Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Publicación no comercial.


Almería es tierra de camaleones

Eva de la Torre
Periodista

El camaleón común (Chamaeleo chamaeleon) ha tenido una notable expansión en Almería y actualmente se puede encontrar prácticamente en toda la franja costera, desde Adra a Mojácar, así como en la Sierra de Gádor y gran parte del valle del Andarax. Este pequeño saurio, al igual que todos los reptiles, se reactivan con el calor, por lo que ya es fácil verlos, tal y como comentan los miembros de la Sociedad para el Estudio y Recuperación de la Biodiversidad Almeriense (Serbal), que han recibido llamadas de personas que se han encontrado camaleones en Aguamarga, Aguadulce y Cabo de Gata. Pero aunque resulte extraño y uno se pueda sorprender al ver uno de estos animales, es mejor no tocarlos y dejarlos donde estén.

En Almería se encuentra como en casa

Según explica Serbal, el camaleón tiene una gran capacidad de adaptación, por lo que es capaz de ocupar una gran variedad de hábitats, desde las ramblas naturales en Cabo de Gata, hasta solares y escombreras urbanas y periurbanas, pasando por todo tipo de cultivos o jardines e incluso invernaderos. “Por tanto, no debemos suponer que el camaleón no está ‘en su sitio’ solo porque el lugar nos parezca poco adecuado o porque no hayamos visto antes camaleones en la zona, pues es proverbial la capacidad de estos reptiles para camuflarse y pasar inadvertidos. Como regla general, deberemos suponer que el camaleón vive allí y lo mejor será dejarlo donde está”, comenta la asociación en un artículo en el que explica qué hacer si te encuentras con un camaleón.

Evidentemente, este comportamiento tiene una excepción: si el reptil corre peligro, sí hay que moverlo. Por ejemplo, si está cruzando una carretera y puede ser atropellado, “lo apartaremos de la calzada dejándolo en el lado de la carretera hacia el que se dirigía. Si se ve amenazado por un perro o gato, lo colocaremos en alguna rama de algún arbusto o árbol cercano, fuera de su alcance. Si ha caído en algún pozo o trampa de donde no puede salir, lo sacaremos y lo dejaremos a no más de unos metros. Pero lo dejaremos donde lo hemos encontrado, que casi con toda seguridad será su territorio”, insisten desde Serbal.

Consejos que es posible que haya que seguir, porque, además de extender su área de ocupación, presenta en algunos sitios “densidades bastante altas”. Serbal realiza censos de camaleones en la provincia desde 2012, y el resultado de su trabajo se recoge en el libro ‘El camaleón común en Almería. Biología, distribución y amenazas’, editado este años por el Instituto de Estudios Almerienses.

El camaleón común es una de las especies más singulares y es el único lagarto arborícola presente en Europa. Su área de distribución más importante dentro del continente se encuentra en la Península Ibérica, concretamente en el litoral andaluz. En Almería, era conocida la existencia de poblaciones bien asentadas en Aguadulce, El Cañarete y Carboneras, pero en los últimos años las observaciones regulares de individuos en otras localizaciones más allá de estos lugares hizo  pensar que la especie estaba experimentando una notable expansión en la provincia. Por ello, desde Serbal, pusieron en 2012 el Proyecto Camaleón, para conocer su distribución y densidad y Estudiar su estado de conservación, detectar amenazas y proponer medidas para su conservación.