Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Publicación no comercial.


El fracaso de las privatizaciones en Adra

Esther Gómez Fernández
Portavoz del Grupo Municipal Plataforma

Los abderitanos nunca vamos a ser conscientes de los daños que el PP de Adra ha generado, y que sigue generando, con las privatizaciones de casi todos los servicios municipales. Y digo “nunca vamos a ser conscientes los abderitanos” porque el PP de Adra sí es plenamente consciente de ello porque es, también, plenamente conocedor de esos daños y además los tiene cuantificados, pues todas las privatizaciones que ha hecho han dejado dañadas la arcas municipales y son, junto con el despilfarro, las que han generado el bloqueo económico, causado por el endeudamiento que el Ayuntamiento de Adra tiene y tendrá por muchos años.

Deficiente servicio de limpieza (Foto de archivo)

Les voy a detallar algunas muestras de esos daños, insisto algunas, porque mostrarles todas sería interminable. La primera muestra es muy significativa y sirve para casi todas las privatizaciones, porque todas han fracasado y prueba de ello es que las empresas se han ido de Adra diciendo “fu” como los gatos y algunas denunciando al Ayuntamiento en los Juzgados. Casi todas han fracasado, a excepción de la privatización por 25 años del Servicio de Aguas. Esta Empresa no se ha ido porque tiene al Ayuntamiento “cogido” con los millones de euros que ésta le dio (en los tiempos de la alcaldía de Mª Carmen Crespo) y porque el Servicio de Aguas es ‘la joya de la corona’, pues dicha empresa cobra los recibos de agua a los vecinos, pero las obras necesarias para mejorar ese servicio se las tenemos que pagar los abderitanos con nuestros impuestos.

Pero, por si alguien no lo sabe, el PP privatizó los jardines, la limpieza de edificios municipales y colegios... y la recogida de basura, limpieza viaria y de playas. La basura es la privatización fracasada más ‘sonada’, por la imagen que Adra dio, pues pudimos ver días sin recoger basura, calles sucias, playas con la basura en la arena, etc. Y porque además ese fracaso aún persiste en Adra, haciéndonos ser uno de los municipios más sucios y malolientes de la provincia (a mí, como abderitana, me da mucha envidia ver la limpieza en Berja, a la que tengo que ir con frecuencia por mi trabajo).

Pero ese fracaso de la privatización de la basura no solo nos perjudica por la suciedad y por el mal servicio de basura y limpieza que tenemos en Adra, también es por la deuda, de millones de euros, que el Ayuntamiento tiene con la empresa y que con seguridad va a afectar al futuro de nuestro pueblo. Yo, conforme voy conociendo datos sobre esta privatización fracasada de la basura, más miedo me da. Tal es nuestra preocupación de esa deuda que mi grupo, Plataforma, se va a personar en los distintos Juzgados en los que el Ayuntamiento de Adra está denunciado por la Empresa Cespa para obtener información que solo el PP de Adra conoce y que la silencia.

Como les decía al principio, ahora otro fracaso es el de la privatización de la piscina, que a día de hoy está cerrada y sin saber cuándo se abrirá y si los usuarios de ese servicio fundamental para Adra podrán seguir disfrutando de él y en qué condiciones lo harán.

Los que siguen el trabajo que los concejales de Plataforma estamos haciendo, desde hace año y medio que formamos parte de la corporación abderitana, recordarán que hace más de un año denunciamos que el Ayuntamiento no auditaba a la empresa de la piscina, a pesar de que le estaba pagando el combustible y no le cobraba el canon. Obligación de auditar, desde hacía años, que se incumplía y que ha dado lugar a que la empresa quiera irse, en este caso no diciendo “fu” como los gatos, sino queriéndose llevar de las arcas municipales varios cientos de miles de euros. Pero, como entonces dijimos los de Plataforma, la obligación de que el servicio de la piscina se siga prestando es del alcalde y del PP de Adra, que son los que cobran sueldos para ello, así que en ese empeño seguimos y vamos a estar vigilantes para que quien tiene la responsabilidad cumpla con sus obligaciones.