Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Publicación no comercial.


El mono Amedio

Emilio Ruiz

La coordinadora provincial de Izquierda Unida se convirtió ayer en Trending Topic en todas las redes sociales y en protagonista de los informativos y tertulias políticas de todos los medios de comunicación gracias a un oportuno micrófono que el periodista de Ser Almería Javier Romero colocó en su boca para que comentara la decisión de Pablo Iglesias de situar al exJEMAD Julio Rodríguez como cabeza de lista de la candidatura por Almería de la coalición Podemos-IU. “Como si Podemos quiere situar al mono Amedio en la lista por Almería, pero un hombre de la guerra y la OTAN va directamente contra la filosofía de Izquierda Unida y es una auténtica provocación", dijo, sin encasquillarse, Rosalía Martín.


Rosalía Martín es una mujer de rasgos adustos, tal vez porque, para ser la responsable de una agrupación tan compleja como Izquierda Unida, es necesario tener el rostro del mismísimo Belcebú si no quieres que la gente se te suba a las barbas. Pero, ayer, Rosalía se metió en el bolsillo a media Almería, y tal vez a media España, por sus muestras de ternura al recuperar aquel monillo de Marco, Amedio, que tanto enterneció los corazones de los niños e infantes de los años 80.

Dicen los defensores de ‘lo políticamente correcto’ que Rosalía Martín se ha pasado de rosca, que tal vez ha puesto en peligro su cargo, que hay que mostrar respeto por las decisiones de los socios, que cuando menos va a recibir un tirón de orejas por su nostálgico recurso… Si dicen, ‘que dizan’, dirá ella. Porque Rosalía recuerda y nunca va a olvidar aquel día en que la madre de Marco fenecía en un hospital argentino cuando se encontró por fin con su hijo. “¡Eres tú, heroico niño, quien ha salvado a tu madre!”, le dijo el médico. Rosalía tal vez no podrá salvar a los almerienses del soldado Rodríguez, pero su dignidad, la suya, la tiene salvada ya.