Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Publicación no comercial.


La almeriense Ana María de Diego Porras gana también en Madrid la batalla de los interinos

Emilio Ruiz

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ha aceptado los argumentos ofrecidos por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) en su sentencia del pasado 14 de septiembre sobre la igualdad del despido entre trabajadores interinos y fijos. La almeriense Ana de María de Diego Porras (Almería, 1964) recibirá del Ministerio de Defensa una indemnización por despido por importe de 6.141,85 euros por los 7 años y 2 meses de servicios prestados como secretaria interina entre los años 2003 y 2012. “La demandante tiene derecho –sentencia el TSJM- a igual indemnización que la que correspondería a un trabajador fijo comparable de extinguirse su contrato por otra causa objetiva, siendo en este caso evidente la igualdad en los términos de comparación respecto de la trabajadora a la que ha venido sustituyendo".

Ana María de Diego Porras

La victoria judicial de Ana María de Diego, conseguida primeramente ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea y ayer ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, empezó cuando decidió llevar su caso ante los tribunales de la UE tras desestimar el Juzgado de lo social número 1 de Madrid su demanda por despido. La justicia madrileña consideraba que el fin del contrato era ocasionado por una causa objetiva, cual era el regreso a su puesto de trabajo de una liberada sindical, y que, como consecuencia de ello, no le correspondía indemnización alguna.

Ana María de Diego Porras, licenciada en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid en 1994, empezó a trabajar en el Ministerio de Defensa en febrero de 2003 cuando era ministro Federico Trillo. No era ese su primer empleo público. Antes había trabajado dos años para el Ministerio del Interior, en el departamento de regularización de inmigrantes. En Defensa su puesto de trabajo era el de secretaria de dirección. Era la encargada de llevar la correspondencia, la agenda y los viajes de uno de los altos cargos del ministerio. Además, ha gestionado los datos del sistema informático relacionado con el Plan Director de Armamento y Material, así como el Sistema de Mensajería Oficial y Gestión Documental del Ministerio de Defensa.

En sus más de siete años de prestación de servicios en el Ministerio de Defensa Ana María de Diego Porras suscribió varios contratos de trabajo, siempre como interina, para sustituir funcionarios de carrera que se encontraban de baja por maternidad o excedencia. En su primer año acumuló tres contratos y otros dos en 2004. El último contrato lo firmó el 17 de agosto de 2005 para sustituir a una funcionaria que era liberada sindical. En ese tiempo pasaron por el ministerio los ministros José Bono, José Antonio Alonso y Carme Chacón. El 24 de junio de 2010 recibió la Cruz del Mérito Aeronáutico, que premia a militares o civiles que destacan por unas "actividades meritorias relacionadas con la Defensa Nacional". El 1 de octubre de 2012 fue cesada por el actual ministro en funciones Pedro Morenés. Debido a la reducción de liberados sindicales, la funcionaria titular tuvo que volver a su puesto de trabajo.


Cerca de medio millón de interinos

La sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) va a suponer una auténtica revolución en el sistema de contratación laboral. En España hay 486.800 trabajadores interinos, de los que algo más de la mitad (276.800) presta sus servicios en el sector público. Los contratos de interinidad son muy frecuentes entre profesores, personal sanitario y otros empleados públicos. La mayoría de interinos españoles son mujeres: 344.000 frente a solo 142.000 hombres. Tras esta sentencia proliferarán las reclamaciones de indemnizaciones.

La santa patrona de los interinos

El periodista Fernando Ónega ha bautizado a la abogada almeriense con el sobrenombre de “la santa patrona de los interinos”. Tras el fallo de Luxemburgo, corroborado por los tribunales de Madrid, parece obligada la reforma del Estatuto de los Trabajadores para igualar la indemnización del despido entre trabajadores temporales y fijos. El Ministerio de Empleo estudia el alcance de un golpe que puede empujar a España hacia la revolución del contrato único. “Madre mía, la que hemos liado": así fue como Ana María se confesó a su abogado José Antonio Rello cuando éste le telefoneó para informarle de la sentencia europea.

Asesora de ayudas mediambientales

Ana María de Diego Porras, almeriense, de 52 años de edad, es licenciada en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid. Madre de dos hijos, actualmente reside en Madrid, si bien una buena parte de su familia, entre ella su hermano Pedro, sigue viviendo en Almería. Desde su salida del Ministerio de Defensa trabaja en la consultora de Ingeniería Alten Spain como asesora de ayudas medioambientales. “Gracias a Ana María, secretaria, hasta 486.000 trabajadores interinos en España podrían reclamar millones de indemnización. La sentencia que ha conseguido puede cambiar la legislación laboral. Gracias, hermanita”, ha escrito en su perfil de Facebook su hermano Pedro.