Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Publicación no comercial.


El problema de las aguas residuales en El Ejido

Tomás Elorrieta
Secretario General del PSOE de El Ejido

Desde la llegada del actual equipo de Gobierno al Ayuntamiento de El Ejido no paran de repetir que quieren que la Junta de Andalucía se haga cargo de las obras de ampliación de la depuradora y de los colectores. Con esta actitud, el equipo de Gobierno en general y el señor concejal de Hacienda en particular demuestran su absoluto servilismo a los intereses de su partido y a los de la empresa Aguas de El Ejido, así como su desprecio por las necesidades de los vecinos del municipio que mal gobiernan.

En primer lugar, callan que es obligación del Ayuntamiento, según especifica la Ley de Aguas, en su artículo 13.d, “la depuración de aguas residuales urbanas, que comprende la intercepción y el transporte de las mismas mediante los colectores generales, y su tratamiento hasta el vertido del efluente a las masas de agua continentales o marítimas”. Es decir, que mienten cuando responsabilizan a la Junta de algo que debe hacer el Ayuntamiento. Y no dicen que es la dejadez de los sucesivos equipos de gobierno del PP y del PAL que han estado al mando de este Ayuntamiento el déficit manifiesto existente en estas infraestructuras.

Depuradora de El Ejido (Foto: Inima)

El Plan Hidrológico Nacional contempla una serie de actuaciones orientadas a corregir esta situación. Así, en 2001, se declararon ‘de interés general del Estado’ las actuaciones de ‘saneamiento, reutilización y depuración de aguas del Campo de Dalías’. Y en 2012, gobernando el señor Rajoy, se aprobó el Plan Hidrológico de la Demarcación Hidrográfica de las Cuencas Mediterráneas Andaluzas, y se responsabilizó de su ejecución a la Administración central, plan que se renueva este año 2016, y en el que se contempla, siendo responsable de su ejecución la Administración central, la ampliación de la depuradora de El Ejido, por un importe de 29.300.000 euros, y la agrupación de vertidos y colectores en El Ejido y sus núcleos, por un total de 6.219.000 euros.

En todos los años que lleva el PP gobernando este Ayuntamiento no le ha reclamado nunca al Gobierno de Rajoy la realización de estas obras, a pesar de que son su responsabilidad, como tampoco le ha pedido que invierta en resolver el problema de la Balsa del Sapo, y no han destinado en los Presupuestos Generales del Estado ni un euro para cumplir con sus obligaciones con El Ejido. Y para confundir y levantar una cortina de humo que tape su incompetencia y su sectarismo, intentan culpabilizar a la Junta de un apestoso desaguisado del cual el único responsable es el PP.

Ya está bien de contar mentiras con respecto a las aguas y no asumir lo que no se ha hecho por dejadez e incompetencia. Por no hablar de otro aspecto relacionado con las aguas que no debemos olvidar, puesto que se le han regalado a una empresa privada que se lleva pingües beneficios, y a cambio presta un servicio más que deficiente, con la anuencia y complicidad de este equipo de Gobierno.