Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Publicación no comercial.


Las redes sociales critican a Julio Rodríguez por acusar a los electores de no creer en la ética

Nuria Torrente
@opinionalmeria

La habitual prudencia del candidato de Podemos por Almería, el exJEMAD Julio Rodríguez, parece que ha dado paso a otro aspecto menos tolerante tras ver cómo el escaño que Podemos tenía en Almería no ha pasado a su titularidad, sino a la de un candidato del Partido Popular. "Si hay algo deprimente es que la mitad de los electores no quieren cambio. No creen en la ética, y eso... empieza a ser peligroso", ha escrito el general en su Twitter.


Las reacciones no han tardado en llegar y son de todos los gustos, pero la mayoría de ellas es para criticar al candidato de Podemos por Almería. Consideran estas reacciones que el tuit de Julio Rodríguez no es sino una frustración por no haber salido elegido diputado. Algunos tuiteros se preguntan si Rodríguez no debe hacer autocrítica y analizar por qué un diputado que tenían él no ha sido capaz de conservarlo, a pesar de añadir a su candidatura los 10.000 votos que tenía Izquierda Unida.

Alfonso Ussía le responde

El escritor de derechas Alfonso Ussía ha respondido desde las páginas de La Razón a la acusación de Julio Rodríguez:


El general de Podemos, José Julio Rodríguez, me ha desconcertado. Intuyo, que además de desconcertarme, me ha metido en un enorme saco en cuyo interior ha ordenado que seamos arrestados muchos más de la mitad de los españoles. El inconveniente -para el general de Podemos-, es su falta de mando. No manda a nadie, y ha aceptado en la cumbre del escalafón militar, ser un mandado. Lo mandan a Zaragoza, y tararí que te vi, y lo mandan a Almería, y teteré que te ve. El desconcierto proviene de su análisis de las elecciones generales, en la que, como es costumbre, no ha conseguido su escaño. «Es peligroso que la mitad de los electores no crean en la ética». Me parece que el general de Podemos, contagiado por la gente entre la que se mueve, ha perdido su buena educación. Ha insultado sin mover una ceja a más de diez millones de españoles. ¿Acaso la ética la concede y reparte a su gusto el general de Podemos?