Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Publicación no comercial.


Las falsas acusaciones del alcalde de Albox

Juan Pedro Pérez Quiles
Portavoz del PP en Albox

Buenos días, vecinos. Tras las falsas acusaciones vertidas de nuevo por don Francisco Torrecillas sobre mi persona, me veo en la necesidad de aclararle algunas cosas a este señor. Don Francisco Torrecillas, ¿de verdad va a hacer suyos todos los desmanes cometidos en el Ayuntamiento de Albox? Leo y no doy crédito. Usted, el recto, el intachable, el transparente, y ahora, ¿haciéndole de amortiguador a Rogelio Mena? Claro, que todo eso era usted antes de su famoso Pacto de Aranjuez, porque al parecer ahora ya no le importa haberse convertido en el encubridor de los delitos y las irregularidades que antes denunciaba y criticaba.

Francisco Torrecillas, alcalde de Albox

Pero volviendo al tema, D. Francisco, ¿se va hacer cargo del muerto, así sin más, o lo hace por los 5.200 euros mensuales que se ha puesto de sueldo? Yo ya no sé si usted es Don Francisco, el que yo creía conocer, o sólo es Francisco. En un par de meses se ha convertido sólo en Francisco. Por no ser, ya no es ni de CILUS, de donde le han expulsado entre otras razones por falta de transparencia y lealtad. ¡Qué decepción! Por ser, es usted más parecido a este PSOE que se desdibuja minuto a minuto, al que sólo interesan los cargos y nada la gente, y para el que todo vale por la pasta, que tanto usted criticaba. ¡Cómo han cambiado las cosas Francisco, y en qué poco tiempo!

¿Le molesta que yo haya denunciado la manera en que se han contratado a 11 personas vinculadas al PSOE, sin concurso, sin atender a criterios de igualdad y mérito, sólo por el hecho de ser militante, familiar o novia de sus mentores? Con sus acusaciones usted está intentando justificar una ilegalidad que ahora se parece mucho a un delito, otro más de todos los cometidos en este pueblo y que han costado muchos millones de euros a los albojenses. Porque esos contratos, de los que usted habla, sólo son las migajas de lo que otros se llevaron.

Pero mire, le cambio la óptica del asunto: usted ha sido director de instituto. Le pregunto: ¿Cuántos jóvenes que usted conoce han tenido que hacer las maletas porque aquí no tenían una oportunidad? Seguramente muchos. Pues en esa misma situación se han visto muchos vecinos, y sin embargo, esa oportunidad sí se las han dado a otros por estar cercanos al poder de los que ahora dice ser sus amigos. Eso, Francisco, es injusto.

Yo no he denunciado a los trabajadores. Usted lo sabe. Nosotros hemos denunciado las formas y a los responsables que saltándose todas las reglas de la administración pública los han contratado, para después, en las campañas electorales, obligarles a buscar votos para mantenerse ellos en los sillones. No creo que usted haya procedido de ese modo en su instituto. ¿Por qué lo hace aquí?, ¿ya le han convencido sus socios de gobierno de que esta es la mejor fórmula para ganar las elecciones? O tal vez, ¿es ésta otra cláusula del Pacto de Aranjuez?

Mire, Francisco, en Albox, durante años los arquitectos en plena crisis no accedían a realizar ningún proyecto ni trabajo para el Ayuntamiento porque los hacía todos un señor vinculado al poder, que ni siquiera era arquitecto, contratado a dedo. Y mire que hay arquitectos en el pueblo. En nuestro pueblo hay gente y empresas que instalan placas solares, y sin embargo las que han puesto en el Ayuntamiento las instaló una empresa de una parlamentaria del PSOE, también sin concurso. ¿Usted está de acuerdo?

En el Ayuntamiento que usted preside hay “secretarias”que cobran un pastizal por una titulación que aún años después, al parecer, no han mostrado. ¿Eso es legal? Y ahora que están de moda los bomberos, ¿sabe usted que allí hay gente contratada como conserje y que se dedican a apagar incendios?. ¿No le parece temerario?

Vamos, Francisco, no me quiera echar a la gente encima. Contra ellos no tengo nada. Usted sabe que yo no voy a cargarme a nadie ni en lo personal ni en lo profesional. Para eso ya está usted, o ¿no recuerda los mensajes que me enviaba sobre Tito Carrillo? Como le decía, no tengo nada en contra de ningún trabajador, pero estoy a favor de muchos otros albojenses que no han tenido las mismas oportunidades.

¿Se ha dado cuenta que todos los que han ido alguna vez en la lista del PSOE trabajan para el Ayuntamiento? Así funcionan sus socios de gobierno. Amigo Francisco, para ellos sólo la gente del pesebre parece tener derecho a trabajar. Mire, como me dijo usted en su llamada de hace unos días, éste es un tema menor, y me invitó a investigar otros que según usted son mucho más graves. Sea valiente, Francisco, sáquelos a la luz y denúncielos. Encubrir es también un delito, tipificado en el artículo 451 del Código Penal. Por cierto, ¿le cuenta a sus compañeros las llamadas que me hace?

El asunto de las contrataciones irregulares está ya en los juzgados, así que deje a la justicia hacer su trabajo. No intente crear pánico y alarmas innecesarias, y si es que tiene en mente despedir a los trabajadores, no se escude en la denuncia del PP. Haga lo que tenga que hacer. ¿No quería ser alcalde?, pues eso, tome decisiones.

Le recuerdo que usted sabrá mucho de institutos, pero yo sé de leyes. Al menos reconozcame algo, que usted ha accedido a la alcaldía después de que le llevara de la mano judicialmente para presentarse a un contencioso electoral donde la justicia nos ha dado la razón, o ¿ya no se acuerda de eso? Ah. claro, cómo se va acordar, si ahora resulta que usted tiene la misma legitimidad para ser alcalde que la que tenía Sonia, o sea, ninguna, los dos son ahora concejales no adscritos. Un saludo, Francisco Torrecillas.