Edita: FIDIO (Foro Indalo de Debate, Ideas y Opinión) C. I. F.: G04253035 Publicación no comercial.


La ilegal toma de posesión de la alcaldesa de Albox, Sonia Cerdán

Juan Torrijos
Periodista

Las malditas prisas, los tontos asesores y los listos dirigentes se han llevado un rapapolvo de la justicia ante la toma de posesión de la alcaldesa socialista de Albox, Sonia Cerdán. Acertaban con la estrategia en La Mojonera. ¿Qué les pasó para no darse cuenta de que en Albox el caso podía tener parecidas circunstancias?

Sonia Cerdán
Las malditas prisas suelen ser siempre malas consejeras, pero si encima los asesores no dan la talla, y en Albox no parece que la dieran, la toma de posesión de la señora alcaldesa se convierte en el hazmerreir político de la provincia y en la constatación de que el PSOE de Almería no siempre tiene despiertos a sus máximos dirigentes. Si es que era de cajón, si te habías ido de un partido y creado un grupo independiente, no podías tomar posesión como miembro del partido.

Hasta los niños de primaria lo saben. Ellos no. Ellos se metieron con todos los que les dijeron que se equivocaban, que estaban en un error, que les estaban tomando el pelo a los electores y a los votantes. No hay peor ciego que el que no quiere ver, y en Albox los concejales escindidos del PSOE y los dirigentes de este partido no quisieron ver una evidente realidad, la que ahora viene a poner la justicia sobre el despacho del Ayuntamiento albojense.

La historia va camino de los tribunales y estos pueden poner en solfa no sólo la toma de posesión, también, y es lo más grave, las medidas que la alcaldesa y su equipo de Gobierno han tomado y tomarán durante un tiempo que se entiende mantiene a una alcaldesa que tomó posesión ilegalmente. Y si tomó posesión de una forma ilegal, estaremos ante una alcaldesa ilegal. ¿O no? Lo mismo se creen que no. ¡Madre, en qué manos estamos!

Los vecinos de Albox no se merecen estar en los tribunales y en las páginas de la prensa por culpa de unos políticos que sólo han jugado en defensa de sus propios intereses, ni siquiera en los de su partido, el PSOE. El colmo de la historia: La  alcaldesa ve confusiones en la fiscalía, que está muy tranquila. Los concejales de Albox, dice, nunca se fueron del PSOE. ¿Cómo? ¿Que fue una patraña la que montaron entre concejales y partido? Lo está poniendo peor, señora alcaldesa. Ahora sabemos que ustedes y su partido mintieron a los vecinos, y cuando un político miente debe dimitir. ¿Cuándo se van a sus casas?