Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Publicación no comercial.


El alcalde de Albox, más de lo mismo

Juan Pedro Pérez Quiles
Portavoz del Partido Popular

Francisco Torrecillas se suma a lista de alcaldes que se niegan a sacar a la luz los expedientes de contratación con la empresa Alcaina Estudio de Ingeniería, S. L., la misma empresa imputada en el Caso Rambla por el amaño y falsificación de tres expedientes de contratación por importe de 1,123.740 euros. Lo paradójico, a la vez que extravagante, es que Torrecillas se escuda en Pérez Conchillo, como alcalde en funciones, para negar esta información, siendo éste el suegro de uno de los dueños de Alcaina.


La respuesta del alcalde en funciones

Recordemos que esta empresa habría facturado al Ayuntamiento de Albox varios millones de euros en los últimos años y que desde hace más de cuatro venimos reclamando ver los expedientes, cuya negación y ocultación ya ha supuesto la dimisión de José García y la inhabilitación de Rogelio Mena. Así mismo, es ridícula la excusa que ponen para denegarnos la información de falta de claridad y concreción en nuestra petición. Nadie mejor que el Sr. Pérez Conchillo para saber lo que estamos pidiendo.

Esta situación viene a poner de relieve una vez más el precio que Torrecillas tiene que pagar por ser alcalde y que seguramente fue estipulado en el famoso Pacto de Aranjuez para que los concejales tránsfugas del PSOE le regalaran la alcaldía. Pacto cuyas cláusulas, además de ampliar liberados, sueldos y asignaciones, también, como podemos comprobar, ata de pies y manos al Sr. Torrecillas para sacar a la luz los asuntos oscuros y de corrupción que hay en el Ayuntamiento de Albox.

De ahí que Torrecillas también se negara a hacer la auditoría que tanto reclamó y ahora deniegue la información a la oposición, cuando en su discurso de investidura prometió una oficina de atención a los grupos de la oposición justamente para facilitar la tarea de fiscalización de la gestión municipal.

Es increíble que Torrecillas, quien se vende a sí mismo como un hombre recto y estricto, que se alzaba como adalid contra la corrupción, ahora no sólo no la denuncie sino que ponga trabas para encubrir el verdadero alcance de la presunta trama de corrupción ideada por José García, Rogelio Mena, Pérez Conchillo y el famoso asesor cuñado de Mena, José Tébar Landete.

Así las cosas, nos vemos obligados a llevar esta nueva negativa a mostrar los expediente de contratación con Alcaina, S.L. a la fiscalía, ya que cada vez está más clara la existencia de una presunta trama de corrupción que incluiría el amaño y falsificación de contratos y adjudicaciones millonarias hechas a dedo a empresas de familiares, tal y como ha determinado el Juez en tan solo tres, por ahora, de los muchos proyectos adjudicados y facturados por la empresa Alcaina al Ayuntamiento.