Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Publicación no comercial.


Amigos de la Alcazaba pide el cese del delegado de Cultura y la directora del monumento

Marta Rodríguez
Periodista

Dos semanas y dos días después de que se efectuaran los polémicos agujeros en el Patio de Armas, la Asociación en defensa del patrimonio Amigos de la Alcazaba pide ceses. El cese del delegado de Cultura, Turismo y Deporte, Alfredo Valdivia, y de la directora del conjunto monumental, María Luisa García, tanto por el hecho en sí -la apertura de veinte perforaciones en una fortaleza con más de mil años de historia- como por la forma en que se ha gestionado esta crisis. En palabras del vicepresidente de este colectivo, Francisco Verdegay, este incidente constituye “una infracción a la Ley de Patrimonio tipificada como delito grave”.

Reunión de Amigos de la Alcazaba

El Patio de Armas, en el tercer recinto, forma parte del castillo que mandaron construir los Reyes Católicos y terminó Carlos V. “Por lo tanto, podemos pensar qué hubiese ocurrido si esto hubiese pasado en el Palacio de Carlos V de la Alhambra, donde para hacer una actuación similar es necesario un proyecto de más de 40 páginas. ¿Dónde está el proyecto que siguieron aquí?”, se preguntó.

En un desayuno informativo ayer en el Hotel Catedral, el colectivo pasó a limpio la secuencia de lo sucedido y puso el foco en que las versiones que han ofrecido el delegado de Cultura y la directora de la Alcazaba se han contradicho en diversos puntos. La primera contradicción tiene que ver con el momento en que se tuvo noticia de la agresión ocurrida el sábado 18 de junio. Mientras Valdivia ha asegurado que se produjo en un momento en que María Luisa García, que supervisaba los trabajos, se ausentó del lugar, ella manifestó a La Sexta que no había nadie inspeccionando el montaje de gradas y andamiajes para la celebración de las Jornadas del Siglo de Oro, de modo que no se enteró hasta el lunes.

Los trabajadores del conjunto desmontaron esta teoría el viernes en un comunicado del sindicato Ustea en el que defendían que informaron de que se habían taladrado los muros, pero que “no se actuó hasta que la prensa difundió las fotos de la agresión dos días después”. Desde Amigos de la Alcazaba van más allá y aseveran que tanto la directora como el delegado acudieron a un espectáculo en el recinto ese mismo 18 de junio. “Sabían los hechos y no se hizo absolutamente nada”, señalaron.

Amigos de la Alcazaba va a remitir un escrito a la Consejería de Cultura de la Junta en el que informará de todo lo acaecido con la intención de que se depuren responsabilidades. “Nosotros estamos cumpliendo con nuestra obligación, pero hay unos responsables políticos, unos partidos y una ciudadanía, que deben también posicionarse”, pidió la presidenta de la asociación, Maite Pérez.

La Asociación Amigos de la Alcazaba sostuvo ayer que “se viene hablando con intensidad de la mala situación de la Alcazaba desde el Plan Director de 2009”. “Una cuestión que subrayaron los ocho técnicos de la Comisión Técnica en su informe de mayo de 2014, que se ocultó a la opinión pública. Dos años después, al no hacer nada por remediarlo, su estado ha empeorado aún más con derrumbes en las murallas, humedades, falta de personal, de mantenimiento, limpieza y jardinería, falta de musealización o investigación”, subrayó la presidenta del colectivo, Maite Pérez.