dice el documento programático. Al grupo se ha sumado la diputada almeriense Lucía Ayala: “Es ahora –dice la almeriense- cuando hay que trabajar por un Podemos Andalucía que no fomente las desigualdades territoriales, sino que Almería pueda ser como la que más”. También cuenta con Antonio Heras, que al principio empezó a coquetear con Andalucía Plaza a Plaza.

Nadie duda de que Teresa Rodríguez y Diego Cañamero acabarán fusionando sus candidaturas. ¿Harán lo propio Ahora Andalucía y Andalucía Plaza a Plaza? Pues va a ser que también. “Menos con Teresa, cualquier pacto es posible”, responden, “porque ella ha mamado una cultura política ajena a las instituciones y fuertemente vinculada a las luchas de activistas como Diego Cañamero o Juan Manuel Sánchez Gordillo”.