Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Publicación no comercial.


Terence Hill llora en Almería la muerte de Bud Spencer

Evaristo Martínez
Periodista

Su relación profesional, de la que brotó una enorme amistad que ha durado casi medio siglo, comenzó a fraguarse bajo el sol de Almería. Y el destino ha querido que en esta tierra, en la que compartieron créditos en tres de las diecisiete películas de su filmografía conjunta, Terence Hill recibiera la noticia del fallecimiento de su inseparable Bud Spencer. “Estoy conmocionado, he perdido a mi mejor amigo”, confesaba al periodista Renato Franco del diario Corriere della sera poco después de conocer el adiós del ‘gigante bueno’ -como le llama estos días la prensa de su país- a los 86 años, noticia que anunciaba uno de sus hijos pasadas las seis de la tarde del lunes.

Terence Hill recibió en Almería la noticia de la muerte de su mejor amigo (Foto: La Voz de Almería)

Procedente de Sevilla, Hill y su equipo estaban recorriendo durante esa jornada distintas localizaciones de Sierra Alhamilla, donde quiere rodar parte de su nuevo proyecto tras el verano. Las calles y el Mesón Bar Sierra Alhamilla, en la barriada de Los Baños de la localidad pechinera (donde posó con sus propietarias y fue visto y saludado por los comensales allí presentes), se perfilan como algunos de los posibles escenarios. El rodaje de esta producción, de la que de momento se desconocen más detalles, podría llevarle también a localidades próximas como Tabernas. 

Terence Hill y Bud Spencer rodaron juntos en Almería  Tú perdonas... yo no  (1967), donde  coincidieron además por primera vez, Los cuatro truhanes (1968) y La colina de las botas (1969), una trilogía dirigida por Giuseppe Colizzi en la que desarrollaron los personajes de Cat Stevens y Hutch Bessy respectivamente. Sin duda, los dos actores, de nacionalidad italiana pese a sus nombres artísticos (Carlo Pedersoli era el nombre real de Bud Spencer y Mario Girotti el de Terence Hill), estaban destinados a encontrarse.

“En Tú perdonas... yo no’, el actor protagonista, que se llamaba Peter Martell, se rompió el pie peleándose con la novia. Entonces el director salió corriendo por Cinecittà a buscar a otro y encontró a Terence Hill, que estaba haciendo una película con Rita Pavone, un papel pequeño, y se vino con nosotros”, relataba Spencer al periodista Íñigo Domínguez en una entrevista concedida a Jot Down en 2014. También tenía palabras de afecto hacia su amigo. Ambos se jactaban de que nunca habían discutido y seguían manteniendo su relación personal. “Viene aquí a veces a comer, spaghetti con tomate, porque en su casa su mujer no le deja, tiene que guardar la línea. Se conserva bien, pero es que es diez años más joven que yo”.

En esa conversación, el actor volvía a expresar su cariño hacia España y, más concretamente, hacia Almería, como cada vez que tenía ocasión de hablar con la prensa de nuestro país. “[Almería] Era la luna. Había un tren que no llegaba nunca. Íbamos a Madrid y luego en coche, tremendo. (...) Amo mucho su tierra [España], especialmente toda la parte de Almería”, expresaba.