Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Publicación no comercial.


Marruecos piensa en verde

Armando García
Director de AG Comunicación


Dice la ministra de Agricultura que España debe intensificar su colaboración agrícola con Marruecos, porque sabemos mucho, lo hacemos muy bien y podemos enseñarles nuestras técnicas y recetas de éxito. Supongo que esto lo habrá dicho la ministra para quedar bien y ser políticamente correcta, puesto que lanzó su discurso como invitada en el Salón Internacional de la Agricultura de Marruecos (SIAM) que se clausuró la semana pasada en la ciudad de Meknès.

Salón Internacional de la Agricultura de Marruecos

No dudo que podamos transferir conocimientos al sector agrícola de Marruecos, pero tampoco dudo que ellos pueden enseñarnos a nosotros a hacer las cosas bien, por ejemplo en marketing. En esa misma feria que ha visitado la ministra española, el eslogan de este año es Agricultura resiliente y sostenible. Buen título, dirigido justo a lo que quieren escuchar los mercados, las grandes cadenas y, por supuesto, los consumidores. Un título con el que Marruecos quiere marcar tendencia y sumarse a la moda verde, estar más cerca de los intereses de los consumidores europeos que se preocupan por comer más sano y saludable, por la contaminación y por la huella de CO2. Un título que dice mucho de los planes del reino alauíta por mejorar su competitividad y su imagen exterior, a veces dañada por ciertas prácticas comerciales de mal gusto y por ciertas alertas sanitarias derivadas del uso de materias activas prohibidas en la UE.

Por si fuera poco, este eslogan verde de la feria de SIAM no se queda reducido a una frase con gancho, sino que se desarrolla en varias temáticas que han sido objeto de un completo programa de conferencias, sin desperdicio: gestión de suelos agrícolas, optimizar el uso del agua, de los fertilizantes y de los fitosanitarios; reducir el impacto ambiental de la agricultura, producir energías renovables a partir de los residuos agrícolas y la agricultura sostenible. Completito, ¿verdad?

Más importante que ser buenos es parecerlo, y hay que cambiar la forma de promocionarse y de darse a conocer. Más que hablar todo el tiempo de calidad y de kilos a buen precio, la tendencia que se impone cada vez más es la de contar cómo se hacen las cosas y cómo se cuida al medio ambiente. Una tendencia a la que también se han apuntado algunos productores holandeses que participarán en la próxima feria Greentech de Amsterdam con argumentos de presentación al estilo de “no estoy vendiendo tomates, estoy contando una historia sobre ellos”.

Hay que pensar en verde, no nos queda otra, y hay que empezar a hacerlo ya, antes de que esta tendencia nos pille con el paso cambiado.