Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Publicación no comercial.


Talentos con sentido común: Hugo Galera, catedrático de Medicina y expresidente del Betis

Antonio Torres
Director de Canal Sur

El catedrático de Medicina y expresidente del Betis Hugo Galera Davidson (Santa Cruz de Tenerife, 1938) tiene una personalidad  arrolladora para hacer amigos. Es una persona entrañable y enamorado de Sorbas, su auténtico pueblo. Estudió en Granada y contribuyó a la creación de la Facultad de Medicina de La Laguna. Sus padres tuvieron que trasladarse a Canarias al ser desterrado su padre durante la dictadura de Primo de Rivera. El delito, recuerda su hijo, fue escribir un artículo de apoyo a la República en el periódico Correo. “Solo fue un año de castigo, pero mi padre conoció allí a mi madre, nacida en Stratford-upon-Avon, el pueblo de Shakespeare, y decidió quedarse”.

El doctor Hugo Galera, en la Plaza de Sorbas, el pueblo de su padre

“Yo quería hacer Ingeniería o Derecho y al final me decanté por Medicina, como mi hermano, que desarrolló su carrera en Tenerife. En Sevilla es un personaje. Ocupó la cátedra de Anatomía Patológica hasta su jubilación y participó en actividades culturales como el Ateneo. En 2009,  recibió el premio Santiago Ramón y Cajal y fue elegido presidente de Real Academia de Medicina de Sevilla.

En julio, el diario Abc informó  que Galera ha vendido  la Unidad de Anatomía Patológica del Hospital Infanta Luisa, el hospital  privado de primera línea más importante de la capital andaluza, que fundó, a la gran cadena Quirón.  “La venta garantiza la estabilidad de unas 700 personas. Eso tiene un coste emocional muy grande, pero mis hijos y la edad…”.  El doctor mantiene su otra propiedad, el Hospital San Agustín, de Dos Hermanas.

En las fiestas de Sorbas, Hugo Galera aceptó amablemente acompañarme a una visita a Los Gallardos. Me  pidió visitar el cementerio, el Ayuntamiento y la iglesia. Le observé  y aprendí que es un hombre sentimental, sensible. Dijo que le fotografiara observando los nichos de la familia numerosa de los Pérez Soler, farmacéuticos de mi niñez, los padres y hermanos de mis amigos Emilio y  Pedro.  Saludó al panadero Sebastián El Lanero, nieto de familia de Sorbas, quien se quedó emocionado y recordó: “Hugo Galera operó en Sevilla a mi padre y no nos cobró ni un duro”.

Tiene recuerdos para Cuevas del Almanzora desde la revista El Afa que dirige Andrés Pérez: “El Colegio de los Dominicos de Cuevas contribuyó a que muchos jóvenes de la comarca pudieran acceder a la enseñanza media. La orden religiosa, como algunas otras, tuvieron que salir de Filipinas, a finales del siglo XIX ante la rebelión indígena. En Cuevas de Almanzora, la familia Pérez-Soler  protagonizó la captación de los dominicos para el fin docente. Parte de esta información la recibí durante el tiempo que fui cónsul de Filipinas en Sevilla”.

Conversamos sobre fútbol, de su experiencia, las amenazas de los caciquillos, de su hermano, exdirectivo del Tenerife, y las satisfacciones.  Hay mucha historia en el haber de una persona que sigue ligada al deporte como líder de Béticos por el Villamarín. Le informé que desde la etapa de las minas de Bédar, en 1958, el equipo de Los Gallardos luce las camisetas del Real Betis. “¡Vaya!, de saberlo en mi etapa de presidente bético habría tenido algún gesto con tu pueblo”, explica en el Bar de Baltasar, ante la familia Torres, que ahora dirige el fútbol en Mojácar.

En Sorbas, Hugo disfruta de la amistad. Mientras lo despido, un paisano le ha preparado una bolsa de hortalizas del Río Aguas, río que se está secando, sin que se tomen medidas.  Disfruta  de la conversación con los doctores García Capilla y Simón Navarro, el pintor Pedro Soler y los Amérigo. En Sorbas nació su padre. “Mi abuela Pilar Navarro tenía poder, información y por eso le respetaban. El cura no le confesaba sino que ella le confesaba, de ahí que le temieran”.