Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Publicación no comercial.


Paloma Cueto quiere ser monja

Marta Rodríguez
Periodista

Paloma pasea cada día con su bici por la Plaza de España de Ciudad Jardín, en Almería, donde vive con parte de su numerosa familia (son trece hermanos). Estudia Educación Social en el campus de La Cañada. Le gusta el mar, estar con los amigos y tiene una novela publicada, Me muero por saberlo. Podría parecer una joven más, sin embargo, a una edad en la que muchas chicas se plantean su futuro académico, profesional o sentimental, ella va a poner a prueba su vocación religiosa.

Paloma, la segunda por la derecha, quiere ser monja

Paloma Cueto (Almería, 1994) ha sentido la llamada de Dios y ha dado el paso de contarlo en televisión. Es una de las cinco participantes en el docureality Quiero ser monja que Cuatro estrena este domingo 10 de abril a las 21.30 horas. Durante seis semanas, las jóvenes se integrarán en el día a día de tres congregaciones religiosas de Madrid, Alicante y Granada, donde vivirán momentos de recogimiento, oración y trabajo con los más desfavorecidos.

Tal y como se explica en la web de Cuatro, alejadas de su entorno, sin móviles ni objetos superfluos, las concursantes, muy diferentes entre sí, pero unidas por un fuerte sentimiento espiritual, comprobarán si están preparadas para integrarse en la vida religiosa o, por el contrario, desean vivir su fe como seglares.

En la entrega de este domingo, los espectadores de Quiero ser monja (adaptación del formato The Sisterhood: becoming nuns que Mediaset produce con Warner Bros ITVP España) conocerán el entorno de las chicas. En el caso de Paloma, viajarán hasta Almería y descubrirán el día a día de la joven: sus paseos en bici, sus rincones favoritos y sus encuentros familiares. La familia Cueto está vinculada a la Iglesia a través del Camino Neocatecumenal.