Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Publicación no comercial.


Por su Twitter lo conoceréis

Emilio Ruiz
www.emilioruiz.es

Cualquier candidato que se precie de buen político tiene una obligación que cumplir inexorablemente: practicar y mantener el contacto con la gente. Antaño ese acercamiento al ciudadano –que, nunca lo olvidemos, es el legítimo tenedor del voto- se hacía mediante el estrechamiento de manos. Ahora las cosas han cambiado. Se hace de forma más impersonal pero también posiblemente con resultados más eficaces. Son las redes sociales –sobre todo Twitter y Facebook y algo menos Instagram- las que sirven a los políticos de fuente de alimentación de las inquietudes ciudadanas.

Los cuatro candidatos, en el Paseo de Almería (Juan Sánchez)

Los cuatro candidatos almerienses de las principales formaciones políticas tienen presencia en Twitter. Alguno, como Diego Clemente (Ciudadanos), es ya viejo en el oficio, pues se dio de alta en el año 2010. Sigue a 1.346 twitteros. Sonia Ferrer (Partido Socialista Obrero Español) y Rafael Hernando (Partido Popular) se apuntaron en la red de los 140 caracteres en 2011. La primera sigue a 1.309 twitteros y el portavoz del PP en el Congreso de los Diputados sigue a 360 twitteros. Y Julio Rodríguez (Unidos Podemos), tal vez por eso de que es nuevo en estas lides, se ha hecho de la red hace apenas unos cuantos meses, en diciembre de 2015. Sigue a 355 twitteros.

Ayer, La Voz de Almería nos presentaba (al director de este periódico esos emotivos detalles nunca se le pasan por alto) a estos cuatro candidatos en animada charla y distendida reunión en el Kiosco Amalia. Daban la impresión de que se conocían de toda la vida. Y eso está bien. Pero, ¿se siguen entre sí los cuatro candidatos en Twitter? La respuesta no puede ser afirmativa, pero tampoco del todo negativa. Veámoslo:

Diego Clemente es el más abierto de los cuatro. Es seguidor de sus tres oponentes políticos. Sonia Ferrer sólo sigue a Diego Clemente. Rafael Hernando y Julio Rodríguez no se siguen entre sí y tampoco siguen a las otros dos. La situación, pues, es manifiestamente mejorable. Lo que no sabemos es si, tras el encuentro promovido por este periódico, los cuatro candidatos se ha hecho ya amigos.