Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Publicación no comercial.


Avionetas rompenubes, ¿leyenda o realidad?

Baltasar Haro Collado
Levante Televisión

"Un mito sin valor científico", argumenta el subdelegado del Gobierno, Andrés García, en respuesta a las denuncias de la asociación AVIAL. Leyenda o no, está regulada la posible intervención en la fase atmosférica del ciclo integral del agua, según recoge el artículo 3 del texto refundido de la Ley de Aguas (R.D. 1/2001, de 20 de julio) y el artículo 3 del Reglamento del Dominio Público Hidráulico (R.D. 849/1986, de 11 de abril), con la finalidad de evitar precipitaciones en forma de granizo o pedrisco que causen daños.

"Un mito sin valor científico", dice el subdelegado del Gobierno

Leyenda o no, lo cierto es que cuando aparecen nubes en nuestra comarca se escuchan los motores de las “supuestas” avioneta antilluvia. Los agricultores se preguntan por qué vuelan siempre en estas condiciones y desde AVIAL y otras asociaciones se reclamaba, una vez más, que se investigue estos vuelos.

AVIAL se reunía este pasado fin de semana en Arboleas para intentar unir fuerzas y conseguir que de una vez por todas que se investigue quién está detrás de los vuelos en día de tormenta. Se comenta que desde que se ha ampliado las zonas de cultivo de lechuga se ha producido la intensificación de la sequía y se apunta a las compañías de seguros como responsables para evitar las indemnizaciones millonarias.

La Fiscalía Provincial de Almería ha archivado las denuncias de las avionetas después de que la Guardia Civil no pudiera confirmar los vuelos dedicados a la “siembra de nubes”. Los agricultores siguen preguntándose cómo es posible que no se aclaren estas cuestiones, cómo y de dónde proceden, quiénes están detrás y con qué interese vuelan.

AVIAL reitera que se debe acabar con estos vuelos que sólo benefician a las grandes empresas agrícolas, mientras acarrean pérdidas a los pequeños agricultores de secano y la agricultura tradicional que se nutre de fuentes naturales ahora secas. También reclaman conocer cómo afecta a nuestra salud esos supuestos productos químicos vertidos en la atmósfera.