Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Publicación no comercial.


Un día con despropósitos

Simón Ruiz
Periodista

Son ya muchos los años en los que los almerienses tardamos más o menos seis horas en realizar el trayecto en tren a Sevilla. Y hasta el día de ayer nadie reparó en el hecho de que es necesario que la sociedad civil en su conjunto se manifieste de forma pacífica, ante quienes nos gobiernan, para que se enteren de una vez por todas que Almería no puede seguir siendo castigada por ese mal llamado síndrome de esquina. ¿Por qué se ha tardado tanto tiempo en remover conciencias de sindicalistas, profesionales independientes, docentes y los propios políticos? Quizá sea por la idiosincrasia de los almerienses, acostumbrados a quejarnos más o menos en silencio.
 
En el inicio del viaje
Pero dicho eso, tampoco se entiende que sean ahora los representantes de los partidos y los cargos institucionales quienes se empujen entre ellos mismos para llevar la pancarta. ¿Acaso no suena a algo de postureo algunas de las escenas que vimos ayer en el Parlamento andaluz o en el interior de los trenes y del autobús Granada-Antequera?

El viaje en tren y autobús a Sevilla de representantes de la Mesa en Defensa del Ferrocarril y políticos estuvo rodeado de algunas circunstancias dignas de reflexión. A veces tiene uno la sensación de que la campaña nunca acaba

Tengo la sensación de que la larga campaña electoral del año 2015 se está prolongando al año 2016. Quizá por ello no me extrañó ayer ver a la presidenta de la Junta, Susana Díaz, abandonar el pleno del Parlamento para saludar a la delegación almeriense y prometer que va a “mediar” ante Madrid para que el problema de los trenes de Almería se solucione pronto.

Quizá por ello tampoco me extrañó que el alcalde, Ramón Fernández-Pacheco, se acercara hasta el Parlamento aprovechando que estaba en Sevilla para hablar del bloqueo del PGOU. Lo que sí me extrañó fue que en ese pleno del Parlamento andaluz de ayer (el orden del día se puede consultar en la página web de la Cámara autonómica) no figurara no solo una interpelación sobre el asunto de las comunicaciones ferroviarias en esta provincia, sino alguna iniciativa sobre temas de incidencia directa en Almería.

Eso sí, la popular Carmen Crespo intervino para preguntar por el seguimiento y coordinación de las iniciativas parlamentarias; su compañero Amós García sobre investigación científica e innovación; y la socialista Adela Segura por el reconocimiento nacional a dos centros educativos andaluces por sus proyectos innovadores. Además, el socialista Rodrigo Sánchez interpeló al Gobierno de su mismo partido por la captación de inversiones en Andalucía.

Y el despropósito final llegó pasadas las dos de la tarde a las redacciones. La Junta no tuvo mejor día que el de ayer para anunciar que el asunto de los vuelos entre Almería y Sevilla va estupendamente. Hasta hubo foto de rigor del consejero de Fomento con responsables de Air Nostrum. “El consejero y los responsables de Air Nostrum han analizado la marcha del convenio y han coincidido en resaltar el óptimo funcionamiento de esta línea y los positivos resultados de ocupación que está registrando y que están superando las previsiones iniciales con una ocupación que supera el 50%”. Juzguen ustedes mismos.