Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Publicación no comercial.


Los empresarios temen un parón de la economía almeriense

Antonio Fernández
Periodista

Los empresarios almerienses están preocupados. Los datos del último año parecían apuntar a una salida de la crisis económica más o menos sólida, pero la realidad es que los problemas persisten, las empresas están con “el agua al cuello” y existe un peligro cierto de paralización del crecimiento y de la actividad. El principal problema reside en que la inversión se ha estancado en los primeros meses de 2016 y la inercia positiva derivada de los datos de crecimiento de 2015 ya no pueden sostener una realidad que se abre paso de forma dramática en muchas empresas.

Podría producirse una fuerte caída de la actividad económica

El presidente de la Cámara de Comercio, Diego Martínez Cano, advierte que en la situación actual podría producirse una caída importante de la actividad económica en la segunda mitad del año, “una vez que dejemos de vivir de la inercia positiva de los dos últimos años”. Esa inercia oculta por el momento los problemas de muchas empresas que están viendo descender los pedidos y los contratos y que afrontan una desaceleración creciente en la mayor parte de los sectores. Martínez Cano afirma que vuelven los cierres de empresas, a pesar de que la crisis parecía haber tocado ya fondo.

El presidente de la Confederación de Empresarios de Almería (Asempal), José Cano, coincide en que la actividad se está parando como consecuencia del descenso de las inversiones, o al menos se está viendo ralentizada en los últimos meses, un problema que achaca a la incertidumbre del momento.

Tanto Cano como Martínez señalan el descenso de la inversión como origen de los riesgos de paralización de la economía, y señalan dos razones primordiales para que eso ocurra: por una parte la ausencia de estabilidad política que se arrastra tras las elecciones de diciembre; por otra la desaceleración que se observa en la economía a nivel mundial.

El presidente de la Cámara recuerda que Almería es una provincia cuya economía está fuertemente vinculada con los mercados exteriores, y la desaceleración del crecimiento le afecta de una forma notable, probablemente más que a otras provincias o regiones españolas.

El presidente de Asempal considera imprescindible la formación de un gobierno en España “porque el dinero es enemigo de la incertidumbre y necesitamos esa estabilidad, y cuanto antes mejor”. Confía en que se produzca “porque creo que los partidos, al menos la mayoría de ellos, lo están entendiendo; no es hora de confrontaciones sino de trabajar todos juntos”.