Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Publicación no comercial.


El problema de Albox y la solución

Emilio Ruiz

La sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) que anula la proclamación de Sonia Cerdán como alcaldesa de Albox, al considerar que su nombramiento contraviene la Ley Electoral, ha creado un serio problema en el municipio, que de la noche a la mañana se encuentra sin alcalde y, lo que es peor, con serias dificultades de tenerlo en condiciones normales. “La Ley tiene un vacío en este sentido”, se está diciendo ante lo que se considera casi una imposibilidad de dotar al municipio de un alcalde que responda a la voluntad de los electores manifestada en las urnas. Pero no, no hay vacío, hay solución para el problema.

Equipo de Gobierno de Albox

Para no perdernos en la maraña de situaciones vayamos a la génesis del problema. El Partido Socialista resultó ganador de las elecciones. Obtuvo mayoría absoluta, con nueve concejales, frente a los siete del PP y uno de un partido independiente. El candidato a alcalde, posteriormente elegido, Rogelio Luis Mena, estaba imputado por negar información a la oposición. En el espacio de tiempo comprendido entre las elecciones y la investidura, Mena es condenado en primera instancia a dos años y medio de inhabilitación. El PSOE exige su dimisión. No lo hace, y él y todos los concejales del equipo de Gobierno abandonan la disciplina socialista y se convierten en concejales no adscritos formando el llamado grupo 'Socialistas por Albox'.

En febrero de este año la Audiencia Provincial confirmó la condena a Mena y le obligó a abandonar el cargo. Su puesto lo ocupó Sonia Cerdán. Y es precisamente en el acto de proclamación de la alcaldesa donde está el error. Según la Ley Electoral solamente pueden aspirar a la alcaldía los candidatos de las listas presentadas a las elecciones. ‘Socialistas por Albox’ no se presentó a las elecciones y, en consecuencia, Cerdán no podía aspirar a la alcaldía. En su recurso, el candidato del PP, Juan Pedro Pérez Quiles, alega que él fue el único candidato que cumplía los requisitos y que, por ello, debe ser proclamado alcalde. El TSJA no le ha dado la razón en este sentido.

A día de hoy, que diría Pedro Sánchez, solamente cumplen los requisitos para optar a la alcaldía de Albox el candidato del PP y el independiente. Si se hubiera quedado un concejal en el grupo del PSOE, ese concejal también podría ser candidato y llegar a ser elegido alcalde con su voto y el de los concejales no adscritos. ¿Cómo se arregla el desaguisado? Como no es lógico que sea alcalde el candidato del PP la solución pasa por dotar al Grupo Socialista de un concejal. Eso se hace mediante la renuncia de un concejal de ‘Socialistas por Albox’. Su vacante sería cubierta por un miembro de la lista socialista, que sería posteriormente elegido alcalde.

Esta situación podría complicarse porque, según la Ley, el pleno extraordinario para elegir al nuevo alcalde debe convocarse en un plazo de cinco días desde que la sentencia se comunica a las partes. Creo que no habría dificultades para que el TSJA fuera flexible en la fijación de la fecha del pleno extraordinario y éste no se celebrara hasta que haya tomado posesión el concejal socialista que posteriormente sería elegido alcalde. Si el TSJA no accediera a la petición, el pleno extraordinario podría posponerse presentando el correspondiente recurso ante el Tribunal Constitucional. De esta forma, antes del pronunciamiento del Constitucional hay tiempo de hacer todos los ajustes y entradas y salidas de concejales. No creo que esté en el ánimo de Pérez Quiles intentar valerse de cualquier argucia para ser alcalde de un pueblo que dio la victoria por mayoría absoluta al Partido Socialista, que es quien debe gobernar el municipio.