Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Publicación no comercial.


Otra burro-marcha

Juan Megino
Exalcalde de Almería


La carencia histórica de infraestructuras de todo tipo en Almería que, sin duda, han lastrado de un modo grave nuestro desarrollo, no ha dejado de producir soluciones imaginativas a la hora de llamar la atención de la ciudadanía española, desconocedora en gran medida de esa realidad, quizás por la singularidad geográfica de nuestra provincia que, a pesar de todo, sigue siendo una gran desconocida.

Para los muy jóvenes lectores o para aquellos que tengan poca memoria histórica en estas materias, la burro-marcha, ejecutada en su día por personajes muy queridos en Almería, desgraciadamente ya desaparecidos, como Juan Verdejo, alcalde perpetuo de Turrillas, y Pepe Guijarro, mi querido amigo, y algún otro, tuvo como objetivo fundamental llamar la atención y denunciar las enormes carencias de nuestras comunicaciones por carretera, tanto hacia el Levante, hacia Murcia, como hacia el resto de Andalucía, por fin culminada esta 10 años más tarde de lo comprometido, y ello quizás debido a la exigencia impuesta por la proximidad de los concedidos Juegos Mediterráneos a celebrar en nuestra ciudad en 2005.

Grupo de expedicionarios a Sevilla

Estos días ha salido otra expedición, esta vez modernizada, aunque no en exceso, en un tren que ¿nos une? con Sevilla para denunciar en la capital de la Comunidad, que nuestras comunicaciones por ferrocarril son las peores de España, casi decimonónicas, como lo demuestran los tiempos de recorrido, incluido el trasbordo a realizar en la vecina Granada. Mis felicitaciones a la Mesa en Defensa del Ferrocarril de la provincia de Almería por sus iniciativas, que ojalá sirvan para despertar conciencias, no sólo por los derechos históricos que nos asisten, sino también por la ineludible necesidad de ser competitivos homologándonos con el resto de España.

En otro sentido, pero también determinante, el mismo día, ha salido para Sevilla la enésima peregrinación, encabezada por el alcalde, Ramón Fernández-Pacheco, para lograr el visto bueno de las autoridades de la Junta, que permitan aprobar el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) en tramitación desde el año 2003. Esto quiere decir que esta es la cuarta Corporación que está intentando la aprobación de documento tan fundamental, muy demandado por la sociedad almeriense. ¿De verdad que todos los que hemos tenido alguna responsabilidad en el Urbanismo de Almería hemos sido unos torpes e ignorantes?

Por mi experiencia personal en política, no soy demasiado optimista en cuanto a los resultados positivos de estas iniciativas, cuando son criterios políticos los determinantes. Ahora bien, es obvio que hay que seguir intentando presionar, y aquí toda la sociedad almeriense, DE TODA LA PROVINCIA, debemos seguir insistiendo, saliendo a la calle, aquí, en Sevilla o en Madrid, reivindicando permanentemente que Almería también existe, con manifestaciones llamémosle Burro Marcha o lo que la ciudadanía almeriense imagine en cada momento.