Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Publicación no comercial.


Los indicadores económicos avalan la salida de Almería de la crisis

Antonio Fernández
Periodista

La Consejería de Economía y Conocimiento de la Junta de Andalucía ha publicado su Informe de Coyuntura de la Economía Andaluza y a tenor de los datos recogidos en los seis primeros meses de este año se concluye que Almería está mostrando un dinamismo netamente superior al resto de provincias andaluzas. No se trata de unos pocos datos aislados, sino de una completa radiografía socioeconómica que refleja que desde el crecimiento poblacional a la agricultura, los transportes, el turismo, los servicios o la actividad financiera han adquirido una velocidad de crucero superior al conjunto de provincias andaluzas y españolas.


Es la única provincia en que crece el número de habitantes con respecto al año anterior. Lo hace un 0,3 % frente a descensos del 0,2 y del 0,2 % a nivel regional y nacional. Crece cinco veces más en hombres que en mujeres. Con esas variaciones Almería dispone ya de 703.198 habitantes, con mayoría de hombres (357.818 frente a 345.380 mujeres), debido en buena medida a  la alta presencia de inmigrantes (137.507), la mayoría de los cuales son hombres jóvenes.

El más claro indicador de actividad es el empleo que, según los datos obtenidos hasta junio, creció un 65,9 %, mientras en Andalucía lo hacía un 14,2 y en España un 2,7 %. Aumentos  superiores al 10 % de las producciones de la mayor parte de las hortalizas y descensos en aquellos productos que dependen en mayor medida de las lluvias, como el olivar, almendra o cereales. El agua se vislumbra ya como el principal factor limitante.

Crece la actividad industrial en torno a un 8% y crece sobre todo el empleo vinculado a este sector en un 13,4 %, muy por encima de lo que lo ha hecho en Andalucía (3,5 %) y en España, donde ha bajado el empleo un 0,3 %. Destaca en la evaluación de este sector el esfuerzo por el ahorro en el consumo energético y de hecho el consumo de energía eléctrica aumenta muy por debajo de la producción (un 1,1 %) y el de combustibles baja un 2.7 %.

Destaca fuertemente el incremento de las hipotecas constituidas hasta mayo, un 39,5 % más que en el año anterior, por encima del 34,7 % de Andalucía y el 22,2 % de España. Y evolución similar en el empleo, que crece en la provincia un 35,3 % por el 10,4 % en Andalucía o el descenso del 1,4 % en la construcción a nivel nacional. En el plano negativo la licitación oficial, que cae un 31 % este año, pero en cualquier caso es una bajada sensiblemente inferior a la experimentada por Andalucía (34 % menos) y España (60,1 %).

Fuertes incrementos del número de pasajeros en avión (35,7 % más, frente al 13 y 10,8 % en Andalucía y España), en barco (13,7 % más frente a descensos del 3,2 y del 6,9 % a nivel regional y nacional), y sobre todo en pasajeros de cruceros (115,6 % más). El turismo está teniendo un fuerte impulso con un aumento del 2 % en viajeros alojados, pero del 9,6 % en pernoctaciones, frente al 7,5 andaluz y el 8,9 % español. El turismo rural saca la cabeza y aumenta un 101,9 % el número de viajeros acogidos.

Las entidades financieras  han visto bajar el volumen de créditos concedidos en la provincia en un 4,7 %, un porcentaje que es en todo caso menor que en Andalucía (5,4 % menos) y España (-6,2 %). Los depósitos han crecido en la provincia un 5,5 %, por encima del 2,7 % que lo han hecho a nivel regional y muy por delante de España, donde han bajado en un 0,7 %.