Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Publicación no comercial.


La tragedia de los Prior

Lenox Napier
Un mojaquero británico

Mucho se escribirá esta semana acerca de Leonard y Helen Prior, que sin quererlo se convirtieron, por las circunstancias, en unos de ser los británicos más famosos que viven en España. La pareja es dueña de la casa que fue demolida en un error de cálculo cobarde y estúpida en Vera (Almería) en enero de 2008. Los Prior vivían tranquilamente en una casa que no estaba en una llanura de inundación. Su casa tampoco estaba en un lugar de belleza singular, ni ubicada en la playa, ni cerca de la carretera o la vía del tren. No estaba en ningún plan de expropiación. Los Prior eran -y son- una simple pareja británica que se había retirado a España, después de una vida profesional en Inglaterra, para disfrutar de sus últimos años con un vaso de vino rosado mientras que veían como el sol se hundía cada noche sobre las colinas ante ellos.

La casa de los Prior, en un momento de su demolición

No está claro por qué su casa fue elegida por los vándalos y no una de las otras que había en la misma zona. Tal vez por ser extranjeros, que desaparecerían, pasados los hechos,  marchándose de nuevo al extranjero. Pero no lo hicieron. Se instalaron en el garaje, haciendo una casa en un pequeño espacio, con agua de manguera  y un generador de electricidad, como tantos otros extranjeros jubilados se han visto obligados a hacer en Andalucía.

Aparecieron en la televisión británica, en repetidas ocasiones. Estaban en todos los periódicos británicos, en repetidas ocasiones. Salieron grabados en la BBC y en otros medios europeos, en repetidas ocasiones. Millones de personas han leído lo que se había hecho a una pareja inocente en los últimos años de una vida.

Ahora, una vez más, Leonard y Helen Prior están en los noticiarios. Esta vez, incluso en los informativos españoles. Por un feliz acontecimiento: el sistema judicial aquí ha culpado al Ayuntamiento de la ciudad. No a los autores materiales del asalto, pero sí a las autoridades locales, que dieron el permiso para el hogar que se construyeron.

El Ayuntamiento tiene que pagar alrededor de la mitad del dinero reclamado por la pareja. Los Prior van a ser indemnizados con lo suficiente como para comprar una casa más pequeña en alguna otra parte.

Andalucía puede sentirse orgullosa de sus 300.000 viviendas 'ilegales', como si nadie supiera de estas casas construidas principalmente para la especulación. Muchos de los constructores estaban ocultos, como sucede a menudo aquí, detrás de simples empresas de 3.000 euros de capital social. Muchos compradores se vieron atrapados por estas trampas. ¿Cómo la Junta de Andalucía (que sabe poner microchips en todos los animales de la región, hasta las cabras), dejó de notar la construcción de 300.000 viviendas, muchos incluso en urbanizaciones ilegales? ¡Un número similar de viviendas a la ciudad entera de Málaga!

Andalucía, una zona con la mayor tasa de desempleo en Europa, un área sin mucha agricultura o  industria, es perfecta como un lugar para retirarse. Una respuesta europea a la Florida americana. ¿Qué hay de mal en eso? Recuérdese que el sur de la Florida tiene un índice de desempleo alrededor del 5 %.