Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Publicación no comercial.


Censura en Adra, para descojonarse

Javier Salvador
Editor de Teleprensa


Plataforma Abderitana se queja de que el Partido Popular, en el gobierno local gracias a su abstención, les censura. El hecho no es nuevo, porque es una práctica muy común de los populares en Almería con todo medio de comunicación o partido que no les viene bien en su particular visión de la política. Pero la denuncia en sí es la prueba palmaria de que la incongruencia de la política local puede llegar a asombrar mucho más que la nacional, que ya tiene de por sí el marchamo de lo ilógico. Pese a todo, lo que ocurre en Adra es peor, es por así decirlo la prueba de la estupidez soberana del ser humano.

Plataforma Abderitana

Plataforma Ciudadana abderitana, una formación que para muchos es como una escisión del PSOE promovida por un sector entre crítico y jurásico, y para otros una especie de Podemos suave en versión local, se queja de que el gobierno del Partido Popular no les publica las notas de prensa que mandan a la radio municipal, pero claro, parecen olvidar que ellos son quienes mantienen a ese gobierno en el poder.

En Adra el PP tiene nueve concejales, por ocho del PSOE, tres de Plataforma y uno de Ciudadanos. Los populares no fueron desalojados del gobierno local pese a las muchas sombras que rodean el paso de Carmen Crespo -ex alcaldesa y portavoz del partido de la gaviota en el Parlamento Andaluz- por el despacho principal y que su mismo sucesor dejó caer en plena campaña, aunque claro, lo hizo cuando le desalojaron de las listas para poner al hoy alcalde y hombre de confianza de Crespo.

Si plataforma Abderitana lo tiene tan claro el camino es sencillo y rápido. Sólo tiene que plantear una moción de censura para demostrar a los populares que ellos pueden censurar su información, pero que ellos tienen el poder de censurarles el gobierno si se atreven, como parecen que han hecho, a violar uno de los principios constitucionales de la democracia, que es la libertad de expresión.

Ahora bien. Imaginen que el PP se asusta y empieza a publicarles todo lo que mandan a la radio municipal y les dan espacio de sobra para que su ego no se resienta en lo mas mínimo, pero también imaginen ahora que los medios de comunicación a los que discrimina el Ayuntamiento de Adra dejasen de publicar las informaciones de Plataforma Abderitana porque ellos son el sustento de los tejemanejes que se hacen desde la casa consistorial. Por esa regla de tres en este medio no debería aparecer ninguna información de ellos, del propio Ayuntamiento, de la Diputación Provincial o del Ayuntamiento de Almería, entre otros del PP. Pero no puede ser así porque ni la política ni la difusión de información son un juego, sino una responsabilidad.

Si Plataforma Abderitana puede demostrar que les han censurado, no tiene otro camino que presentar de manera inmediata una moción de censura. De no hacerlo podemos interpretar que a la defensa de los derechos y libertades sólo les afecta cuando son ellos los perjudicados y que, además, algo habrán recibido a cambio de callar una denuncia tan grave como la de censura, pues se trata de un práctica propia de las dictaduras.

Luchar contra la censura o ser cautivos de ella, no les queda otro remedio que definirse, pero les digo más. Luchar contra la censura cuando son ellos quienes pueden cambiar el gobierno es sencillo, lo jodido y caro es hacerlo cuando no se hace desde la política, sino de las páginas de medios de comunicación y dando espacio sin limitaciones a formaciones como la suya, a las que quienes viven cautivos del gobiernos como el de Adra y Diputación no tienen más remedio ignorar.

Lo jodido de levantar una alfombra como ésta es que si Plataforma Abderitana no actúa de manera inmediata perderá la credibilidad ante quienes sencillamente nunca les han pedido nada a cambio.