Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Publicación no comercial.


El PP aprueba 'su' bandera provincial

José Antonio Peláez
Activista Social y miembro del CEHA
(Centro de Estudios Históricos de Andalucía)

Los salvapatrias del PP en la Diputación de Almería han aprobado el cambio de bandera de nuestra provincia con el único respaldo de sus votos, el voto en contra de IU y la abstención del PSOE y C´s. La nueva bandera rinde un homenaje a nuestros asesinos, a los que llegaron a Almería como piratas a destrozar nuestro puerto, ya que les hacía competencia al de Génova. Rinde homenaje a los que se dedicaban a saquear las costas almerienses robando sus cosechas,  a los que secuestraron a nuestras trabajadoras y se las llevaron como esclavas. Eso es lo que verdaderamente representa la bandera de Génova para la provincia de Almería.

La bandera de la discordia

Los salvapatrias del PP no no han contado con los almerienses, pero sí un grupo de extrema derecha llamado Acción por Almería.  Los vigilantes de la unidad de España potencian en nuestra provincia la creación de un partido más a la derecha que ellos con el fin de segregar Almería de Andalucía. Resulta curioso que los que no paran de hablar de la unidad nacional, los que impiden por activa y pasiva que cualquier territorio de lo que hoy forma España tenga su derecho a decidir, estén conspirando en la provincia de Almería para romper Andalucía.

Esta actitud del PP en Almería, con el beneplácito del PP andaluz, creo que se debe entender por la incapacidad del Partido Popular para ganar unas elecciones para gobernar la Junta de Andalucía. Ante esto, la separación de Almería con el PP al frente se hace para intentar conseguir gobernar a sus anchas con el único fin de tapar sus casos de corrupción. Claro, que para ello necesita un perrito fiel, a ser posible pequeñito, pero que le pueda garantizar la gobernabilidad en Ayuntamientos o Diputación cuando les haga falta.

Esta estrategia del PP ya se intentó en otras provincias andaluzas, como Málaga, Granada o Jaén -en un principio con el intento de dividir Andalucía en dos, una Oriental  y otra Occidental-, con la creación de partidos como el Partido de Andalucía Oriental (PRAO). Luego, con la creación de partidos provincialistas con el mismo fin.

Pero  pero no les cuajó el invento, excepto aquí, en nuestra tierra, donde al parecer el apoyo a esa idea de separación cuenta con un fuerte apoyo del  PP, aun cuando no de la ciudadanía. Esta y no otra es la causa de esa urgencia por el cambio de bandera y apoyo a la asociación separatista, como ya en varias declaraciones recogidas en prensa ha expresado nuestro nuevo y heredero alcalde, mostrando su apoyo a los abertzales almerienses.

Esta clara que la doble moral del PP no está sólo en los casos de corrupción, sino que también en su defensa de la unidad territorial. Veremos ahora que llegan de nuevo elecciones cuántas veces los oímos hablar de la unidad territorial de España y el impedimento de que las gentes de los territorios mantengan su derecho a decidir. Su mejor forma de gobernar es a base de decretazos sin buscar el consenso.